Desde hace unos años, la electricidad se ha apoderado del futuro de la movilidad. Comenzó con el transporte a gran escala en las ciudades gracias a las redes de metro y ahora, unos años más tarde, son los propios automóviles privados los que quieren coger el testigo.

¿Quién te iba a decir que la autonomía de los eléctricos superaría los 400 km en algunos modelos en 2017? Los fabricantes, a raíz del crecimiento de marcas como Tesla, están poniéndose al día en esta tecnología.

Tesla es la que guiará hacia dónde se mueve la red de carga

España se ha sumado tarde al tren de la conducción limpia, sin humos contaminantes. ¿Estamos preparados para la llegada de una nueva forma de conducción? Qué mejor que analizar la red de cargadores existentes en España para ver el potencial de esta nueva manera de movernos.

Es cierto que el mapa de cargadores está dominado por el fabricante Tesla pero cada vez se ven más estaciones genéricas de alta potencia.

Situación actual de la red de carga de vehículos eléctricos en España

Según el mapa interactivo que ofrece Electromaps, la mayor parte de los puestos de carga se encuentran situados en Madrid y Barcelona.

La diferencia, respecto al resto de localidades, es abismal. Esto es así, fundamentalmente, por la mayor densidad de población y mayor número de desplazamientos en la ciudad, además de otros factores sociodemográficos.

En los últimos meses, sin embargo, esta diferencia se ha recrudecido por la inclusión de medidas anticontaminación en las 2 metrópolis españolas, tal y como refleja el medio especializado Car and Driver.

Este tipo de políticas está cambiando la posición del consumidor en referencia a la conducción eléctrica. Aún así, todavía se es reacio ante una apuesta que cuenta con una serie de inconvenientes, del modo que indica Autonocion. Una autonomía relativamente baja o desconocimiento del desgaste de las baterías son algunos sus principales mantras.

Siguiendo el mapa elaborado por Electromaps, se observa que Palma de Mallorca y Valencia son las siguientes urbes donde mayor sentido cobra la movilidad eléctrica. Estas zonas, curiosamente, coinciden con las poblaciones que mayor número de inmigrantes europeos afincados hay en España.

La inmigración del norte de Europa tira del carro de lo eléctrico en España

¿Significa esto que somos una sociedad reticente a lo eléctrico? Para contestar a ello, es necesario ver qué es lo que está ocurriendo en el parque automovilístico español.

Cómo saber si nuestra red abastece lo suficiente la demanda en España

Esta es la estación de supercargadores de Tesla en Murcia. Foro Coches Eléctricos

Para saber si nuestra red de cargadores infravalora la capacidad del mercado, primero es importante ver qué tal se están comportando las compras de este tipo de automóviles. Según la Asociación Europea Manufacturera de Vehículos, también conocida como ACEA, en España está produciéndose un importante avance en la materia.

Según los datos ofrecidos por el organismo, hasta principios de mayo, han vendido un total de 588 vehículos eléctricos en 2017. Esto supone un incremento del 45.2% respecto al mismo periodo del año pasado.

No es extraño ver a nivel mundial incrementos exponenciales pero sí que muestran un mayor enfoque de esta tecnología para el futuro, es decir, año a año se ve más claro el liderazgo de la electricidad en esta industria.

En términos generales, si a ello sumamos otras alternativas como los híbridos enchufables o pila de combustible de hidrógeno, el crecimiento se dispara al 87.4%.

Cómo será la expansión de cargadores en España

La llegada del Tesla Model 3 supondrá un incremento de las estaciones de carga. Tesla

Es lógico pensar que, al igual que ha ocurrido en el resto de países, Tesla sea quien imponga la referencia. Al y fin y al cabo, la compañía norteamericana es la líder del mercado por lo que su red de supercargadores, así se conocen coloquialmente, incentivará la oferta de este tipo de estaciones.

Siguiendo esta premisa, la expansión irá produciéndose hasta conectar, en primer lugar, distancias que puedan unirse con un único ciclo de carga, es decir, unos 400-500 kilómetros.

Tesla marcará la pauta de la expansión de los puestos de carga en España

Teniendo como principal eje Barcelona y Madrid, tanto la costa mediterránea como el norte serán las primeras poblaciones en incrementar el número de cargadores. El recorrido seguirá hacia el sur, avistando para 2020 el desarrollo de la red en Andalucía y resto de España.

A ello contribuirá las ventas del Model 3, el último modelo fabricado por la compañía, tal y como predice el diario El Español. Su precio más económico que los Model S y Model X, así como su aspecto, tecnología o seguridad, le valdrá un elevado nivel de ventas a la compañía.

La instalación de postas no ha hecho más que empezar pero es importante que el mercado crezca cubra toda la geografía española

Lo que queda de año y 2018 marcará un antes y un después en cuanto al desarrollo de una red de infraestructuras de carga. Si además contribuye el sector público con subvenciones a la creación de este tipo de estaciones, el proceso se multiplicará de forma exponencial.

Los combustibles fósiles, pese a los yacimientos de petróleo que se están descubriendo, tienen los ‘años’ contados por lo que la alternativa eléctrica ya está aquí para quedarse.

Todo consistirá en una retroalimentación entre la adquisición de vehículos y la inversión en estaciones de carga. Si se incrementa una variable, afectará directamente a la otra.

Al fin, como todo, dependerá de lo que quiera y esté dispuesto a pagar el consumidor. Quizás, una solución, sea mostrar cuáles son los beneficios de este tipo de tecnología en relación con lo tradicional.