Tesla es una de las compañías más implicadas en lo que se refiere a movilidad sostenible. Desde hace un tiempo, la red Supercharger se ha convertido en una de sus principales señas de identidad. Tanto es así que los programas de instalación de estaciones cada vez ocupan mayores extensiones de terreno. Ahora, con la publicación de resultados del primer trimestre, Tesla es consciente de su diferenciación.

La disposición de estos puestos de carga de alta potencia es una de las principales ventajas competitivas de la compañía frente a la competencia. Además, cada cierto tiempo se llevan a cabo actualizaciones, bien en los vehículos o en las propias estaciones, para albergar una mayor potencia. ¿Estamos ante un proyecto que es base de su modelo de negocio? Desde que cobra del cliente, sí.

Tesla proporcionará energía renovable en la red Supercharger este año

Mediante la exposición de resultados mencionada anteriormente, Tesla ha querido mostrar cuáles son algunas de las claves para entender por qué estamos ante una compañía distinta al resto. Al parecer, según se puede leer en el portal especializado InsideEVs, la firma de coches eléctricos pretende que toda la energía suministrada por los puestos de carga Supercharger provenga de fuentes de energía renovables. ¿Es esto posible a finales de 2021?

Se trata de un desafío que no será nada fácil de cumplir. Al fin y al cabo, basta con echar un vistazo a la localización de todas las ubicaciones para entender cómo un proyecto de estas características no se puede realizar de la noche a la mañana. Aun así, cabe destacar que la compañía cuenta para ello con la presencia de sinergias muy positivas de la mano de SolarCity.

Veamos cómo espera Tesla conseguir este objetivo, cuáles son las claves para entender esta nueva política relacionada con la carga del coche eléctrico y, por supuesto, hasta qué punto puede tener un impacto en la visión de la compañía. ¿Era este el paso necesario que faltaba para justificar la transición ecológica que está viviendo el sector? He aquí las claves.

Las estaciones de carga contarán con energía renovable

Tesla es una de las compañías que más hate sufre en la industria. Cada vez, eso sí, quedan menos motivos para serlo. Muchos usuarios alegan que, por muy ecofriendly que sea la compañía en su apuesta por la movilidad eléctrica, la energía proviene de fuentes que, en muchos casos, son contaminantes. Esta propuesta, por tanto, acabaría con esta idea.

Tesla proporcionará energía renovable a finales de 2021 en su red Supercharger. Tesmanian

Este proyecto podría lograrse a través de la masiva instalación de placas fotovoltaicas, algo que no se ha confirmado todavía. Se trata de una apuesta muy interesante a tener en cuenta para los próximos meses, ya que será uno de los mayores desafíos de Tesla en el corto plazo. Sea como fuere, lo cierto es que la red Supercharger ya se ha situado como uno de los modelos de negocio rentables.

El objetivo de emisiones de carbono neutras está más próximo que nunca

Hay que recordar que hace tan solo unos meses, los usuarios comenzaron a pagar cada vez que tenían que cargar las baterías de sus automóviles. El coste del servicio, no obstante, no desincentivaba su uso, ya que los precios son más competitivos que la mayoría de opciones presentes en el mercado. De hecho, lo cierto es que no hay una gran cantidad de compañías que pueden competir.

Esta propuesta podría marcar un antes y un después en relación con el objetivo de emisiones de Tesla. Hay que recordar que una de las metas de Tesla en el medio plazo es conseguir la huella de carbono neutra, es decir, ser una firma capaz de producir automóviles sin provocar emisiones contaminantes de cualquier tipo. ¿Estamos más cerca de conseguirlo a través de este plan?

Unos registros que demuestran el papel de la red Supercharger

¿Crees que la red Supercharger es un modelo de negocio residual en Tesla? Lo cierto es que es una de las fuentes de ingresos que más recorrido puede tener a lo largo de los próximos años. Todo ello teniendo en cuenta, además, que solo los vehículos de la compañía son los que pueden acceder al sistema de carga. ¿Cuáles son algunos de los datos de más relevancia a favor de las estaciones?

La red Supercharger es uno de los pilares de competitividad de Tesla frente a la competencia. Forbes

Entre los múltiples datos ofrecidos en la presentación de resultados, cabe destacar cómo ya se han realizado procesos de carga por valor de 2,4 TWh de energía. Esto equivaldría a un total de 83.000 millones de millas recorridas sin emisiones contaminantes, un registro que permite entender la necesidad de esta información para comprender el periodo en el que se encuentra el coche eléctrico.

Habrá que estar muy atentos a ver qué es lo que ocurre en los próximos meses, por qué estamos ante un momento clave para entender el modelo de negocio propuesto por Tesla para los próximos meses y, por supuesto, cuál será la diferenciación de la compañía a través de los sistemas de carga del coche eléctrico.