La movilidad actual está dominada por los motores de combustión y el tradicional puesto de conducción del clásico conductor. Ahora bien, ¿qué ocurrirá en, por ejemplo, un lustro? Teniendo en cuenta los avances que están produciéndose, todo parece indicar que, a lo largo de los próximos años, se espera que el usuario dé paso a la máquina para llevarnos de uno a otro lado.

El coche autónomo, no obstante, requiere la realización de una serie consideraciones antes de que cualquier persona pueda acceder a la utilización de esta innovación. Una de las soluciones que más está llamando la atención del público es la que ha mostrado Rivian desde hace, escasamente, unos días. ¿Cómo controlar los desplazamientos de, por ejemplo, nuestros hijos o mayores?

El Modo Guardián es una tecnología que todavía está en fase de desarrollo

La escena más representativa que podemos tener en cuenta es la siguiente. ¿Imaginas ordenar a tu vehículo autónomo que pase a recoger a tus hijos a una hora concreta? Esto es justo una situación muy concreta que podría ocurrir en un futuro. Pues bien, ¿cómo controlar la actitud de los niños en el camino de vuelta a casa? El denominado Modo Guardián es, sin duda, un elemento clave en este aspecto.

La autonomía en la conducción permitirá al usuario conocer, en todo momento, datos en tiempo real en relación con el trayecto desde que se ordena la realización de una ruta determinada. ¿En qué momentos es útil el nuevo modo que ha patentado el fabricante llamado a competir con Tesla a lo largo de los próximos años en el mercado de automóviles eléctricos? La apuesta está encima de la mesa.

El Modo Guardián viene desarrollar un sistema de control parental con el objetivo de garantizar la seguridad de las personas que se encuentran en el interior del vehículo que está moviéndose de forma autónoma. Ahora bien, ¿cuáles son los factores a tener en cuenta? ¿Por qué esta tecnología debe ser revisada por los organismos más destacados que han desarrollado el programa?

Un modo de conducción creado para mejorar la seguridad del usuario

Para entender el funcionamiento de esta solución, es necesario tener siempre presente el ejemplo descrito anteriormente. ¿Tienes niños cerca a tu alrededor por cuestiones familiares o conocidos? Habrás podido comprobar, o sufrido en tus propias carnes, cómo la curiosidad es una de sus principales defectos. Imagina, por tanto, si no tienen el control parental en la proximidad.

Rivian invertirá en tecnología autónoma para competir con Tesla en un futuro. Autonoción

Como podrás imaginar, tener a mano elementos básicos como un volante, pedales o, simplemente, la posibilidad de desabrochar el cinturón de seguridad, provoca que el riesgo de provocar un accidente, sea mayor. Ante esta situación, Rivian plantea la opción de limitar la operativa de la persona que se encuentre en el interior durante un desplazamiento. ¿Cómo? Muy sencillo.

Rivian se convertirá en una de las empresas más tecnológicas de la automoción

A través de una app desarrollada para mantener contacto directo con el propietario del vehículo, se podrá controlar todo lo que ocurre en el habitáculo durante el trayecto. Para entenderlo mejor, veámoslo con un ejemplo. Imagina que tu hijo/a viaja en las plazas traseras de un coche autónomo con destino a tu casa. De repente, por curiosidad, decide bajar la ventana.

Tras accionar el botón, el sistema patentado por la firma de coches eléctricos pediría, antes, permiso a la persona dueña del automóvil. Únicamente si este diese su consentimiento, se podría accionar el mecanismo de bajada de las ventanas. ¿No te parece útil e interesante? Esto será fundamental en los trayectos del futuro sin asistencia del conductor.

Una tecnología que deberá introducir una mayor diferenciación

Este modo, en un futuro, podría llegar a ser obligatorio por las consecuencias que podrían derivarse de una mala utilización de un coche autónomo. Más aún teniendo en cuenta que los desplazamientos deberán permitir llevar a personas de todos los perfiles para ser un estándar en el sector. ¿Es un método fiable? Varias son las cuestiones que cabría preguntarse al respecto.

El interior de Rivian muestra sus grandes dotes a nivel tecnológico. Highmotor

Por un momento, pensemos en la seguridad. ¿Qué ocurriría, de repente, si el usuario se viese en la necesidad material de abandonar el automóvil por una circunstancia muy concreta o por peligro inminente? ¿Habría algún comando a ejecutar que liberase, por ejemplo, el anclaje del cinturón de seguridad o la apertura de las puertas? He aquí un elemento fundamental a tener en cuenta.

La app mostrará información en tiempo real sobre qué ocurre en el interior del vehículo

Otro elemento determinante estaría relacionado con la información que se mostrase al usuario que maneja la app a kilómetros de distancia. ¿Podría ver, en tiempo real, el trayecto que está realizando el usuario y mostrar qué es lo que está realizando la persona que ocupa alguna plaza en el interior del mismo?

Como ves, muchas son las dudas que hay al respecto. Tal y como se puede leer en Electrek, a lo largo de los próximos meses, se conocerán nuevos detalles al respecto. Tesla, por su lado, investigará sobre cómo innovar respecto a esta alternativa, ya que la conducción autónoma será uno de los pilares de su modelo de negocio.