La tecnología relacionada con la movilidad está desarrollándose a pasos agigantados. La mejora a nivel software está consiguiendo que el papel del conductor, con el paso del tiempo, esté teniendo un menor protagonismo. En este sentido, uno de los causantes de esta situación es la aparición en el sector de empresas como NVIDIA. ¿Hasta qué punto el fabricante informático nos traerá el mejor sistema?

Desde hace un tiempo, hemos visto cómo el coche autónomo requiere la colaboración continuada entre las firmas tecnológicas y los fabricantes de automóviles. Esto ha permitido acelerar la transición hacia una movilidad en la que se espera que la tasa de accidentes se reduzca de forma exponencial. ¿Ha llegado el momento de decir adiós a las víctimas mortales en la carretera?

NVIDIA está realizando muy importantes inversiones en materia de conducción autónoma

NVIDIA es una de las compañías que más está apostando por esta tecnología. El objetivo pasaría por lanzar su revolucionario producto bajo el formato de alquiler o su amortización a través de la venta. Sea una u otra alternativa, la marca ha conseguido introducir mejoras en busca de su objetivo. Esto es posible gracias a la utilización de procesadores de muy alta tecnología.

¿En qué consiste el trabajo que está realizándose gracias a estos equipos de procesamiento de información tan eficientes? Los denominados superordenadores son máquinas capaces de leer y analizar y procesar mucha más información que las herramientas dispuestas para el público usual. Esto hace que estemos ante una propuesta de gran calado en esta industria determinada.

Veamos, por tanto, cómo NVIDIA ha conseguido posicionarse como una de las compañías referentes en cuanto a la búsqueda del Santo Grial de la movilidad del futuro. Lograr un nivel 5 de autonomía de conducción es algo que ha dejado de ser una utopía gracias a la colaboración expresa de empresas como la que es protagonista a continuación.

El superordenador de NVIDIA para atraer la conducción autónoma

DGX SuperPOD, así es la denominación que se le ha querido dar a la computadora que copa el número 22 del ránking mundial a nivel de potencia informática. Su fabricación se ha realizado con el fin de encontrar una tecnología que permita al futuro coche autónomo disfrutar de una conducción sin la contribución del conductor tradicional. ¿Cuáles son las principales cualidades?

El superordenador DGX SuperPOD de NVIDIA está diseñado para contribuir a la innovación en materia de conducción autónoma. NVIDIA

Esta innovación ha llegado de la mano de NVIDIA gracias a la utilización de hasta 96 unidades DGX-2H de GPU. De esta forma, el ordenador consigue la obtención y tratamiento de una gran cantidad información, lo cual es prioritario en el futuro desarrollo de la centralita del coche autónomo. Su desarrollo interno convierte a este producto en uno de los más sofisticados del mundo.

El coche eléctrico genera muchos gigabytes de información en una hora de desplazamiento

Tal y como se puede leer en el blog oficial de NVIDIA, posee una capacidad de proceso de 9,4 petaflops, lo cual lo convierte en una de las mejores máquinas para la gestión de sistemas complejos relacionados con la inteligencia artificial. Esta potencia de procesamiento es fundamental en el ámbito de la innovación digital actual y, por supuesto, futura.

Para entender la complejidad del coche eléctrico, basta con informar sobre la generación de datos que se producen en una única hora en un coche autónomo. Debido a los múltiples parámetros que se tienen en cuenta, es lógico pensar que muchos son los gigabytes que se generan durante el movimiento. Al fin y al cabo, son varias cámaras y radares las que provocan este volumen de información.

Velocidad en el tratamiento como eje innovador de NVIDIA

La capacidad de procesamiento es el núcleo fundamental para entender el desarrollo de la movilidad sin conductor. El coche autónomo conlleva la gestión de muchos datos para garantizar la seguridad de ocupantes y resto de usuarios. Esto, de hecho, guarda especial relación con el desarrollo de la tecnología 5G. ¿Hasta qué punto está el sector preparado para el cambio?

NVIDIA anticipará la llegada del coche autónomo gracias a la utilización de un superordenador. Engadget

La optimización del espacio sigue siendo el principal problema hacia la estandarización del coche autónomo. El DGX SuperPOD sigue siendo muy difícil de incluirse dentro del concepto de vehículo, por lo que es inviable bajo este formato. El objetivo, por tanto, debe ser reducir su tamaño a la mínima expresión sin penalizar las aptitudes de esta innovadora solución.

Varias empresas del sector están colaborando en el desarrollo del coche autónomo

¿Cuándo se producirá una mejora que permita su transporte? Parece que es todavía demasiado pronto para anticipar esta revolucionaria innovación. No obstante, varias compañías ya están trabajando conjuntamente para reducir costes y anticipar la llegada de una opción que satisfaga a los fabricantes, los cuales se convertirían automáticamente en los clientes más destacados.

¿Crees que en 2030 el papel del conductor convencional quedará relegado a la mínima expresión? Teniendo en cuenta lo rápido que está evolucionando esta tecnología, esto es lo que podría sugerirse. No obstante, todavía queda mucho trabajo por hacer y muchas barreras por lidiar, entre las cuales cabe mencionar una fundamental, la legal.