Todos los coches eléctricos disponen de una ventaja respecto a los homólogos de combustión interna; los primeros disponen del par máximo nada más pisar a fondo el acelerador.

Tesla es un fabricante experto en promocionar la conducción deportiva. Pese a que no produce modelos deportivos, su actual gama al completo realiza unos registros que pueden equipararse a los que realizan modelos de corte mucho más aspiracional.

Tesla ofrece una variante con doble tren de potencia perfecta para el 1/4 de milla

Aun así, dentro de la división de la compañía americana, aún hay hueco para alternativas más deportivas. Éstas llevan la letra ‘P’ firmada en el maletero, la cual acompaña a la versión que se escoja. Esta aparentemente inofensiva letra es la inicial de Performance, que es como desde Palo Alto se define a la deportividad.

En la red pululan miles de vídeos en los que se puede observar cómo la gente reacciona a su increíble sacudida desde parado. Todo ello se debe, principalmente, al denominado Ludicrous Mode y, sin embargo, aún no es de agrado de muchos de sus propietarios.

Esto sí, tan solo unos pequeños cambios servirían para que la gran mayoría de dueños recuperasen la sonrisa. ¿Qué es lo que está ocurriendo?

Ludicrous Mode, la opción que carece de lógica que ha sembrado debate

Desde hace un tiempo, las versiones más aspiracionales de los Model S, Model X y ahora, del Model 3, ofrecen la posibilidad de catapultar a los ocupantes con el llamado Ludricrous Mode, tal y como se puede leer en Hipertextual. Este modo, valga la redundancia, provoca que toda la energía de las baterías esté disponible cuando se pisa el pie derecho.

Sin embargo, es bastante laborioso tener que conectar este sistema. De primeras, es necesario estar completamente parado. Después, toqueteando en la kilométrica pantalla, se debe acceder a la opción Ludicrous, disponible justo al lado de la opción Sport.

El botón Ludicrous es lo primero que hay que accionar para conectar el sistema. Car

Tras pulsar, aún hay que esperar unos segundos que se hacen eternos, para después volver a darle a aceptar tras aparecer una nueva pantalla. Para realizar toda esta fase pasaban unos cuantos segundos.

Según se puede leer en Electrek, la última actualización del software de la compañía, la cual ya ha sido lanzada a los poseedores de un Tesla, ahorrará al conductor tener que realizar todas estas acciones.

El sistema será mucho más rápido, lo cual permitirá con toda la potencia de las baterías al instante y sin necesidad de seguir todas las instrucciones.

Todo será mucho más eficiente, pero sin eliminar las advertencias

El modo Ludicrous, además de ser adictivo, es alocado. Desgasta las baterías mucho más rápido que utilizando otras opciones de conducción más pausadas. Sin embargo, disponer de un altísimo caballaje a cualquier rango de revoluciones no tiene precio.

No obstante, la compañía ha decidido seguir incluyendo las advertencias que avisan de las consecuencias que puede provocar abusar de esta conducción deportiva. Las baterías, al generar tanta electricidad al instante, aceleran su deterioro, pudiendo reducir la autonomía con el paso del tiempo.

Hasta ahora, había que activar el modo tras realizar una serie de incómodos pasos. Car

En Tesla lo saben, por lo que han decidido mantener esta apreciación en aras de no deteriorar en exceso el tren de potencia de las unidades firmadas bajo el paquete Performance.

Por qué activar el Ludicrous Mode no es ir de farol

El mayor desempeño de las baterías es algo que rompe con todos los clichés que siempre habían rodeado al coche eléctrico. Ni lentos, ni aburridos. No, más bien todo lo contrario.

¿No lo crees? Entonces, ¿por qué no ves este vídeo y alucinas con su increíble aceleración? A su lado, este Model X P100D tiene, nada más y nada menos que un Lamborghini Aventador. Y no, no es un Aventador cualquiera, no, estamos ante el… ¡Super Veloce!

Según se puede apreciar, da igual que el crossover disponga de más de 2 toneladas de peso o que tenga un peor coeficiente aerodinámico. Todo ello no le impide hacerse con una fácil victoria frente al hiperdeportivo italiano.

¿Es la demostración definitiva de la superioridad de lo eléctrico? Sea como fuere, lo cierto es que el resultado es clamoroso y define a la perfección cómo se producirá el salto de tecnología en los próximos años.

Una actualización que mejorará las versiones Performance

Es cierto que la nueva actualización, denominada 2017.32, no proporcionará una mejora de las prestaciones, pero sí que servirá para incentivar la utilización de la opción más interesante que hay desde el punto de vista dinámico.

El futuro determinará si hacer uso continuo del Ludicrous resta autonomía

Aun así, habrá que estar atentos a ver qué es lo que ocurre con las unidades que más hagan uso del famoso Ludicrous Mode. ¿Sufrirán estas baterías un desgaste desproporcionado? El tiempo y su futura autonomía lo dirá.

Mientras tanto, esta solución ridícula (tal y como así la definen en Tesla) seguirá complaciendo a aquellos que disfrutan de la adrenalina que causa su aceleración.