En la automoción actual, el sistema de conducción autónoma se ha convertido en algo prioritario. Esto es así debido, principalmente, a las múltiples líneas de actuación que tendría si, finalmente, se decide su estandarización en el mercado. Se trata, por tanto, de una de las ramas de innovación con mayor futuro en el sector del automóvil. Ahora bien, ¿en qué punto se encuentra actualmente?

Se sabe que compañías como Tesla o Waymo, entre otras, ya disponen de la tecnología suficiente como para sustituir, con mayor eficiencia, el papel del conductor medio. No obstante, múltiples barreras legales o la desconfianza del usuario, hacen que su impulso en el mercado convencional, no parezca tan próxima. Ante la situación actual, ¿estamos ante un momento especialmente complicado?

El Autoñilot lleva desarrollándose desde hace varios años

Sí, y buena prueba de ello, es la oportunidad que está ofreciendo la compañía de Palo Alto en cuanto a su sistema de contratación. En este sentido, Elon Musk y su equipo está realizando importantes movimientos en lo que se refiere a la búsqueda de personal con un objetivo muy claro. La meta es obtener una mayor cantidad de experiencia en la conducción del Autopilot.

Hace solamente unas semanas, el Autopilot FSD se anunciaba como un programa beta. De este modo, cualquier propietario de la marca podría probar y ofrecer sus datos para que fuesen recopilados por la empresa californiana. Ambas partes parece que se verían beneficiadas. Los clientes de Tesla disfrutarían de una conducción única y la compañía podría mejorar los puntos débiles del sistema.

Veamos, con más detalle, en qué consiste la nueva propuesta de empleo de Tesla, por qué se trata de un programa con un gran potencial para los próximos meses y, por supuesto, hasta qué punto puede contribuir esta parte de la plantilla al diseño del Autopilot definitivo. ¿Dejaremos de llamarlo asistente a la conducción para pasar a denominarlo sistema de conducción autónoma?

Autopilot, una tecnología autónoma con millones de kilómetros a sus espaldas

Pese a que múltiples compañías, de distinto tamaño todas ellas, están trabajando en un sistema de conducción autónoma completo, Tesla posee una ventaja competitiva al respecto. Su principal diferenciación radica en la disposición de un programa de pruebas que se lleva a cabo a través de la cesión de datos de sus propios clientes. La marca de Palo Alto recopila, por tanto, millones de kilómetros en información.

El Autopilot será el sistema de conducción autónoma de Tesla. Hipertextual

Aun así, parece que no será suficiente. Esto es lo que se puede entender tras analizar múltiples anuncios que están popularizándose por todo Estados Unidos. Lo que comenzó como una propuesta de empleo únicamente disponible en California, pronto se ha extendido a otros Estados. De esta forma, según se puede leer en Electrek, ya son Nueva York , Chicago, Washington, Filadelfia y Miami, además de Phoenix y Texas.

La conducción autónoma siempre ha sido una prioridad en Tesla

En las propuestas de empleo, se especifica la realización de exámenes de conducción en el ámbito interno. Con ello, se conseguirá toda una serie de casuísticas que están relacionadas con cualquier tipo de maniobra convencional. De este modelo, se contará con un sistema de conducción autónoma mucho más completo. No obstante, el problema está relacionado con el tiempo.

¿Por qué? Desde hace un tiempo, Elon Musk lleva asegurando que su sistema de conducción autónoma es más eficiente que el clásico conductor. No obstante, llevar a cabo estos planes de empleo no hacen más que poner en tela de juicio una tecnología que no para de incorporar un mayor número de competidores conforme pasa el tiempo. ¿Es el momento de eliminar el volante del habitáculo?

Un propósito para llegar al Nivel 5 de autonomía en la conducción

Tesla, desde hace mucho tiempo, tiene entre ceja y ceja crear un asistente a la conducción diferencial. Dentro de la gama de autonomía, el nivel 5 es el que no precisaría de ninguna ayuda por parte del usuario. Al parecer, tal y como se puede leer en el portal mostrado anteriormente, Elon Musk ya estaría dispuesto a ofrecerlo a finales de este año. ¿Realidad u optimismo a raudales?

El Autopilot de Tesla no es un sistema completamente seguro de conducción autónoma. Auto Express

Cabe destacar que el Autopilot no es, todavía, un sistema de conducción autónoma. Es un asistente, por lo que el usuario debe prestar atención a la carretera en todo momento. Sea como fuere, se han producido importantes avances en esta materia a lo largo de los últimos meses. Este último movimiento, por el contrario, choca con la opinión que se tiene al respecto.

¿De verdad es necesaria la aportación de más información todavía a través de los potenciales empleados de la compañía? Habrá que esperar un tiempo para disfrutar de más información al respecto. No obstante, estamos ante un momento clave que podría hallar la solución a lo largo de los próximos meses.