Close Button
Compartir

Tesla tiene un sistema de obtención de ingresos adicional a todos los que conoces. Además, sirve para debilitar a la competencia, así es.

Tesla es una de esas compañías que nace cada varias décadas. Con el paso de los años, ha conseguido hacerse un hueco en una industria en la que la oferta no era capaz de detectar las ganas de la demanda por contar con automóviles eléctricos de calidad. En apenas unos años, la firma con sede en Palo Alto ha conseguido adelantar por la derecha a históricos fabricantes de cualquier talla. Tanto es así, que muchas marcas están haciendo lo imposible para alcanzarla.

Hace escasamente unos días, Volkswagen reconoció que Tesla ha provocado que la empresa haya acelerado sus planes de la división eléctrica. El holding empresarial germano no es, ni mucho menos, el único que ha querido mostrar sus planes de electrificación tras contemplar el éxito de la compañía cuyo máximo exponente es Elon Musk. Como es lógico, Tesla es consciente de esta ventaja competitiva y, por ende, intenta sacar el máximo partido al respecto.

Todos sabemos cuáles son las principales líneas de negocio de la compañía, ¿verdad? El propio vehículo, los programas de suscripción o el surtido energético en sus denominados Supercharger son algunas de sus principales fuentes de ingresos. Sin embargo, hay una adicional que no todo el mundo conoce. De hecho, las entidades que acuden a esta práctica tampoco obtienen una gran reputación por ello. Sí, hay fabricantes que pagan ingentes sumas de dinero a Tesla.

¿En qué otra industria estaría bien considerado que una empresa pagase a su propia competencia? Es un sinsentido que, sin embargo, las leyes presentes en Europa hacen esto pueda ser así. El último movimiento al respecto tiene como protagonista a Land Rover, una compañía histórica en el sector del automóvil. Más todavía en Europa. Y bien, ¿por qué debe pagar el fabricante británico a Tesla?

Veamos cómo la producción exclusiva de vehículos eléctricos puede ser un referente en los próximos años para Tesla. Al fin y al cabo, es lo que tiene competir en un mercado en el que no se ha sabido adaptar a las nuevas tecnologías a tiempo. Malas inversiones y, por supuesto, atrasar al máximo planes de electrificación ha provocado una situación verdaderamente difícil para algunas tradicionales firmas.

Sí, Land Rover también se unirá al club de fabricantes que pagan a Tesla

Es importante tener en cuenta que no se trata de un pacto de no agresión entre marcas o, simplemente, la compraventa de información referente a la producción de automóviles eléctricos. El asunto está directamente relacionado con la presencia de una regulación determinada en Europa. Según se puede leer en el portal especializado Electrek, Land Rover acudirá a Tesla para poder seguir comercializando automóviles. Esto es así debido, principalmente, a una reglamentación presente en Europa.

Tesla ganará dinero con Land Rover, así es su fuente de ingresos que muy pocos saben

Tesla es una de las principales compañías del mercado eléctrico en la automoción. Teslarati

El funcionamiento de esta directiva radica en la transición ecológica que deben realizar todos los fabricantes. Se trataría, dicho de un modo coloquial, en la disposición de determinados derechos de contaminación. Cada actor en el mercado cuenta con X unidades, las cuales dependen del volumen de producción. Si se pasa del límite, las multas millonarias entran en juego. Y te preguntarás, ¿qué tiene que ver Tesla en esta historia?

La firma comandada por Elon Musk no produce vehículos de combustión, por lo que todos esos 'derechos' que posee los puede ceder a terceros. Teniendo en cuenta que Tesla jamás utilizará esta oferta de permisos, los comercializa a terceras firmas, las cuales no se han puesto las pilas en lo que se refiere a transición ecológica. Es una política fundamental con la que las 2 partes salen beneficiadas. Ahora bien, ¿por qué le interesa a Land Rover esta opción?

Según se puede leer en el portal citado anteriormente, la compañía británica, propiedad del grupo TATA Motors, pagó en torno a 50 millones de dólares en sanciones por haber excedido el volumen de producción. Se espera, por tanto, que la cuantía que se deba transferir a Tesla no alcance dicho nivel. Aun así, ¿qué otros ejemplos han tenido lugar en los últimos años? Sin duda alguna, el ejemplo más claro nos lo muestra Honda Y FCA.

Honda y FCA como referenteS en pagos a Tesla por este tipo de derechos

¿Qué ocurre cuando un fabricante produce automóviles generalistas? Requerirá un mayor número de permisos de contaminación. Al parecer, este tipo de prácticas llevan sucediéndose desde 2019. En dicho año, FIAT Chrysler Automobiles, parte de lo que actualmente es Stellantis, llegó a pagar hasta 2.000 millones de dólares a Tesla para poder incrementar el volumen de producción de automóviles de combustión interna.

Tesla ganará dinero con Land Rover, así es su fuente de ingresos que muy pocos saben

El sistema de producción de Tesla es uno de los más eficientes del mercado. CNBC

El año pasado, además de este conglomerado, fue Honda la compañía que recurrió a esta práctica. En la actualidad, Honda continúa sacando partido al acuerdo, lo cual demuestra el gran trabajo queda por hacer en lo que se refiere a transformación del parque automovilístico.

Habrá que esperar un tiempo para saber si se intensifican las medidas políticas para favorecer, todavía más, al coche eléctrico o si, por el contrario, no se requieren incentivos adicionales por ser esta tecnología mucho más competitiva en el mercado.

Temas relacionados: Motor

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Disney+ logo
¡3 meses de Amazon Audible GRATIS! Accede a más de 90.000 audiolibros y podcasts originales Prueba gratis
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!