Close Button
Compartir

Tesla es un referente en movilidad eléctrica. ¿También en producción de automóviles? Así se ensambla el Model Y en la factoría de Shanghai.

Tesla es un referente en movilidad sostenible, de ello no hay duda. Podría decirse, de hecho, que parte del éxito comercial de las mecánicas eléctricas deriva de lo pioneros que fueron los Model S y compañía hace tan solo unos pocos años. En la actualidad, podemos encontrar modelos puramente eléctricos en una gran parte de fabricantes del mercado. Aun así, la marca de Palo Alto es clave.

Gracias al impulso de innovaciones, tanto a nivel eléctrico como todo lo relacionado con la conducción autónoma, Tesla ha conseguido hacerse un importante espacio. En este sentido, nos encontramos ante una propuesta que destaca por sus mejoras introducidas en los últimos años y, por supuesto, por la forma de producir los vehículos. En este apartado, como era de esperar, también hay cambios.

Los robots son una de las piezas clave de la tecnología de Tesla en producción

Es cierto que la mayoría de fabricantes hace mucho tiempo que introdujeron los robots. La especialización de estos sustitutos de mano de obra ha sido una constante en la automoción, pero esta empresa ha llevado esta política a la máxima expresión. Basta con ver las imágenes que te mostramos un poco más abajo para entender hasta qué punto se consigue prescindir de parte del personal.

En su conjunto, idear y desarrollar todo el circuito de producción no es tarea sencilla, ¡ni mucho menos! Sin embargo, este esfuerzo extra merece mucho la pena, ya que Tesla puede, gracias a ello, contar con una mayor productividad. Este tipo de avances, lo que consiguen, es disfrutar de un producto mucho más completo. Es aquí donde la competitividad de la firma es superior en todos los sentidos.

Veamos, por tanto, cómo es el proceso de producción de un Tesla Model Y, por qué es lógico entender la importancia que posee este modelo para la compañía de coches eléctricos y, por supuesto, hasta qué punto es sostenible mantener este ritmo de producción en un futuro. ¿Seguirá la Gigafactory de Berlín los pasos dados por esta factoría? He aquí algunas claves.

Un sistema de fabricación propio de otra época

Tesla apenas requiere personal de carne y hueso en cada una de las diferentes estaciones que conforman el circuito de producción de un coche eléctrico. Siguiendo este patrón, nos encontramos ante una propuesta que destaca, sobre todo, por contar con superficies muy limpias, sin presencia de piezas auxiliares por los suelos o manchas derivadas del increíble ritmo de producción.

Cabe destacar cómo la compañía de Palo Alto ha desarrollado un sistema de producción que, curiosamente, es parcialmente diáfano. La automatización de la producción no está en contra del aprovechamiento al máximo del espacio, una premisa muy tenida en cuenta por parte de la firma. Esto permite, siendo una de las claves de la producción de Tesla, incrementar la fabricación día a día.

Tesla cuenta con instalaciones con una imagen muy detallada y personal

En las imágenes, según se puede leer en el portal especializado InsideEV's, se puede observar el conjunto de baterías formado por celdas 2170 de LG, la tecnología más empleada en la actualidad por el coche eléctrico. Se espera, siguiendo este hilo, que muy pronto pueda haber disponibles una nueva generación que permita incrementar la autonomía y reducir la degradación.

En la actualidad, en dicha factoría se están produciendo en torno a 1.000 unidades del Model Y, las cuales sirven para atender la demanda de varios países. El objetivo es incrementar rápidamente la producción para reducir el problema generado por la Gigafactory de Berlín, la cual será una realidad unos meses más tarde por la presencia de una serie de problemas burocráticos.

Aprovechar la Gigafactory de Shanghai al máximo para atender la demanda

La paralización de las obras de Berlín ha provocado que Shanghai haya tenido que acelerar la producción de este SUV de tamaño medio. Se espera que para el último trimestre del año pueda salir de la fábrica alemana la primera unidad de fábrica. ¿Será posible? Ciertamente, teniendo en cuenta se trata de algo ajeno, parece difícil asegurar que, ciertamente, se producirá su llegada.

Tesla Model Y, así es su proceso de producción en la factoría de Shanghai

Tesla es un referente en el mercado del coche eléctrico. Auto Dinámico

Además, cabe destacar que el proceso de fabricación que Tesla pretende implantar en Berlín será mu distinto al presente en Shanghai. La presencia de una máquina especial, solo disponible en dichas instalaciones, permitirá reducir el número de piezas en cada vehículo. De este modo, estamos ante un producto que contará con alguna que otra diferenciación al respecto.

Aun es pronto para asegurar si será preferible la propuesta europea a la asiática. Sea como fuere, el proceso de producción del Model Y nos permite entender hasta qué punto nos encontramos ante un fabricante serio, con confianza para seguir siendo un referente en el mercado y, por supuesto, cuáles son las claves que le permiten diferenciarse frente a las demás compañías.

Temas relacionados: Motor

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!