Close Button
Compartir

Tesla ha conseguido implementar un eficiente sistema de fundición en la cadena de producción. ¿Por qué estamos ante un modelo que permitirá al coche eléctrico ser más eficiente?

En el mercado de la automoción se está llevando a cabo una profunda transformación. El objetivo es conseguir hacer mucho más eficiente la producción de alternativas eléctricas para poder mejorar su competitividad. Esto hace que los procesos de fabricación sean mucho más eficientes, algo que se consigue mejorando la intensidad de los factores o, por supuesto, disminuyendo sus requerimientos.

En este sentido, Tesla es una de las compañías más destacadas en la materia. La competitividad de la compañía con sede en Palo Alto es una de las principales referencias en materia de reducción de coste. Aun así, observando el precio final de sus vehículos y su público objetivo, todo parece indicar que sigue siendo una alternativa no apta para todos los públicos por su alto coste.

Tesla ha introducido importantes mejoras en la cadena de montaje de sus automóviles

Es cierto que en el medio plazo es posible obtener un mayor rendimiento con un Model 3 frente a sus equivalentes de combustión interna. Sin embargo, no siempre es sencillo poder gastar más de 40.000 euros en una unidad. Dicho lo cual, la firma más destacada en movilidad eléctrica está dando importantes saltos para ganar en productividad. El último de ellos acaba de comenzar su implementación.

La medida en cuestión tiene como principal referente el Model Y. El SUV que está levantando pasiones allá donde ha comenzado su entrega ha incorporado una revolucionaria forma de producción. La reducción de piezas es una variable esencial de la compañía. Tesla ha conseguido mejorar el sistema de producción mediante una tecnología de fundición completamente novedosa.

¿Por qué es tan importante lo alcanzado por la firma de Palo Alto? La clave de la mejora de la competitividad radica en una menor disposición de componentes y uso de tecnología robótica. Veamos, por tanto, en qué se traduce la novedosa alternativa de fabricación del Model Y y, por supuesto, qué implicaciones tendrá en la futura línea de negocio de la marca.

Fundición simultánea, un modelo de producción de éxito en Tesla

El sistema de producción de piezas de forma simultánea consiste en la creación de partes determinadas del vehículo a la vez. De este modo, se consiguen eliminar determinadas áreas de la cadena de montaje, con todo lo que ello conlleva en términos de costes fijos. Se trata de una forma muy eficiente de mejorar la productividad. He aquí la aplicación práctica sobre la base del Model Y.

Tesla estrena la producción del model Y con piezas de fundición delantera y trasera

El Model Y es el primer modelo de la marca en estrenar la fundición simultánea de parte de sus componentes. InsideEV's

La filtración ha tenido lugar gracias a un antiguo trabajador de la firma. Al parecer, ya son unas cuantas unidades del Model Y que han sido entregadas con esta configuración. Este método de producción permite reducir el peso del conjunto de cada vehículo, disminuir el stock en piezas tales como tornillos y, por supuesto, incorporar una estructura mucho más firme.

El conjunto de baterías formará parte de la propia estructura del vehículo

De hecho, la inclusión de esta alternativa de producción permite, además, contar con un mayor respaldo en lo que se refiere a la batería. De hecho, las unidades producidas bajo este sistema contarán con un conjunto que formará parte de la propia carrocería y chasis del vehículo. Se trata, por tanto, de una nueva forma de concebir el coche eléctrico.

Las denominadas Giga Press se han convertido en una de las propuestas más destacadas en lo que se refiere a productividad. Al parecer, según se puede leer en el portal especializado InsideEV's, se espera que en los próximos meses se pueda disfrutar de un mayor número de variantes con un único objetivo; aprovechar el mayor tirón de esta tecnología mediante una ampliación al resto de la gama de Tesla.

Todo ventajas para seguir reduciendo el margen frente al coche convencional

A igualdad de características, el proceso de fabricación de un coche eléctrico sigue siendo más caro para el fabricante convencional. Tesla, como es bien sabido, no tiene modelos análogos de combustión interna, por lo que no se puede hacer un análisis sobre las diferencias en cuanto a coste. La clave es lograr que la alternativa eléctrica sea más eficiente en todos los sentidos.

Tesla estrena la producción del model Y con piezas de fundición delantera y trasera

Tesla ha convertido el Model Y en uno de los mejores SUV presentes en el mercado. Blog Economía

El Model 3 supuso un antes y un después para la marca. Si bien su producción casi provoca la quiebra de la compañía, ha terminado permitiéndose ser una marca mucho más competitiva. El Model Y se ha convertido en una variante mucho más sencilla a la hora de introducirla en el mercado. Compartir el chasis con la berlina de acceso lo convierte en un producto más comercial.

La disposición de los 4 modelos actuales no hace más que constatar la sólida posición que posee Tesla en la actualidad dentro de los segmentos en los que compite. Esta nueva forma de entender la producción permitirá ajustar los costes de fabricación, lo cual permitirá obtener mejores márgenes y, por supuesto, una mayor competitividad en lo que se refiere a su comercialización futura.

Temas relacionados: Motor

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!