Desde hace un tiempo, el Tesla Roadster se ha convertido en uno de los automóviles más esperados en la industria. Las cualidades que ofrecería, unido a su diseño y diferentes configuraciones que ofrece, lo vuelven una opción muy interesante respecto a su teórica competencia. Más todavía teniendo en cuenta lo que puede llegar a conseguir gracias a su paquete venido directamente desde SpaceX.

Mucho se ha hablado sobre esta curiosa innovación. El modelo biplaza, teóricamente considerado como un 2+2 al uso, tendrá la mayor aceleración del mercado si no hay algún que otro competidor nuevo, algo que no parece que vaya a suceder. El modelo de Palo Alto se ha convertido en la alternativa más esperada dentro del segmento eléctrico enmarcada en el segmento de los hiperdeportivos.

El paquete SpaceX del Tesla Roadster mejorará, todavía más, su aceleración

Además, se espera que lo haga con un precio de derribo respecto a su teórica competencia. Ahora bien, ¿puede el modelo estándar ser mejorado a sabiendas que posee una aceleración de 0 a 60 mph, unos 96 km/h, en tan solo 1,9 segundos? El paquete SpaceX se ha convertido en uno de las opciones más exclusivas que se podrán encontrar a la hora de configurar el deportivo de moda en unos meses.

Y bien, ¿cómo sería el rendimiento esperado de esta propuesta? Para hacernos a la idea de lo que está por venir, un especialista en edición ha creado una representación gráfica en la que se puede observar la diferencia que habría entre la versión de origen y la que contase con el curioso paquete de alto rendimiento. Como podrás imaginar, el resultado no deja a nadie indiferente.

Así pues, si tú tampoco puedes esperar a comprobar qué es lo que está por llegar próximamente en Tesla, dale al play al vídeo que se muestra a continuación y, por supuesto, disfruta de los detalles que se han agregado. Las imágenes sirven para explicar hasta qué punto nos puede impresionar el registro de aceleración de las 2 variantes que se espera que estén disponibles.

El Tesla Roadster como cohete pegado al asfalto con el paquete SpaceX

Llegado el momento, una aceleración de 0 a 100 km/h que diste de apenas unas centésimas, puede parecer ínfimo, pero lo cierto es que detrás de estos registros puede haber miles y miles de euros en preparaciones. Ahora bien, ¿cómo sería posible reducir hasta 8 décimas de segundo cuando hablamos de aceleraciones inferiores a los 2 segundos? La clave la podemos encontrar a continuación.

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, he aquí una posible prueba visual para entender cómo sería el funcionamiento de esta tecnología. La instalación de una serie de aerogeneradores de aire frío permitiría incrementar la aceleración de forma radical. Ahora bien, con el objetivo de poner en perspectiva la adecuación de este paquete, el vídeo es clave.

El paquete SpaceX ofrecerá un extra de aceleración único en el mercado

Se desconoce cuál sería el precio de esta tecnología en particular, así como, de hecho, cuál sería el momento en el que se podría escoger en el catálogo. Lo que sí que se conoce, de entrada, es que se perderían las 2 plazas traseras, algo que viene siendo habitual en este tipo de vehículos con aspiraciones destinadas a la dinámica y a las altas prestaciones por encima de todo.

Lo que está claro es que las inversiones en automóviles eléctricos deportivos ya están en marcha. Tanto es así que el retorno de lo realizado ya está comenzando a dar sus frutos. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra el Rimac Nevera, un superdeportivo que ha demostrado ser un competidor directo del Tesla Roadster potencial en su versión estándar. Este sí ha llegado ya al mercado.

Una apuesta diferencial, pero residual dentro de los planes de Tesla

Se trata, nada más y nada menos, que de un modelo puramente reputacional. Servirá, principalmente, para dar, todavía más, una mayor visibilidad a la tecnología eléctrica dentro del sector de la automoción. Se espera, por tanto, que ocupe un puesto residual en lo que se refiere a objetivos comerciales. La clave para entender este movimiento radica, como es lógico, en sus cifras.

El Tesla Roadster se ha convertido en uno de los deportivos más esperados de la última década. Tesla

Aun así, todavía podrían sorprendernos en las próximas fechas con nuevas soluciones innovadoras. Al fin y al cabo, una de las claves de esta tecnología radica en la flexibilidad que ofrece la mecánica eléctrica para incorporar nuevas funciones de calado. Es, por tanto, el momento de investigar cómo posicionar un producto que, ya de por si, es diferencial.

¿Será el Tesla Roadster el modelo de producción más ágil de la historia? Todos los datos apuntan a que este hito será una realidad más pronto que tarde. Para ello, habrá que esperar solamente unos pocos meses. Está por ver qué nuevas configuraciones pueden agregarse con el objetivo de acrecentar, un poco más, la ventaja competitiva de este curioso modelo.