Close Button
Compartir

Ferrari siempre ha sido un histórico en el mundo de la competición. ¿Imaginas contar con una réplica con motor eléctrico? Es ya una realidad gracias a The Little Car Company .

Desde hace años, ante el increíble avance del coche eléctrico, se está observando una continua derivación hacia a la electrificación de modelos clásicos. Esto, además, no se ha visto afectado por la propia pureza de determinado automóviles. Es por ello que hasta históricos venidos de Porsche o Lamborghini, han sustituido bloques V8 por motores y baterías puramente eléctricos.

Es cierto que esto involucra a una parte muy pequeña del volumen de unidades que circulan aún a día de hoy por las carreteras de medio mundo, pero no para de incrementar esta práctica. De hecho, se está incrementando el número de pedidos y, por supuesto, de establecimientos ligados a este tipo de trabajos. The Little Company, no obstante, realiza otra serie de soluciones con un cierto parecido.

La creación de réplicas certificadas implica un incremento de su propio valor

Esta empresa se encarga de producir, generalmente, copias certificadas de automóviles clásicos en tiradas limitadas. Además, suele introducir escalas, de ahí la denominación de la firma. En esta ocasión, se ha atrevido con uno de los modelos más destacados que explican el éxito de la firma del Cavallino Rampante en el mundo de la competición. Y bien, ¿qué ofrece esta empresa para que sea noticia?

El modelo Testa Rossa J es uno de los más reconocidos en el mercado de la automoción deportiva. El palmarés de este reconocido bólido es de sobra conocido entre los entusiastas del motor. The Little Company creará una serie limitada de 299 unidades de este histórico modelo. Lo hará, siguiendo la tradición, a una escala del 75% con el objetivo de no rivalizar con la propia autenticidad del modelo original.

Veamos, por tanto, cuáles son las curiosidades que más llaman la atención de esta creación, por qué se trata de uno de los proyectos más exquisitos en la materia y, por supuesto, hasta qué punto tiene sentido la instalación de un paquete de baterías y su correspondiente motor eléctrico. Y tú, ¿crees que se trata de una alternativa eficiente o es un producto que no se apreciará en el futuro?

Una tecnología que destaca por ser la primera eléctrica con el logo de Ferrari

Ferrari es una compañía que sigue siendo escéptica en torno al futuro eléctrico. Solo el modelo LaFerrari y el SF90 cuentan con una tecnología adicional basada en baterías eléctricas. Para ver un modelo sin motor de combustión interna habrá que esperar todavía algún que otro año. Estamos, por tanto, ante la primera alternativa que disfrutará de un equipo de baterías como base de su desplazamiento.

Testa Rossa J, la réplica de Ferrari eléctrica que se vende a más de 100.000 dólares

Ferrari ya cuenta con una réplica puramente eléctrica de su modelo histórico Testa Rossa J. InsideEV's

Tal y como se puede leer en el portal especializado InsideEV's, este proyecto es una auténtica obra de arte. Se ha decidido aplicar todos los ángulos respetando, siempre, la proporcionalidad del 75%. El resultado nos demuestra cómo cada una de las 299 unidades que se producirán contarán con todos los requisitos para ser un referente en lo que se refiere a conservación del valor.

La autonomía de la réplica de The Little Company será de unos 90 kilómetros

Ahora bien, ¿qué es lo que se esconde bajo la carrocerías? No, no esperes el clásico motor de gasolina. Es su defecto, habrá un motor eléctrico que será alimentado por un conjunto de baterías que otorgará una autonomía de hasta 90 kilómetros teóricos. ¿Parece demasiado justa? Sí, pero hay que tener presente que no estará homologado para la circulación en vías públicas.

De hecho, se trata de una alternativa que puede ser conducida a partir de 14 años y que los certámenes serán, sin duda alguna, su segunda casa. En relación con el motor eléctrico, ** será de tan solo 4 kW, otra demostración de que esta réplica está pensada, en exclusiva, para disfrutar de tranquilos paseos en un modelo que simboliza los éxitos de una de las firmas con más tradición en el mercado.

Una copia certificada a escala para comprobar su mantenimiento de valor

Entre las soluciones que se han planteado, cabe destacar la presencia de un clásico manettino, una rueda presente en el volante para que el usuario pueda decidir entre diversos modos de conducción. Este es, sin duda, uno de los guiños que The Little Company ha querido destacar respecto a una de las esencias de Ferrari. Pese a todo ello, ¿qué es lo que se espera obtener a cambio?

Testa Rossa J, la réplica de Ferrari eléctrica que se vende a más de 100.000 dólares

Ferrari ha permitido que The Little Company haya creado esta réplica eléctrica. Today in 24

Se espera que cada una de las unidades tengan un precio de 109.400 dólares. Puede parecer desorbitado, pero estamos ante unidades creadas a mano con las mismas técnicas y materiales utilizados en el modelo original. Además, cabe destacar la utilización de algunos elementos que se pueden disfrutar en los modelos actuales, tales como el equipo de pedales, los cuales que emplean en el F8 Tributo.

Habrá que esperar un tiempo para ver cómo se consiguen vender las 299 unidades disponibles, hasta qué punto la cotización de estos modelos respeta la presencia de un equipo de baterías y, por supuesto, cuál es el deterioro que sufren los mismos con el paso del tiempo. Y tú, ¿invertirías este dinero para comprar una unidad o preferirías depositar tu dinero en otras alternativas?

Temas relacionados: Motor

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!