La industria de la automoción está, poco a poco, incrementando su relevancia en el mercado. Cada vez son más los fabricantes y empresas ajenas a este sector las que apuestan por una transición hacia las mecánicas más sostenibles. Esto, además, ocurre en todos los segmentos, incluyendo los destinados al transportes de cercancías.

No obstante, no todas las subindustrias están atajando con este problema de la misma manera. Por ejemplo, las motocicletas eléctricas todavía no son una alternativa de garantías en el sector. El En el sector, firmas como Harley-Davidson, están consiguiendo derribar un muro que parecía haberse solidificado. ¿Llegará la próxima revolución a raíz de este mercado?

Las motocicletas con sidecar parecían haber quedado relegadas al pasado

Continuando con este segmento de movilidad, las motocicletas eléctricas se deben enfrentar a una dificultad añadida, la capacidad de instalación de conjuntos de baterías. Es necesario mejorar el rátio de capacidad por celda con el objetivo de incrementar la autonomía sin perjudicar un espacio añadido. ¿Es la motocicleta con siderar la solución al problema planteado?

La Ural Electric cT Concept acaba de ser anunciada como un posible medio para agilizar la popularización de las opciones eléctricas en el campo de las 3 ruedas. ¿Por qué este primer modelo podría servir como pieza angular de las futuras motocicletas sin emisiones contaminantes? La electrificación del parque automovilístico podría ser clave para entender el futuro de nuestros desplazamientos.

Así pues, veamos cuáles son las características más destacadas de este modelo. De ser un éxito en los próximos meses, podríamos estar ante la llegada de otras alternativas en el sector. No obstante, esto solo será una realidad si las soluciones introducidas mejoran la concepción de un producto que parecía haber quedado extinguido en la movilidad.

El sentido que cobra el sidecar en la movilidad del futuro

En el pasado, esta especie de estructura anexa a una motocicleta convencional servía para albergar a un tercer usuario, el cual disponía de un espacio especialmente diseñado para ser cómodo. En la actualidad, al mercado le ha resultado que esta solución no es práctica, por lo que apenas algún que otro fabricante menor sigue produciendo esta carrocería.

Así es la primera moto completamente eléctrica con sidecar. InsideEVs

Esta Electric cT Concept de Ural es una solución un tanto diferente. Según se puede leer en InsideEVs, esta motocicleta eléctrica con sidecar ha aprovechado una parte del espacio que se incluye bajo esta plataforma a dar cabida a un conjunto de baterías eléctricas. Esto, a fin de cuentas, se traduce en una mayor capacidad de carga y, por tanto, en un mayor rango de kilómetros por ciclo de recarga.

En la actualidad, en la fase de desarrollo se han contabilizado un total de 3 modos de conducción; Sport, economy y custom. El primero de ellos está especialmente destinado a un mayor desempeño, por lo que algunas soluciones como la frenada regenerativa no tendrán impacto alguno en la conducción.

El sistema de frenada regenerativa es uno de sus principales alicientes en cuanto a eficiencia

En segundo lugar, el punto economy está especialmente focalizado a la práctica de una conducción en busca de la eficiencia energética. En esta posición, el usuario aprovechará al máximo apartados como el propio sistema de frenado que sí absorbe parte de la energía cinética que se produce en la acción de frenada.

Finalmente, el modo de conducción custom está especialmente centrado en la elección de varios niveles a cuenta del conductor. De esta forma, se puede experimentar un tipo de movilidad más adecuado de cara a nuestros propios gustos. ¿Estamos ante una solución que podría tener un largo recorrido en el mercado? Su ciclo de autonomía, sin duda, es una de sus principales cualidades.

Un diseño que conlleva un tiempo de adaptación

Como es lógico, de llegar al mercado, se espera que su público objetivo no sea particularmente cuantioso. Esto es así, principalmente, por el periodo de adaptación que requiere el usuario al manejar un aparato de estas características. Pese a que está construido para no suponer un problema, lo cierto es que supone un cierto hábito para coger soltura con su manejo.

Esta moto con siderar permite contar con una autonomía mayor. InsideEVs

Tras este breve tiempo de adaptación, su disfrute está garantizado, tanto en compañía como solo. Esta configuración no está reñido con las flexibilidades que nos aporta la movilidad de las 2 ruedas. No obstante, su mayor autonomía sí tendrá especial repercusión en un futuro. Será suficiente para garantizar un núcleo de ventas considerable?

Ural se un fabricante que corte artesanal de motocicletas

Es pronto para saberlo. Su nivel de producción no se ha conocido. De hecho, estamos ante un fabricante convencional, el cual sigue un proceso de fabricación tradicional. Por ello, cabe esperar que solo un segmento muy específico de la sociedad pueda estar interesado en la compra de uno de estos productos.

Y tú, ¿te comprarías una motocicleta eléctrica, y que además contase con una carrocería sidecar? Poco a poco, la movilidad sostenible incluye nuevos adeptos en la industria.