Las motocicletas eléctricas son, a día de hoy, algo no muy palpable en el sector. Si ampliamos el espectro, es cierto que podemos ver a diario nuevas presentaciones en el mercado de las 2 ruedas. Los ciclomotores y las unidades enclaustradas en campo ‘scooter’ son las que cuentan con una mayor oferta sin emisiones contaminantes. Esto, en cambio, cambia al ir un poco más allá en prestaciones.

La cultura de la motocicleta con espíritu racing sigue siendo algo dominado por los combustibles fósiles. Las prestaciones, sonido y sensaciones son aspectos que cotizan a muy alto precio en este nicho de mercado. El segmento electrificado, en este sentido, no tiene la aprobación del público. Ahora bien, ¿puede una unidad equipada con baterías estar al nivel de una R1, CBR o GSX, entre otras?

En el mercado actual, no hay una gran cantidad de motocicletas eléctricas

En Urban Tecno te hemos mostrado algunos de los proyectos más interesantes en la materia. Uno de los más destacados ha sido la propuesta de Harley-Davidson por introducirse en el mercado eléctrico a través de la LiveWire. Sin embargo, hoy te traemos algo mucho más espectacular en relación con lo que se busca al adquirir uno de los modelos mencionados anteriormente.

La empresa Verge Motorcycles acaba de desarrollar una motocicleta orientada a la conducción deportiva que tiene una serie de cualidades que le diferencian de la competencia. De hecho, se trata de uno de los pocos modelos que podría competir de tú a tú con algunos de los objetos de deseo de la conducción sobre 2 ruedas. Varias años de trabajo han servido para explicar su desarrollo.

Veamos, por tanto, cuáles son las cualidades más destacadas de la TS, que es como así se llama, por qué podría competir con las demás opciones de alta gama mostradas anteriormente y, por supuesto, por qué podría ser una buena alternativa para introducirse en las mecánicas eléctricas de gran desempeño. Además, te mostraremos imágenes sobre su aspecto antes de conocerse que pasará a producción.

Verge TS, la motocicleta eléctrica que nos muestra el camino del futuro

¿Tienen futuro las motocicletas eléctricas en un mercado con un marcadísimo acento petrolhead? ¿Qué atributos podría tener para desbancar a las opciones más asentadas de la industria? Lo primero que cabe mencionar es la disposición de un diseño que llama la atención, sobre todo, por la disposición del motor. Aunque no lo parezca, está acoplado al eje trasero por un borde.

Las motocicletas eléctricas del futuro ofrecerán mejor rendimiento que las de combustión interna. Bike Motorbike

Esto le otorga la curiosidad de no haber nada en el interior del neumático. Es, sin duda, una de las señas de identidad de Verge Motorcycles. Pese a ello, el bloque eléctrico ofrece una potencia de 80 kW, o lo que es lo mismo, 107 CV de fuerza. Ello, unido a sus prácticamente 1.000 Nm de par máximo, le permite alcanzar los 100 km/h desde parado en menos de 4 segundos.

La velocidad máxima de esta motocicleta estará limitada a 180 km/h

En otro orden de cosas, según se puede leer en Electrek, esta motocicleta cuenta con una velocidad máxima limitada a 180 km/h. Esto es así con el objetivo de evitar sobrecalentamientos de baterías y, sobre todo, garantizar la fiabilidad en un producto de estas características. Sí, esta será una de las principales carencias de esta motocicleta cuando salga a la venta.

Esta motocicleta eléctrica, la cual será producida en Finlandia, cuenta con una autonomía teórica situada en torno a los 300 kilómetros por cada ciclo completo de carga. No obstante, dicha medición lleva implícito que la mayoría de los recorridos se realizan por ciudad y tramos urbanos. Por ello, es muy más previsible que su registro más acertado se reduzca a números más próximos a los 200 kilómetros.

Más carácter para atraer al público más purista

No cuenta con las prestaciones de una motocicleta de gran desempeño actual. Tampoco emite sonido a través de un tubo de escape al girar la empuñadura y, ni siquiera, ofrece las mismas sensaciones de deportividad que cualquiera de los modelos mencionados anteriormente. Entonces, ¿por qué merece la pena adaptarse a un sector que estará en auge a lo largo de los próximos años?

La Verge TS es uno de los primeros modelos eléctricos que saldrán al mercado. Electrek

Se espera que la tecnología de baterías mejore con el paso del tiempo. Uno de sus puntos a favor está íntegramente relacionado con la fiabilidad. Las mecánicas eléctricas son mucho más fáciles de mantener que los motores clásicos de combustión interna además. Por todo ello, podría ser un buen momento para mostrar un producto diferente. Se dice que la persona que prueba lo eléctrico ya no regresa.

¿Cuál es, quizás, su principal debilidad? Sin duda alguna, su precio es prohibitivo aún respecto al resto de modelos del mercado de las 2 ruedas. Tanto es así que tendrá un coste de 24.990 euros. Todo ello teniendo en cuenta que carece de algunas de las cualidades que mejor definen a un producto de estas características.