En la industria de la automoción, todo apunta a que la movilidad alternativa acaparará todos los focos en los próximos años. La década que está por comenzar será el fiel reflejo de lo mucho que puede transformarse un sector cuando se apuesta por una tecnología más eficiente y, por supuesto, mucho menos contaminante.

Echando un rápido vistazo a los eventos más destacados relacionados con el automovilismo, es fácil apreciar cómo las mecánicas eléctricas se han posicionado al frente. Los fabricantes tradicionales han incrementado sus partidas de investigación de innovación eléctrica de manera exponencial, lo cual ya está dando sus frutos en materia de prototipos.

El Mercedes Vision EQ Silver Arrow ha sido presentado en el Monterrey Car Show

El actual Monterrey Car Show que está celebrándose estos días en Pebble Beach, en California, nos ha mostrado diferentes trabajos relacionados con las mecánicas sin emisiones contaminantes. Una de las connotaciones que se pueden destacar del certamen de este año es que un deportivo puede ser eléctrico sin temor a que se pierda la esencia. El mejor ejemplo de ello es el Vision EQ Silver Arrow.

¿Cuáles son las principales cualidades de un prototipo que ha nacido para encandilar a la comunidad que apuesta por las alternativas sostenibles? El fabricante alemán nos tiene acostumbrados a la presentación de este tipo de productos, pero esta vez ha logrado crear una auténtica obra de arte. De hecho, este es el tercer proyecto sin emisiones que se presenta tras los de Infiniti y Audi.

Es necesario hacer mención, antes de mostrar cuáles son las características que definen a este superdeportivo, a la denominación que se ha querido incluir. El apodo ‘Silver Arrow’ para Mercedes es vital para entender su pasado en el automovilismo. Por ello, que este concepto cuente con dichas palabras casi mágicas sirve para entender el mucho esfuerzo que se ha puesto en él.

Un prototipo basado en la histórica leyenda Silver Arrow

Haciendo gala en la denominación del término EQ, que es como así define mercedes a sus alternativas completamente eléctricas, este superdeportivo cuenta con un desarrollo detrás orientado a su desempeño en circuito. No obstante, también se ha querido priorizar un diseño que rompiese moldes en cuanto a opción puramente eléctrica.

Este prototipo de Mercedes está creado para su desempeño en circuito. Electrek

Como es lógico, en la presentación del prototipo, se hizo una especial dedicatoria a los motivos que llevaron al fabricante a determinar que estaba legitimada la definición ‘Silver Arrow’. Para ello, Gorden Wagener, director del grupo Daimler AG, mostró algunas pinceladas de lo que suponía su estancia en California.

Hace más de 80 años, el histórico bólido conocido como Silver Arrows demostró que Mercedes-Benz fue pionera en lo que respecta a la velocidad gracias, entre otras cosas, a su forma aerodinámica. El Vision EQ Silver Arrow se basa en ese legado. Destinado a la aceleración y al placer de conducción, incorpora lujo progresivo y proporciona una idea del futuro de nuestro diseño.

Tal y como se puede leer en dicha explicación, algunos de los detalles que mejor catalogan a este modelo es su color de carrocería, su diseño orientado a la aerodinámica y, por supuesto, la manera que ha encontrado la firma para acceder al habitáculo. Es importante destacar que solamente levantando una plataforma se puede salir de uno de los prototipos actuales más reseñables.

Por qué el Vision EQ Silver Arrow no es un prototipo más

La industria ha pasado de crear diseños futuristas con motorizaciones de combustión interna a otros con mecánicas eléctricas. No obstante, la principal característica que comparten ambas opciones ha sido el mantenimiento de unos diseños puramente arriesgados. ¿Cuáles son los principales detalles del protagonista de este artículo?

Mercedes ha diseñado este prototipo para el Monterrey Car Show. Electrek

Además de los guiños realizados en relación con los clásicos Siver Arrows de Fórmula 1 de primera mitad del siglo XX, la base de la competitividad de este monoplaza es su tecnología. Esta está aplicada, además, a diferentes parámetros como el peso, el infoentretenimiento o la seguridad. En primer lugar, es destacable cómo este modelo cuenta con una estructura basada en fibra de carbono.

Este prototipo de Mercedes cuenta con una autonomía máxima de 400 kilómetros

En términos de baterías y capacidad, es importante hacer distinción de la potencia de 550 kW, lo cual se traduce en unos 750 CV de fuerza. De igual modo, dependiendo del uso que se haga del bólido, este podría contar con una autonomía máxima de unos 400 kilómetros, los cuales están certificados bajo el ciclo normativo WLTP.

En última instancia, tal y como habrías podido comprobar, este modelo no pasará finalmente a producción. No obstante, sí que sirve para comprender algunos de los detalles que definirán la futura línea del fabricante germano en cuando a diseño, tecnología o materiales empleados, entre otros.