Hace ya unos años que la movilidad ha unido a empresas tecnológicas de otros sectores con la industria del automóvil. Lo hemos visto a través de la apuesta de firmas como Google, Uber o Apple, entre otras. Sin embargo, todas las innovaciones que les han acercado a este mercado están centradas, especialmente, con un campo determinado; el de la conducción autónoma.

Entre todos estos proyectos en desarrollo, hay uno que parece que tomó la delantera hace un tiempo ya. Es el caso de Waymo, subsidiaria de Alphabet. Como bien sabrás, esta compañía es la matriz de Google. Las ingentes inyecciones de capital introducidas en el pasado están dando sus frutos ahora. El objetivo, por supuesto, está directamente relacionado con la comercialización de su software.

Waymo está especialmente centrado en la mejora de su propio asistente a la conducción

Para ello, la marca está recurriendo a todo tipo de sensores y cámaras repletas de inteligencia artificial. Gracias a estos sistemas de avanzada tecnología, se ha podido comprobar cómo la quinta actualización profunda del programa ha conseguido dar una solución diferencial. ¿Sabías que el equipo que ha creado esta compañía ya es capaz de detectar más rápidamente objetos que el ser humano?

Esto es fundamental para poder seguir apostando por un producto que, en teoría, está llamado a ser el sustituto del convencional papel del conductor. El fin está íntegramente relacionado con la seguridad de los usuarios y, además, con la obtención de todos los datos que este tipo de empresas se encargan de recopilar cada día. Ahora bien, ¿veremos en las calles automóviles con la propuesta de Waymo?

Veamos cómo se ha conseguido este logro, qué podemos esperar a lo largo de los próximos meses y, por supuesto, hasta qué punto está más cerca que nunca el coche autónomo. ¿Puedes imaginar el día en el que la industria del automóvil deje de poner el foco en la persona que se encarga de manejar el volante? Este análisis, quizás, habría que hacerlo en unos pocos años.

Una apuesta por la seguridad para creer en el coche autónomo

En el mercado actual, la conducción autónoma todavía despierta cierto escepticismo. Para saber en qué bando estás, basta con hacerte la siguiente pregunta. ¿Echarías una cabezada de unos minutos en mitad de la carretera aun a sabiendas que detrás del software hay probados unos cuantos millones de kilómetros? Si la respuesta es sí, estás preparado/a para la nueva movilidad.

Waymo se ha convertido en una de las principales compañías en movilidad autónoma. Engadget

En este sentido, Waymo ha conseguido mejorar el tiempo de respuesta del usuario frente a un imprevisto. La quinta y nueva generación del sistema cuenta con una serie de novedades interesantes para el sector. Tanto es así que se han superado tests por valor de 32 millones de kilómetros en circulación real y otros 15.000 millones en simulación. ¿Es o no es suficiente?

Waymo ha decidido incorporar 4 sensores LiDAR para aumentar la obtención de información

Según se puede leer en el portal tecnológico Engadget, esta nueva actualización ha puesto especial énfasis en la creación de un programa más especializado en el análisis de los puntos ciegos y en la detección de obstáculos inesperados. Gracias a ello, el tiempo de respuesta del conjunto de las cámaras y sensores es todavía mayor que el tiempo de reacción de los seres humanos.

La principal novedad está especialmente relacionada con el sensor LiDAR. En esta nueva generación, se han incorporado hasta un total de 4 unidades adicionales con el único objetivo de garantizar la obtención de información por la centralita. Para ello, hay que poner especial énfasis en la potencia de estos dispositivos, ya que ahora podrán mostrar qué ocurre alrededor del vehículo por los flancos.

El ojo que todo lo ve, así es el sistema diseñado por Waymo

Hasta medio kilómetro de distancia es lo que es capaz de anticipar este nuevo sistema de reconocimiento de obstáculos. Esto es posible gracias a la disposición de una cámara capaz de mostrar todo lo que ocurre alrededor y con capacidad para mostrar todo lo que ocurre en 360°. Ahora bien, ¿dónde está la verdadera dificultad de esta tecnología?

Waymo ha creado un sistema de conducción autónoma diferencial en el mercado. Tech Crunch

Basta con echar un rápido vistazo a la imagen presente unos párrafos más arriba para entender que su comercialización no es viable. La estética, pese a que en algunos casos no es un elemento clave en la decisión de compra, ¿de verdad alguien se compraría un automóvil con este tipo de pegotes cumpliendo la función de cámaras y sensores? Todo parece indicar que no.

Esto nos indica que todavía queda un largo trabajo por delante al respecto. Aun así, cabe destacar lo rápido que ha evolucionado este pilar de la movilidad del futuro. Es posible que, al menos en términos técnicos, ya podemos hablar de eficiencia y seguridad. ¿Tal vez en unos pocos años a nivel estético? El reto y desafío ya está encima de la mesa.