Close Button
Compartir

¿Hasta qué punto es posible conseguir un medio de transporte ecológico en la actualidad? El ZUV destaca por ser una alternativa que no dejará a nadie indiferente.

Desde hace unos años, hay una gran conciencia social en todo lo referente a los residuos plásticos. Este material lo podemos encontrar en todo tipo de productos. Ya sea como envoltorio o como parte del propio objeto, es muy utilizado por la sociedad. Pese a ello, lo cierto es que se trata de una tecnología que presenta una serie de problemas. Su reciclaje es completamente necesario.

El principal problema que hay es la división del propio plástico en diminutas porciones. La inclusión en la cadena alimentaria puede provocar múltiples efectos perjudiciales para la salud de animales y, por supuesto, seres humanos. Volver a reutilizar el plástico, por tanto, es fundamental para asegurarnos que no termina en cualquier sitio sin poder degradarse de forma natural.

El ZUV es un medio de transporte que destaca por su solución de reciclaje

Una buena forma de reutilizarlo es mediante la producción de automóviles y otro tipo de vehículos. Un buen ejemplo de ello nos lo muestra el ZUV, una curiosa alternativa que destaca por ofrecer un rendimiento suficientemente adecuado para moverse por la ciudad. Es cierto que su diseño es un tanto controvertido, pero se espera que pueda tener profundas modificaciones en un futuro.

Se trata, por tanto, en una de las alternativas con las que se pretende dar una segunda vida al plástico convencional. De este modo, se vuelve a introducir un producto de difícil degradación en el mercado para evitar que quede abandonado en cualquier lugar. Se trata, como es lógico, de una opción de lo más llamativa para apostar por su recirculación. Ahora bien, ¿es esta la mejor forma de conseguirlo?

Veamos cuáles son las características más relevantes de esta curiosa alternativa, por qué nos encontramos ante uno de los proyectos más destacados en materia de reciclaje y, por supuesto, por qué podría ser una alternativa útil en el medio plazo. Eso sí, el diseño de esta innovación podría incorporar nuevas soluciones para adaptarse a un mayor público.

Una propuesta a base de impresora 3D y recogida de residuos plásticos

La clave del proceso ha estado relacionada directamente con la creación de la pasta necesaria para poder dar forma al medio de transporte. El objetivo era conseguir moldear la carrocería de este vehículo, para lo cual había que trocear en minúsculas porciones el material resultante de la impresión. Gracias a la realización de este proceso, ya era posible trabajar en la estética.

ZUV, un vehículo eléctrico que ha sido creado a base de residuos plásticos

El ZUV es un vehículo creado a partir de residuos plásticos. EcoInventos

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, se optó por incorporar un diseño que, obviamente, nos hace recordar a la figura del clásico coche de primera mitad del siglo XX. Toda la 'chapa' está formada por un combinado de materiales, entre los cuales destaca, por encima de los demás, la presencia de los residuos plásticos. En esta ocasión, son derivados de la industria del comercio de comida.

La velocidad máxima de esta especie de triciclo sostenible es de 25 km/h

Acompañando a la estructura, hay un bloque motor de pequeño tamaño, el cual permite avanzar hasta los 25 km/h. Teniendo en cuenta que se trata de una propuesta especialmente diseñada para funcionar en la ciudad, el registro resulta ser bastante positivo. Según se puede leer en el portal especializado New Atlas, el conjunto del vehículo está próximo a los 100 kilogramos de peso.

El triciclo de carga eléctrico mide 62 x 190 x 55 cm. De igual manera, es capaz de transportar hasta un total de 300 kilogramos, por lo que está especialmente concebido para transportar a un máximo de 3 personas en total. Aun así, por tamaño, tan solo alberga la posibilidad de incluir hasta un total de 2 ocupantes.

Una carrocería creada en muy pocas piezas para reducir la complejidad

Una de las principales cualidades de la impresión en 3D es la reducción de piezas que se produce durante el proceso de fabricación. Con ello, se consigue una mayor estabilidad y, por supuesto, se requiere el uso de menores resortes. De hecho, tal es el nivel de eficiencia que se consigue que hay fabricantes, tales como Tesla, que ya están diseñando estrategias para emplearlo en la automoción.

ZUV, un vehículo eléctrico que ha sido creado a base de residuos plásticos

El ZUV es un medio de transporte que está producido a través de la impresión 3D. STN Honduras

En su conjunto, nos encontramos ante una propuesta que destaca, principalmente, por su diferenciación en cuanto al empleo de materiales. No obstante, se espera que a lo largo de los próximos años se realice una profunda innovación en todo lo relacionado con la tecnología de impresión. Al fin y al cabo, el proceso de producción mediante esta práctica puede agilizar todo.

Y tú, ¿comprarías una propuesta de estas características? ¿A qué precio lo harías? Este curioso proyecto forma parte de la exposición Climate Care en la Bienal de Viena para el Cambio 2021. Habrá que esperar un tiempo, no obstante, para ver si, finalmente, se convierte en realidad o si, por el contrario, aún queda tiempo para tener este tipo de productos rodando por nuestras calles.

Temas relacionados: Motor

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!