¿Estás pensando en convertir tu casa en un hogar inteligente? ¡Excelente! Pero antes de saltar al agua, debes establecer un plan para no fallar en el intento. De esta manera, evitarás cometer errores de principiante al hacer la configuración de tu smarthome. Es por eso, que antes de que empieces a gastar dinero y a comprar cualquier cosa, queremos mostrarte 5 cosas que debes saber antes de tener un hogar inteligente. Empecemos.

Define que cambios debes hacer en tu hogar

Convertir tu casa en el hogar del futuro, implica diferentes niveles de instalación de nueva tecnología. Algunos dispositivos, como los enchufes inteligentes y los altavoces con asistentes de voz, cuentan con una instalación tan simple como enchufar el dispositivo a una toma de corriente y listo. Otros, en cambio, implican hacer un cambio físico a tu hogar, como cambiar las cerraduras o los timbres.

Pero dependiendo de la situación de tu hogar, es posible que no puedas hacer esos cambios. Si tu casa es alquilada, por ejemplo, es probable que no se te permita cambiar las cerraduras sin permiso y en algunos casos, la respuesta puede ser no. En otros casos, la instalación de tecnología puede requerir una experiencia particular: ¿Te sientes cómodo trabajando con la electricidad? ¿Qué hay de trabajar con la plomería? Si no estás familiarizado, eso te limita a instalar dispositivos que estén conectados directamente a tu hogar. Tendrías que pagar a un profesional para completar la instalación, lo que aumentaría el costo.

Establece tus necesidades

Una vez que tengas claro qué tipo de cambios debes hacer en tu hogar, es hora de preguntarte qué es lo que realmente necesitas. No es un secreto que en estos días, los fabricantes parecen dispuestos a poner un altavoz o agregar nueva funciones a casi cualquier cosa solo para llamarla inteligente y venderla. Solo por esa razón, hay todo tipo de dispositivos inteligentes que debes evitar.

Pero, para descubrir cuáles son los adecuados para ti, debes tener una buena idea de lo que quieres que tu hogar haga por ti. Si tu principal preocupación es reducir el uso de energía, entonces las bombillas, los enchufes y un termostato inteligente son el punto de partida ideal. Por otro lado, si tu objetivo es la seguridad, seguramente querrás invertir en cerraduras inteligentes, timbres con video y cámaras. La tecnología puede satisfacer muchas necesidades y deseos, y en la mayoría de los casos, resuelve más de un problema a la vez. Pero recuerda comenzar por lo simple.

¿Cuánto estás dispuesto a gastar?

Este es, sin duda, uno de los principales aspectos a tener en cuenta al momento de pensar tener un hogar inteligente. En este punto, es importante que sepas que los sistemas completos para el hogar generalmente ofrecen paquetes, por lo que el precio va a depender de lo que desees agregar. Puedes tener la casa de tus sueños, pero no tienes por qué hacer un gran gasto de un golpe.

En este caso, lo más recomendable planificar tus gastos por etapa y definir cuánto estás dispuesto a gastar ahora, cuánto en 6 meses o en un año. Crear tu hogar inteligente por etapas, te ayudará a distribuir el costo y no afectar dramáticamente tu presupuesto.

¿Cuál Asistente de voz debes elegir?

Aunque la automatización es la verdadera superpotencia de un hogar inteligente, la verdad es que la mayoría de las personas promedio controlan su smarthome con un asistente de voz. Si estás dispuesto a dejar que la nube ingrese a tu hogar, Alexa o Google Assistant pueden ser el componente más intuitivo y poderoso para tus dispositivos inteligentes. Pero no son lo mismo. Los dispositivos Amazon Echo vienen en una variedad más amplia de factores de forma, por ejemplo, mientras que Google es mejor en el habla natural y las búsquedas en la web.

Algunos dispositivos inteligentes solo son compatibles con Alexa o el Asistente de Google, mientras que otros son compatibles con ambos. Incluso entre aquellos que admiten ambos, las características no siempre son iguales. Es muy parecido a elegir entre Android o iPhone. Ambos son sistemas capaces y que probablemente satisfarán la mayoría de tus necesidades, pero los pequeños detalles hacen la diferencia. Ya sea que se trate de una aplicación faltante solo en iPhone o de una integración faltante que solo se encuentra en Google Assistant.

Haz que los demás también se sientan cómodos

Si vives solo (y hasta cierto punto, incluso si lo haces), otras personas interactuarán con tu smarthome. Si la familia, amigos o compañeros de cuarto que viven contigo, odian tu hogar inteligente y no están dispuestos a usarlo, te resultará más difícil disfrutarlo. Esto también puede aplicar cuando vienen invitados, ya que si no los preparas para una realidad inteligente, pueden sentirse incómodos y no estar dispuestos a regresar en el futuro.

Puedes solucionar estos problemas con unos pocos pasos para que tu smarthome sea más fácil de usar para los demás miembros de la familia. Pero todo comienza con una conversación sobre los beneficios de tener un hogar inteligente. Además, puedes configurar una habitación inteligente para tus hijos para que ellos se sientan más independientes e involucrados con la tecnología.

Eso si, sea cual sea tu decisión, no cometas el error de sumergirte en el primer dispositivo inteligente que te guste. Una planificación adecuada para tu smarthome evitará la necesidad de deshacer errores y recomprar dispositivos en el futuro.