Poder trastear con nuestro teléfono móvil sin miedo a que este vaya lento o no admita más de 3 apps por problemas de espacio es eso que todos deseamos cuando compramos un terminal. No es necesario contar con un gama alta de Android para disfrutar de un dispositivo que cumpla con nuestros deseos, ya que cada vez más los gama media cumplen mejor con las expectativas.

Tanto el rendimiento como el espacio libre están directamente relacionados con el número de apps instaladas en el móvil. Por ello, es esencial saber qué aplicaciones de Android te sirven y cuáles deberías desinstalar ya de tu teléfono si quieres protegerlo.

Tu móvil Android no necesita estas apps

No hace falta contar solo con WhatsApp para conseguir que el móvil funcione con rapidez, solo hay que saber administrar bien las apps. Aunque cada vez son menos las aplicaciones que vienen instaladas de fábrica, la verdad es que hay que prestar atención a aquellas que sí lo hacen y no nos sirven para mucho.

Esta situación es algo muy normal cuando adquirimos un teléfono con el sistema Android. Los fabricantes, para poder contar con servicios de Google en los terminales, aceptan la inclusión de una serie de apps de la compañía, o directamente incluyen otras que creen que serán beneficiosas para sus clientes.

La poca o nula utilidad que damos a estas apps provoca que pasen desapercibidas y no sepamos que las tenemos instaladas, aunque eso suponga una limitación del espacio libre del terminal. Momento de prestar atención, porque hay muchas apps en Android que solo están empeorando el rendimiento de tu teléfono.

Una de las categorías que encontramos cuando hablamos de apps sin utilidad en Android es la de los navegadores. Chrome o Firefox son los más usados a nivel global, por lo que es normal tenerlos en forma de apps en nuestros teléfonos.

Sin embargo, es probable que también tengas otro navegador por defecto, incluido por el fabricante, que está consumiendo espacio en tu memoria interna y que puede estar abierto en segundo plano, con lo que eso supone para el rendimiento y la batería del terminal.

Algo similar ocurre con los reproductores de música, que suelen estar representados por Google Play Música y otra app que llega por defecto. Como la primera opción cumple su función con creces, la segunda es prescindible y lo mejor es desinstalarla para disfrutar tan solo de un reproductor musical.

No caer en la trampa de las apps salvavidas

Pese a que nuestro objetivo es optimizar el rendimiento de nuestro Android, eliminar las apps que te prometen conseguirlo es un deber. Supuestamente, estas herramientas se dedican a analizar el comportamiento de tu teléfono y llevar a cabo las tareas necesarias para lograr que este sea mejor.

Lejos de lo prometido, las apps que quieren optimizar el funcionamiento solo ocupan un espacio necesario para otras apps y consumen batería muy preciada. Si quieres mejorar el rendimiento del teléfono, puedes consultar cuánta batería consumen cada app en los ajustes y cerrar aquellas que más energía requieren y no estén utilizando.

Lo mismo sucede con las apps que prometen al usuario un ahorro de la memoria RAM del terminal. Como ocurría con las anteriores apps, este tipo de herramientas aportan más inconvenientes que ventajas, ya que se dedican a cerrar apps en segundo plano que requerirán más energía al abrirlas de nuevo. ¿Lo mejor? Desinstalarlas y optar por soluciones que sí sean reales.

Android cuenta con varias apps que acaban empeorando el rendimiento de tu terminal. Alphr

Hablando de aplicaciones que suelen venir preinstaladas con Android es obligatorio hacer referencia a aquellas que aseguran optimizar recursos, es decir, se encargan de hallar y eliminar aquellos datos que ralentizan tu teléfono y de los que no solemos ser conscientes.

La realidad es que esta información no ocupa tanto espacio en el terminal como la propia app para optimizar recursos. Por ello, lo mejor es desinstalarla y llevar a cabo su tarea con nuestras propias manos, como cerrar las pestañas del navegador que no necesitamos.

Lograr un mejor rendimiento del teléfono es posible si prescindes de las apps correctas

En la misma categoría de apps prometedoras encontramos a aquellas que te ofrecen ahorro de batería o el enfriamiento del dispositivo. Por un lado, los teléfonos Android ya suelen contar con modos de ahorro de batería más eficaces que estas apps y, por otro, estos no acostumbran a disponer de ventiladores o sistemas de refrigeración que puedan llevar a cabo la promesa de la aplicación.

Finalmente, la app de la que deberías deshacerte para lograr un mejor rendimiento es el antivirus. Saber qué descargamos y desde dónde, confiar en las apps de la Play Store y navegar por webs seguras son acciones que consiguen lo mismo que este tipo de apps, aunque no ocuparán espacio ni tirarán de memoria RAM para lograr su cometido.