A lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI, hemos visto toda clase de medios de transporte revolucionarios. La tecnología y la apuesta por la innovación siempre se ha mostrado a favor de la mejora de la eficiencia a la hora de llevar a pasajeros y mercancías de un punto A a un punto B. Esto ha sido así debido, principalmente, al alto coste que supone esta industria en costes fijos y variables.

Algunas de las alternativas que, en su día, tuvieron un gran éxito, dejaron de promocionarse debido a su alto coste o a su peligrosidad. Entre los ejemplos históricos más destacados cabe hacer especial relevancia al Concorde y a los dirigibles. Es, precisamente, esta última solución de movilidad la que parece estar de vuelta en el candelero. Al menos, esto es lo que se puede observar.

Se pronostica que el dirigible ruso tendrá su primer vuelo en el año 2024

Rusia, una de las potencias que siempre ha destacado en movilidad aérea, está desarrollando un proyecto que podría culminar en el año 2024. Se trata de uno de los programas que más expectación está causando, ya que supondría el resurgir de los dirigibles, tecnología que no está operativa desde la década de los años treinta del siglo pasado. ¿Qué ofrece este nuevo medio de transporte?

Las nuevas tecnologías permitirían introducir mejoras que harían de este aparato una opción muy interesante a la hora de recorrer largas distancias. Se trata de un proyecto sobre el que se están realizando informes muy favorables sobre su puesta a punto. De hecho, se pronostica que los primeros viajes tendrán lugar con el objetivo de determinar su viabilidad comercial.

Veamos, por tanto, en qué consiste la tecnología desarrollada por la compañía, hasta qué punto estamos ante un medio de transporte válido para afrontar el transporte de mercancías de los próximos años y, por supuesto, cuáles son los beneficios que habría tras su utilización. he aquí las claves del dirigible que se desarrollará próximamente.

En busca del medio de transporte eficiente en la aviación

El órgano Airship Initiative Design Bireau Aerosmena (AIDBA) pretende desarrollar un nuevo sistema de movilidad para abaratar consumos, facilitar el transporte de mercancías y, por supuesto, reducir la huella de carbono al prescindir de medios de transporte adicionales. ¿Dónde está la clave de este proyecto? Para conocer la ventaja competitiva, hay que mirar, directamente, al coste.

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, el ahorro en transporte por carretera es una de sus principales diferenciaciones. Al no requerir grandes superficies para el aterrizaje o la llegada a puerto, es más fácilmente disponer de la mercancía en un punto determinado. Además, se consiguen otros beneficios, tales como su capacidad de carga.

En cada desplazamiento se podrían transportar mercancías por valor de 600 toneladas

Cada una de las unidades que se pretende producir podría transportar, en cada uno de los desplazamientos, hasta un total de 600 toneladas, pero todo depende de las dimensiones del dirigible. El objetivo es posible crear un producto flexible, el cual permita variar la capacidad máxima de carga en función de las necesidades de cada uno de los portes.

El diseño de este revolucionario medio de transporte permitirá adaptarse mejor a las condiciones climáticas de cada momento. De esta forma, se especula que la velocidad de circulación podría ser de hasta 250 km/h, pudiendo recorrer distancias de hasta 8.000 kilómetros en cada viaje. Aerosmena, pro su propia concepción, tendría sentido, sobre todo, para llegar a aquellas áreas geográficas mal comunicadas.

un diseño que confundirá a los seguidores de ovnis en el espacio

Si, finalmente, esta tecnología se populariza a lo largo de los próximos años, estamos ante un medio de transporte que podría revolucionar el transporte de mercancías. Su diseño, no obstante, confundirá a más de uno pensando que se trata de ovnis que circulan por el cielo. Su forma no es así por simple curiosidad, ya que está pensada al milímetro para favorecer sus consumos bajos.

Aerosmena es un medio de transporte con forma de dirigible desarrollado por Rusia. El Confidencial

Esta tecnología, aún en proceso de desarrollo, tendrá su primer vuelo, si, finalmente, termina en fase de producción, en el año 2024. Para entonces, se espera que tenga una capacidad de almacenamiento que se aproxime a las cifras mencionadas en el apartado anterior. De conseguirse, podríamos estar ante un modelo de negocio con grandes expectativas de estandarización.

¿Estamos ante una nueva forma de entender el transporte de mercaderías en los próximos años? La llegada de opciones basadas en energías renovables revolucionará la forma de trasladar todo tipo de productos, ya sea en mercados interiores o de un continente a otro. ¿Contribuirá el proyecto de Aerosmena? Los próximos meses serán fundamentales para saber si esta opción es viable.