Soy muy aficionado a pasarme algunas horas muertas, también por cosas del trabajo, mirando páginas web de crowdfunding, aunque he de admitir que nunca he comprado ningún producto. Muchas han sido las ocasiones en las que me he visto tentado, pero mi yo financiero no dio el visto bueno y ninguna operación. Sin embargo, esta semana, a fecha de redacción del artículo, al fin pude comprar uno de estos productos, así que ahora mismo te cuento qué tienen de especial estos auriculares y por qué los he elegido.

Sonidos, control del sueño y noches de paz con Amazfit

A pesar de que el mercado de los auriculares sin cables está siendo invadido por hordas de invasores llegados desde todos los puntos del planeta, pocos son los que destacan entre la multitud. En este caso, los Amazfit Zenbuds, seguramente, no sean los dispositivos más adecuados para la mayoría de personas, pero cumplen una función tan útil que espero no arrepentirme de la compra. Antes de que el producto llegue al mercado general, los responsables del proyecto han querido poner a prueba a los futuros usuarios, lanzando estos auriculares a través de Indiegogo. Parece que la campaña está yendo como la seda, ya que del objetivo que se perseguía en un inicio, 17.810 euros, y a falta de 28 días por finalizar la captación de compradores, se han conseguido recaudar, a día tres de julio, la impresionante cifra de 325.000 euros.

Si quieres descansar por la noche, estos auriculares prometen ayudarte

Las virtudes de los Amazfit ZenBuds consisten en invitar al usuario a descansar mejor y, al día siguiente, que éste pueda conocer cómo ha sido realmente su noche de sueño. Su diseño permite que éstos no resulten molestos al utilizarlos por la noche, como si de unos tapones para los oídos se tratasen, además de ser ligeros. No tienen cancelación de ruido activa, pero como se adaptan a la parte interna de la oreja, la cancelación está bastante conseguida, tanto por diseño como por los sonidos que puedes reproducir para quedarte dormido. La caja de carga otorga hasta siete ciclos completos, con la posibilidad de utilizar los auriculares hasta un máximo de 12 horas seguidas. Este es el factor que me ha resultado diferencial, ya que yo siempre duermo con los auriculares con cable, raro que es uno, y nunca había encontrado ningún dispositivo que tuviese una batería tan prolongada.

El punto fuerte de estos auriculares radica en su nicho de mercado. Amazfit
Huami es la firma encargada de fabricar estos auriculares inalámbricos

La tecnología de Amazfit permite distinguir cuando el usuario se ha quedado dormido, cortando el sonido que se esté reproduciendo. La alarma que incluyen, además, es perfecta para despertarte sin molestar a los demás. Una vez levantado o levantada, los Amazfit ZenBuds te indicarán en qué posturas has dormido, cómo ha sido tu puntuación de sueño y el ritmo cardíaco que has tenido a lo largo de la velada. En otro orden de cosas, si utilizas los auriculares en el trabajo, para poder concentrarte mejor, éstos tienen un sistema de notificaciones de llamadas, además de utilizar la caja como Técnica Pomodoro.

El diseño y las funcionalidades de este dispositivo se adaptan perfectamente a mis necesidades

Si, como yo, estás interesado en adquirir uno de estos auriculares, ya puedes hacerlo a través de Indiegogo. Con envío gratuito a nuestro país, puedes comprar el modelo básico, que incluye los auriculares, la caja de carga, el cable y cuatro adaptadores para el oído, por un precio de 62 euros, cuando el producto saldrá a la venta por unos 130 euros aproximadamente. La primera remesa está prevista que empiece a llegar a los afortunados usuarios a partir del mes de septiembre, así que, en cuanto los haya probado en profundidad, os contaré mi experiencia.