Todo el mundo, quien lo niegue está mintiendo descaradamente, hemos curioseado en algún momento de nuestras vidas en páginas de citas. Eso es un hecho. Punto. Además, todo el mundo, quien lo niegue miente mucho más aún, hemos comprado en alguna ocasión en Amazon. El caso es que existen personas tan creativas como para combinar ambos mundos, aparentemente distanciados como dos lejanas galaxias, y, además, hacerlo de una manera simplemente sensacional. Disfruta del espectáculo.

La oferta del día se llama Cora

Recientemente, gracias a la información que hemos podido leer en el medio de comunicación Bored Panda, hemos podido tener conocimiento de la existencia de una página web que, si estás aburrido o aburrida en el trabajo, en casa o de camino a cualquier rincón de tu ciudad, te sacará una sonrisa a nada que navegues unos minutos por sus descripciones y apartados. La página en cuestión se llama Amazon Dating y es un homenaje, además de una genial parodia, del gigante de la venta online, mezclado con una clásica página para conocer solteros y solteras.

Es imposible no rendirse ante la magnífica obra de esta página web. Amazon Dating
El mercado de pretendientes del siglo XXI ha sido llevado al terreno virtual

En un diseño sorprendentemente calcado a la web oficial de Amazon, en este caso únicamente podremos buscar productos humanos entre sus páginas. Valoraciones con estrella, ofertas de última hora, posibilidad de utilizar la suscripción Prime, conocer los productos más vendidos o bucear entre las ofertas del día, en mi caso ha resultado ser una señora de 78 años llamada Cora, cuya descripción indicaba que no podía ver bien y que hace galletas. La página web está tan bien diseñada que puedes elegir la altura de la persona que te haya llamado la atención, añadirla al carro de la compra, conocer si hay stock, cuando llegará hasta tu domicilio, su precio o la posibilidad de reembolso en caso de no quedar satisfecho con la adquisición. Llevo media hora viendo perfiles y muchos de ellos son una maravilla de la comedia. Si quieres encontrar a tu media naranja, aquí no tienes nada que hacer, pero el buen que vas a pasar no te lo quita nadie.