Las grandes compañías, aquellas que tienen sus cuentas corrientes llenas de ceros, destacan por compartir distintas características que delatan su posición en el mercado. Al igual que una persona no se hace multimillonaria gracias a su labor social, las empresas más exitosas no basan su éxito en la ética y la moral. En estos días, los trabajadores del centro logístico que Amazon tiene en San Fernando de Henares están llamados a la huelga y los motivos te los voy a contar a continuación.

Números y no personas

Creo que el titular de este párrafo define la realidad de nuestro país y del sistema laboral de la mayoría de países desarrollados del mundo occidental. Las personas somos la misma fuerza bruta que hace varios siglos atrás y son contadas las ocasiones en las que somos apreciados como individuos y tenemos cubiertas nuestras necesidades en el ámbito laboral. Dicho esto, la información que vas a leer a continuación está obtenida de distintos medios de comunicación y, por tanto, no tiene valor como opinión, sino que, simplemente, relata una noticia de la forma más objetiva posible.

Más del 75% de los trabajadores que votaron, lo hicieron a favor de la huelga

Gracias a la información publicada por el diario online El Independiente, tenemos conocimiento que la votación realizada por los trabajadores de la empresa tuvo como resultado un total de 775 votos, de los cuales 573 fueron a favor de realizar las jornadas de paro y únicamente 202 personas, algo más de un 25%, votaron en contra.

Imagen del interior del centro logístico de Amazon en España. El Independiente

El problema principal, o el que se utiliza por parte de los sindicatos, se encuentra en la negociación del nuevo convenio, ya que el anterior dejó de tener vigencia el pasado miércoles. Las condiciones ofrecidas por la compañía, siempre según el presidente del Comité de Empresa, Moisés Fernández Rico, eran insuficientes. En sus propias palabras:

No hay garantía salarial, se mantiene la actual carga de trabajo en fin de semana, se eliminan categorías profesionales, se congelan salarios indefinidamente para parte de la plantilla, retrocede la protección ante las bajas por enfermedad común, bajada de precio de horas extra, y un largo etcétera.

De momento, la primera jornada de huelga, que tuvo lugar el miércoles 21 de marzo, tuvo una participación del 98% de los trabajadores, en turnos de noche y de mañana. Estos datos los han ofrecido los sindicatos CCOO y CSIT, en información que hemos podido leer en la página web Business Insider. Hoy, jueves 22 de marzo, la huelga continúa y, además, se han producido concentraciones en la localidad madrileña para visibilizar las condiciones laborales en Amazon.

Presente y futuro

Poco se suele hablar de lo que ocurre tras las puertas de las compañías más importantes del mundo. Los lujos y la sofisticación de los centros más espectaculares de cada una de ellas suele ser simplemente la fachada de un mundo oculto de duras jornadas de trabajo para la mayoría de los trabajadores, aquellos cuya labor no vemos, pero que sin la misma, nosotros no tendríamos los productos en nuestras casas.

Eliminar categorías o congelar salarios son algunos de los motivos esgrimidos para la huelga

Amazon pretende acabar con la mayoría de categorías laborales, con lo que muchos de los trabajadores de la plantilla se verían forzados a cambiar la misma por imposición en un futuro nuevo convenio. Además, el convenio que la planta de San Fernando de Henares utilizaba era distinto, superior al Convenio Provincial de Logística, y las condiciones propuestas por la compañía buscan eliminar esa distinción y acercarse al de resto de empresas del sector.

De momento, gracias a la información que hemos podido obtener del diario digital El Confidencial, Amazon ha tomado su primera medida para contrarrestar la huelga de estos días. Dentro del actual convenio, Amazon incluye una norma denominada flexibilidad horaria. Esto no es más que una bolsa de 150 horas de las que Amazon puede hacer uso, previo aviso cinco días antes, para, en este caso, recuperar estas jornadas de huelga.

La actividad de Amazon apenas se ha visto afectada

De hecho, aunque la movilización está siendo todo un éxito, parece ser que el gigante de la distribución no verá afectada su actividad, debido a que otro de sus grandes centros, ubicado en Barcelona, ha echado una mano para ayudar con el envío de la mercancía que no ha podido salir de la Comunidad de Madrid.

Creo que convendría reflexionar acerca del papel que las grandes compañías tienen en nuestra sociedad y cómo los gobiernos y las instituciones patrocinan y cuidan a empresarios que, en este caso claramente, no tienen ningún interés en que sus trabajadores sean tratados como lo que son, personas, y no como lo que les gustaría que fuesen, máquinas con una labor totalmente automatizada. Aunque dadles unas décadas y, quizás, las huelgas dejen de existir, porque es más fácil explotar a robots que a nuestros semejantes.