El mundo digital se ha convertido en una parte fundamental en nuestras vidas. Nos ha permitido ser más autónomos y brindarnos la oportunidad de estrechar nuevos lazos sociales o, en muchos casos, de trabajar desde cualquier parte del mundo con conexión a Internet. Ahora bien, ¿está dejándose el componente moral y ético a un lado con estas nuevas tecnologías?

El ejemplo que te mostramos a continuación demuestra cómo, con Internet, podemos hacer de nuestras búsquedas una segmentación con un gran nivel de detalle. Una de las claves que da sentido a la red de todos es la posibilidad de compartir momentos y vivencias a través de las redes sociales. Se ha convertido en una constante en los países desarrollados. ¿Quién no ha publicado una imagen alguna vez?

Internet puede llevar a un extremo nuestra forma de socializar con las personas

Desde hace unos años, hay un tipo de red social que se ha vuelto especialmente interesante para aquellos colectivos que quieren socializar y, en cambio, no tienen habilidades sociales suficientes por ser tímidos/as. Comenzar a interactuar con otras personas para tener una cita no para de tener una mayor presencia en Internet. Ahora bien, ¿y si lo llevásemos al extremo?

Un nuevo proyecto llevado a cabo por el polémico genetista George Church, ha llevado a un nuevo nivel el hecho de conocer gente. Aprovechando que se debe informar en el perfil sobre nuestros gustos, aficiones o trayectoria profesional, este investigador quiere que informes sobre tus datos genéticos. ¿El objetivo? Evitar que entres en contacto con personas que potenciarían enfermedades hereditarias en hijos/as.

En términos objetivos, podría tener lógica. ¿Quién querría tener, si pudiera escoger, una enfermedad hereditaria que sufres o que ha sufrido parte de tu familia? A nivel subjetivo, por supuesto, no se puede uno mostrar indiferente ante esta apuesta. ¿Dónde queda la igualdad de oportunidades a la hora de conocer gente? ¿Es ético practicar una selección de estas características?

DigiD8, el objetivo es eliminar de la ecuación la enfermedad hereditaria

El fundamento de esta nueva plataforma virtual es muy sencillo. Para poder crear un perfil, se deberá enviar a las oficinas físicas de la entidad una muestra de ADN con el objetivo de que se pueda analizar en qué medida se es propenso a sufrir alguna enfermedad como consecuencia de nuestra conexión familiar. De esta forma, el algoritmo actuará en consecuencia para encontrar pareja.

DigiD8 es la versión del darwinismo del siglo XXI para conocer pareja. Noticias Énfasis

DigiD8, según se puede en el portal tecnológico CBS News](https://www.cbsnews.com/news/harvard-geneticist-george-church-goal-to-protect-humans-from-viruses-genetic-diseases-and-aging-60-minutes-2019-12-08/?ftag=CNM-00-10aab7d&linkId=78498957), todavía está en fase de desarrollo, pero podría ser una realidad a lo largo de los próximos meses. La base de funcionamiento es muy sencilla de explicar, ya que se enfatizará la búsqueda en las personas más afines por cuestiones médicas.

Esta red social se ha enfrentado al rechazo de una parte de la sociedad

Es decir, además de todas las configuraciones que se pueden encontrar en el modelo de red social para ligar, se introducirá una variante para asegurar una potencial descendencia con un menor riesgo de sufrir las mismas dolencias que vivimos o han vivido nuestros antepasados más cercanos. ¿Es esta solución un modelo sostenible y justo a la hora de filtrar? Una vez más, la polémica está servida.

Como bien podrás imaginar, las redes se han visto alarmadas por la noticia. Por ello, las personas que están participando en el programa están apresurándose a difundir que, únicamente, se valorarán casos muy concretos de enfermedades, como por ejemplo, la fibrosis quística. Desde fuentes próximas a DigiD8 se ha querido destacar que esta solución conseguirá diversos beneficios para la sociedad.

2 beneficios para calmar a la crítica social que se ha cimentado

Los desarrolladores de esta polémica red social alegan 2 motivos fundamentales para apostar por esta innovación. Por un lado, afirman que el establecimiento de patrones con muy altas probabilidades para desarrollar enfermedades muy graves en bebés permitirá que una relación no pueda llegar a producirse nunca. De esta forma, evitarán años de dolor y sufrimiento a una persona y su familia.

DigiD8 será una plataforma que tendrá en cuenta nuestra probabilidad para desarrollar enfermedades. Nobbot

Por el otro lado, se quiere hacer especial mención al coste del tratamiento que supondría para las familias y para las Administraciones Públicas por cada persona que fuese víctima de estas dolencias muy concretas. ¿Habría que tener en cuenta este tipo de connotaciones o seguiría produciéndose un dilema moral al segmentar al público en base a su propio ADN?

Los próximos meses, si finalmente tiene recorrido esta plataforma, serán fundamentales para entender si una solución de estas características puede llegar a otras múltiples plataformas. No obstante, la división de opiniones estará muy presente a la hora de inscribirse y conocer personas a través de esta fórmula. Y a ti, ¿te parece justo o crees que puede ser una herramienta adicional?