Comenzamos esta nueva presentación de hardware de la empresa de Cupertino con un anuncio de su servicio de suscripción de series y películas, Apple TV+. La compañía norteamericana ha estado cuidando con mimo su catálogo y es ahora cuando los réditos empiezan a dar su fruto, con decenas de nominaciones, y con producciones para este final de año que darán mucho de qué hablar, como la esperada Fundación. Sin embargo, has venido aquí para descubrir nuevos productos, ¿verdad?

La continuidad del rey de las tablets

La versión más accesible de este rey de su segmento ha mejorado ostensiblemente su rendimiento, gracias a la introducción del chip A13 Bionic. Además, este producto ha añadido la función Center Stage, que permitirá a la cámara frontal seguir a los sujetos de una videollamada. Eso sí, el diseño se mantiene similar a las generaciones anteriores, con el botón frontal incluido y la conexión Lightning. La primera generación de Apple Pencil será compatible con este iPad, que comenzará en los 299 dólares para colectivos educativos y llegando hasta los 329 dólares en la versión de 64 Gb.

La versión más diminuta del iPad es la reina de este evento

En segundo lugar, hemos podido conocer cómo el iPad Mini sí ha sufrido una revolución tanto en diseño, heredándolo de su hermano Pro, como en potencia. Con la eliminación del botón frontal, incluyendo el famoso Touch ID en el botón de encendido en la parte superior, este iPad Mini incluye pantalla Retina Display, conexión USB Tipo C, como deberían tener todos los productos de Apple, y soporte para conectividad 5G. La cámara trasera llega hasta los 12 Mpx, con grabación de vídeo en 4K, y también tendrá soporte para el Apple Pencil de segunda generación, además de llegar en llamativos colores. ¿Podrías querer este iPad, por un precio de salida de 499 dólares, como tu nuevo teléfono personal en lugar de un iPhone? Piénsalo bien.

Una muñeca conectada con el mundo y tu cuerpo en el nuevo Apple Watch

Bueno, es verdad. Nada nuevo llega con el Apple Watch Series 7, aparte de la manida mejora en rendimiento y aprovechamiento de pantalla. Los rumores que apuntaban a un rediseño deberán esperar hasta el próximo año, porque el nuevo reloj de la empresa californiana ha dejado fríos a quienes esperaban poder comprarse un reloj casi nuevo. La pantalla siempre encendida es un 70% más brillante, la interfaz añade botones más grandes, llegan nuevas esferas y se incorpora un teclado para deslizar el dedo. Si quieres hacerte con uno, podrás conseguirlo por un precio de salida de 399 dólares. Por cierto, Apple Fitness+ llegará a España con subtitulos. Entrena, escucha y lee. Pues OK.

El teléfono que se supone que sabe reinventarse

El iPhone del número de la mala suerte, a ver cuando dejan de poner números y llamarle, simplemente, iPhone, tampoco es que haya sido revolucionario en su diseño, salvo algún pequeño detalle con el módulo trasero de cámaras y la reducción del notch. En sus versiones más recortadas, nos encontramos con pantallas de 6,1 y 5,4 pulgadas y con soporte para Dolby Vision, HDR10 y HLG. El chip A15 Bionic será quien preste su potencia para toda la actividad de tu día a día y las cámaras traseras incorporan un esperado Modo Cinemático, que permitirá utilizar una especie de Modo Retrato en vídeo con la inteligencia artificial incorporada. ¿Sus precios? 699 dólares para la versión Mini y 799 dólares para la versión de 6,1 pulgadas.

Los nuevos iPhone introducen pocas novedades en su diseño

Con la coletilla de Pro, Apple ha presentado su versión más exclusiva de uno de los teléfonos más importantes de cada otoño. La primera gran revelación, guiño, guiño, ha sido la rumoreada pantalla SuperRetina XDR con tecnología ProMotion, que permitirá cambiar la frecuencia de refresco entre los 10Hz y las 120Hz de manera inteligente. La versión clásica llegará a las 6,1 pulgadas, mientras que la versión Max llegará a las 6,7 pulgadas. La fotografía se beneficiará de los llamados Estilos Fotográficos, pudiendo cambiar los ajustes en tiempo real, en lugar de aplicar filtros. En cuanto al vídeo, el Modo Cinemático, permitirá cambiar la profundidad de campo incluso después de acabar la grabación. Impresionante, la verdad. El precio parece mantenerse igual, siendo de 999 dólares en la versión pequeña y de 1.099 dólares en la versión Max. ¡¿Y la Pantalla Siempre Encendida donde está?!