Parece que quedaba lejos la época cuando el 4G llegó a nuestras vidas, prometiendo velocidades de vértigo, que posteriormente se confirmaron. Ahora, en los próximos años, viviremos el ascenso de la tecnología 5G, no solo para mejorar la velocidad de nuestra conexión, sino para hacer realidad un futuro donde todos los dispositivos estén conectados entre sí. Apple parece que ha encontrado el socio idóneo, aunque prefiere comprar antes que colaborar. Cosas de ricos todopoderosos.

Intel bajo la batuta de Apple

La información que nos ha llevado a escribir acerca de este asunto ha sido publicada en el prestigioso The Wall Street Journal y asegura que la compañía que dirige Tim Cook estaría en conversaciones para incorporar al departamento que diseña y fabrica los módems para equipos móviles en su estructura. La cantidad, cifra que no puede ser confirmada ya que el acuerdo aún no es firme, podría rondar los 1.000 millones de dólares. Pocas compañías en el mundo, y en concreto en el terreno tecnológico, podrían acercase a dicha cifra, aunque, obviamente, Apple es una de ellas.

La red 5G podría estar detrás de la decisión de Apple. The Verge
La batalla por el 5G ya ha comenzado

Parece ser, gracias a la información que hemos podido encontrar en el medio de comunicación online Apple Insider, que ambas empresas norteamericanas llevan un año negociando, recordemos que Intel es colaborador habitual en la mayoría de productos de la empresa de la manzana mordida, aunque esta semana podría ser la definitiva para acabar de cerrar un histórico acuerdo. Todo parece indicar que las prisas de Apple por integrar la tecnología 5G, además del desencuentro con Intel por su labor en este campo, podrían haber precipitado la negociación. Veremos qué repercusiones tiene la noticia en el futuro próximo, pero no sería de extrañar que en pocos meses la compañía de Cupertino presente sus propios chips.