Yo vivo en una ciudad de mediano tamaño, Vitoria-Gasteiz, con lo que aquí impera la lógica y utilizamos una única tarjeta para movernos entre los diferentes transportes públicos. Sin embargo, de vez en cuando suelo viajar a Madrid y allí el caos se apodera de mi mente cuando se trata de utilizar los vehículos para los ciudadanos. Tarjetas para una zona de Metro, otras para utilizar en el autobús, aunque si el mismo te lleva a zonas periféricas no te serán de utilidad, y de esta manera, cualquiera que visite la ciudad necesitará un guía local. Parece que existen soluciones para poner fin a estos líos de transporte.

Abono sin necesidad de desbloquear el dispositivo

Recientemente, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación británico EveningStandard, sabemos que los poseedores de un teléfono móvil de la compañía de Cupertino, con la posibilidad de utilizar Apple Pay, están de enhorabuena en la capital del país. Una funcionalidad que en España es casi desconocida es el denominado Transporte Exprés, en este enlace puedes encontrar toda la información al respecto, y parece que ya ha sido habilitado en el Metro de Londres.

Utilizar el abono de transporte en Londres será pan comido. Isle of Wight County Press
Únicamente habrá que acercar el teléfono a la zona de acceso del Metro

Gracias a esta característica, los usuarios podrán acceder al transporte público gracias a la tarjeta de transporte que tengan agregada en su iPhone o Apple Watch, sin la necesidad de tener que desbloquear los dispositivos. Únicamente habrá que seleccionarlo en las opciones del teléfono y dejar que el terminal haga todo el trabajo. También se podrá pagar con tarjeta de crédito, aunque si tienes las dos opciones habilitadas, el dispositivo seleccionará en primer lugar la tarjeta de transporte. A ver si comienza la siguiente década y nos vamos acostumbrando a implementar estos servicios en nuestras ciudades.