Si ya hablamos habitualmente de filtraciones de productos, o de sus principales características, en la mayoría de compañías de tecnología del mundo, Apple tiene un puesto privilegiado en el ranking de empresas más deseadas por los amigos de la revelación de secretos. No falta un día de la semana en que tengamos noticias de rumores acerca de los siguientes dispositivos y, como es el caso del artículo que nos ocupa, podamos acceder a ciertos detalles de investigaciones y desarrollos de productos que aún necesitan de años de experimentación.

El proyecto del coche autónomo de Apple sigue siendo un misterio

Sí, te estoy hablando del famoso coche eléctrico y autónomo de la compañía. Las evidencias indican que ya existen, incluso, prototipos recorriendo ciertos lugares de California, pero aún nadie puede afirmar categoricamente alguna característica de diseño o del software que implementarán estos vehículos de la empresa de Tim Cook. Sin embargo, hace unas horas hemos conocido detalles acerca del arresto de un exempleado de la compañía, que podría haber puesto en peligro el secretismo llevado por los responsables de famoso Proyecto Titán. Si quieres más detalles, en los próximos párrafos te explico lo que sabemos hasta el momento.

Un viaje con destino China

La noticia del arresto de Xiaolang Zhang, nombre del antiguo trabajador de Apple que supuestamente habría robado secretos industriales, ha corrido como la pólvora en las última horas en los medios de comunicación norteamericanos. En información que hemos podido obtener del medio digital Bloomberg, conocemos que el ingeniero habría sido detenido en el Aeropuerto Internacional de San Jose, después de haber pasado con éxito a través del control de seguridad del mismo. Su intención era embarcarse en un vuelo, que tenía como destino China.

El ingeniero ya ha sido detenido y podría enfrentarse a penas de hasta diez años de cárcel

Una denuncia, interpuesta en un juzgado de la ciudad de San Diego, acusa a Xiaolang de la descarga ilegal de documentación que contenía información acerca de la empresa californiana, mientras preparaba su salida de la misma y su llegada a una empresa del país asiático llamada Xiaopeng Motors. Lo interesante del asunto es que el extrabajador formaba parte de un equipo de ingenieros que estaban desarrollando el futuro coche autónomo de Apple. Pero, ¿cómo sospechó la empresa acerca de las intenciones del empleado?

La compañía norteamericana vuelve a tener problemas de seguridad. Unsplash

El mismo medio de comunicación indica que Apple ya había comenzado a sospechar, debido a un comportamiento fuera de lo común de este ingeniero. Sus planes, como él mismo había confirmado a la empresa, pasaban por trasladar su residencia a China en esta época del año, después de haber disfrutado de una baja por paternidad en el mes de abril. Sin embargo, Apple ya estaba al tanto de su creciente actividad en la red y un número mayor de visitas a su oficina, antes de que Xiaolang hubiese ofrecido su renuncia.

El arresto puede haber salvado el proyecto de Apple

El señor Zhang ya habría admitido su parte de culpa frente a los miembros del FBI que llevan la causa y, además, habría aportado nueva información al caso. No solamente habría robado información confidencial, sino que habría utilizado el ordenador portátil de su mujer para tener un acceso permanente a ese tipo de información. Su arresto, que se produjo el día 7 de julio, sirve como parche para una situación que podría haber tenido graves consecuencias para la compañía creada por Steve Jobs.

Trump y la tecnología china

Este caso echa más leña al fuego que Donald Trump aviva incesantemente, a raíz de un enfrentamiento político y económico con el gigante asiático. En información que se puede consultar a través del medio de comunicación Fortune, el presidente norteamericano tiene en mente la creación de distintas medidas que supongan un freno al proyecto del país asiático, denominado Made in China 2025. Éste pretende ser un cambio de modelo económico en el que el trabajo intensivo sea sustituido por un sistema laboral automatizado.

Donald Trump tiene en mente una guerra economica con China. Wired
El presidente de EEUU quiere evitar la llegada de inversión china al país

Una de las primeras, y más polémicas medidas, supone una restricción a la llegada de inversores chinos al país norteamericano. Donald Trump pretende que las compañías que posean más de un 25% de capital procedente de China, tengan prohibido invertir en empresas que, textualmente, produzcan tecnología significantemente industrial. Veremos qué rumbo toma este panorama económico, pero, de momento, esa tensión entre ambos países sigue creciendo con casos como el que has leído en este artículo de Urban Tecno.