Por si no fuera bastante con elegir si queremos un móvil de gama alta, media o baja, o si nos decantamos por Android o iOS, ahora los principales fabricantes de smartphones del mercado se han lanzado en pie de guerra en sus anuncios. Y es que al mismo tiempo que muestran sus virtudes, no se cortan ni un pelo a la hora de señalar los puntos débiles de la competencia.

Hasta ahora, lo normal era soltar una pequeña puya en medio de sus presentaciones. Pero ahora ya no hay tregua. Puede que no mencionen a sus rivales en ningún momento pero todos sabemos a quién se refiere.

Samsung, contigo empezó todo

Esta peculiar guerra la inició Samsung hace unos días con un anuncio que era una oda al iPhone de Apple. Nunca habíamos visto tanta dedicación a un móvil de la competencia, concretamente a sus fallos. ¿Samsung o Apple? ¿Apple o Samsung? Para muchos esta guerra casi ha alcanzado una rivalidad digna de Barça – Real Madrid porque los coreanos han demostrado ser capaces de erigirse dentro de Android como una seria y carismática alternativa al iPhone.

Desde luego, la sombra del iPhone hace mucho daño en Android y particularmente a los coreanos de Samsung, que además de contar con un largo historial de juicios por violar patentes, ven cómo Apple suele adelantarles por la derecha cada año.

Lo peor de todo es que Apple tampoco es que sea conocido por innovar, simplemente es que su reinterpretación de las cosas suele calar hondo en el público. Lo de Apple es más que una fidelidad a una marca, rozando el halo de religión para sus fans.

Así que ni cortos ni perezosos, Samsung se lanzó al barro con un anuncio cuyo eslogan era "upgrade to Galaxy", algo así como "actualízate a Galaxy" y en él, un minuto completo de continuas referencias a la compañía de la manzana mordida y su producto más icónico. Ah, y también anunciaban el Note8.

Motorola entra en escena

Pero a esta guerra parece que saben jugar todos. Motorola ha sido el último (de momento) en sumarse y la marca que actualmente es propiedad de Lenovo, ha dado un golpe de efecto cerrando la boca a Samsung. Y es que el que este libre de pecado, que tire la primera piedra.

El anuncio de treinta segundos es verdaderamente una continuación del de Samsung y de hecho su eslogan es "up-upgrade", algo así como vuelve a actualizarte. En el comercial, que comparte estética, argumento y un protagonista cuyo parecido físico con el anuncio de los coreanos es más que evidente, vemos cómo continua la historia.

O lo que es lo mismo, cómo el protagonista pasa del iPhone de Apple al Note8, terminal con el que se las promete muy feliz. Así que llega a casa y se lo enseña a su pareja, que lleva usando Samsung toda la vida.

Y es entonces cuando sucede algo muy WTF. ¡Oh, sorpresa! Su chica le cierra la boca sacando el nuevo flagship de Motorola. Puede que la pantalla del Note8 sea una maravilla, pero queda en pañales ante todo lo que puede hacer en su Moto Z2 Play de 5,5 pulgadas y 500 dólares… un precio mucho más asequible que los 930 dólares del Samsung.

El Moto Z2 Play deslumbra con sus posibilidades modulares, especialmente una: la de usar tu móvil como proyector. Para que nos entendamos, los vídeos vistos en las 6,3 pulgadas del Note8 muerden el polvo ante las 70 pulgadas del proyector.

El chico sonríe pero todos sabemos que está pensando "Tierra, trágame". Una cosa está clara: la próxima vez que quiera comprarse un móvil seguro que le pide consejo a su pareja antes de realizar tal desembolso de dinero.

Por supuesto, esto solo ha sido el principio. Los usuarios esperamos divertidos una nueva entrega más de esta guerra por reinar el sector de los móviles.