Apple es una de las compañías tecnológicas más relevantes del momento, por lo que suele aparecer diariamente en las noticias de este ámbito. Eso mismo ha sucedido hace unos días, pero el motivo por el que un Apple Watch ha sido el centro de atención no tiene nada que ver con su sistema operativo o su increíble pantalla.

La atracción de los usuarios hacia los productos de Apple ha llevado a un grupo de estudiantes a pedirle a la empresa móviles menos atractivos. Sin embargo, si se hubiesen visto en el caso del que te hablamos hoy, estos jóvenes habrían deseado no hacer tal petición y contar siempre con algún dispositivo de la manzana cerca, especialmente, de un Apple Watch.

El Apple Watch de la víctima se convirtió en la mejor herramienta de ayuda de los investigadores

Vayamos a lo importante, y es que en Australia ha ocurrido un asesinato que, afortunadamente, se ha resuelto. Al contrario de lo habitual, ni las huellas ni el arma del crimen ni otras pistas habituales han ayudado a encontrar al asesino. Los investigadores deben darle las gracias a un dispositivo que acompañaba a la víctima en la hora de su muerte.

¿Imaginas ya de qué se trata? Exactamente, la víctima portaba un Apple Watch que ha acabado siendo clave en la resolución de su asesinato. ¿Qué ha sucedido realmente? ¿Qué función del reloj inteligente de Apple ha permitido finalizar el caso? Conozcamos todos los detalles de este misterioso caso.

Cuidado con la tecnología, puede sorprenderte

Eso es lo que debería haber pensado la culpable de este asesinato antes de haber creído que podía mentir a la policía. Bien, para ponernos en situación tenemos que trasladarnos a septiembre de 2016 en la ciudad de Adelaide, en Australia.

Myrna Nilsson, de 57 años, fue encontrada muerta dentro de su casa por su nuera Caroline Dela Rose Nilsson, de 26 años, según informa The Huffington Post. La nuera representa un personaje clave en este caso, ya que alegó que un grupo de asaltantes había estado discutiendo con su suegra durante 20 minutos fuera de la casa.

La policía pudo resolver el crimen gracias a que la víctima llevaba este reloj inteligente. Telemundo

Según Caroline, no escuchó lo que había pasado porque se encontraba en la cocina justo antes de que los asaltantes la retuviesen. Además, añadió que este grupo había seguido a Myrna tras un incidente de tráfico, para posteriormente atacarla y ahorcarla.

Las explicaciones de Caroline Dela Rose Nilsson no fueron nada convincentes para los investigadores, para los que pronto se convirtió en la principal sospechosa del asesinato. Sin embargo, pese a las acusaciones, la culpable no se esperaba la prueba que presentaron los fiscales y que demostraron su responsabilidad.

Un Apple Watch clave en la investigación

La víctima llevaba un Apple Watch en el momento en el que fue asesinada. Gracias a este dispositivo, los abogados pudieron desmontar la historia inventada por la acusada, tal y como informan desde Telemundo. Pero, ¿cuál es la función del reloj inteligente que sirvió en el caso?

Como ya sabrás, estos dispositivos pueden registrar la actividad física de aquellos que lo llevan. Recuperando los datos del Apple Watch sobre los minutos claves, los investigadores pudieron determinar cómo fueron los últimos momentos de la víctima.

El reloj inteligente registró un aumento de la actividad de Myrna, seguido de una reducción de su movimiento. Poco tiempo después, el Apple Watch dejó de registrar actividad alguna. La información recogida permitió concretar la hora del asesinato, determinando que fue atacada a las 6:38 pm y fue asesinada a las 6:45 pm.

El Apple Watch fue la clave de la resolución del crimen. Vibbo

El registro del Apple Watch tira por tierra lo defendido por la acusada, ya que demuestra que la actividad de la víctima aumentó de forma repentina y descendió poco después. Así, es imposible que ella hubiese sido perseguida por el grupo de asaltantes y hubiese discutido con ellos durante 20 minutos.

Por el momento, se desconoce si Apple colaboró con los responsables del caso entregándoles la información necesaria o estos recurrieron a otros métodos. Sea como sea, la fiscal Carmen Matteo cree en la veracidad de las pruebas gracias al certero registro que hace el reloj inteligente:

La evidencia de Apple Watch es fundamental para demostrar la falsedad de la declaración del acusado a la policía. Un reloj de este tipo contiene sensores capaces de rastrear el movimiento y la velocidad de movimiento de la persona que lo lleva y mantiene un historial de la actividad diaria del usuario, también mide la frecuencia cardíaca.

Caroline Dela Rose Nilsson aún no sabe si un simple Apple Watch significará su ingreso en la cárcel, ya que su caso volverá al juzgado en junio, según IFL Science. Aún así, parece complicado que vea la luz del día, ya que el juez encargado ya ha defendido "la aparente solidez del caso de la fiscalía".

Este caso revela la importancia que puede tener llevar un dispositivo de este tipo en la muñeca gracias a todos los datos transmiten sobre la persona que lo porta. Quién sabe si, finalmente, esos datos tienen que ser utilizados en una investigación policial tan primordial como esta.