A modo de introducción personalizada, te diré que en mi otra ocupación laboral, por suerte, no solemos realizar ningún tipo de regalo entre los compañeros y compañeras de trabajo. Sin embargo, suele ser habitual, en muchas empresas y grupos de amigos, jugar al amigo invisible, una tradición que nadie recuerda cuándo comenzó a gestarse. El caso es que mi mujer y sus compañeras de trabajo, innovadoras que son ellas, han decidido realizar un amigo invisible, cambiando objetos por pequeños dulces caseros, y me han enseñado cómo el teléfono móvil puede sustituir a los clásicos papeles con nombres escritos en ellos. Si quieres conocer un par de aplicaciones para gestionar el amigo invisible de este 2019, aquí te dejo mis recomendaciones.

Easy Santa

Esta es la aplicación que me ha mostrado mi mujer y, después de trasteado un poco con ella, creo que es una opción fantástica si quieres dar un paso más allá en la celebración del famoso amigo invisible. Una de las grandes novedades, y utilidades, que introduce esta app, disponible tanto para dispositivos iOS como para terminales Android, es que no necesitas utilizar ni correos electrónicos ni mensajes de texto para configurar los distintos grupos en los que quieras participar, ya sea del trabajo, amigos o familia.

Únicamente será necesario que tengas a las personas participantes en tus contactos

El primer paso será seleccionar los contactos que tienes guardados en la agenda del teléfono, porque sí que necesitarás conceder permisos para gestionar la aplicación. Cuando hayas elegido a todos y todas las participantes, podrás seleccionar exclusiones, es decir, que podrás decidir qué participantes no pueden regalarse entre ellos, ya sean padre y madre o parejas, por ejemplo. Existen muchas opciones de configuración, tal y como puedes ver en el vídeo que te dejo sobre estas líneas. Tendrás la opción de establecer una fecha límite, la fecha de entrega de regalos e, incluso, la hora.

Será imposible fallar con esta aplicación

Obviamente, también podrás poner nombre a los distintos amigos invisibles en los que estés participando, además de poder redactar las bases de cada uno de ellos, por ejemplo poniendo un precio máximo de los regalos, o establecer una imagen personalizada, tal y como sucede en las aplicaciones de mensajería instantánea. Cada persona participante recibirá una notificación en su teléfono móvil, indicándole quién es la persona a la que le ha tocado regalar. Por último, cada persona podrá crear una lista de deseos, para guiar a los demás participantes. En el caso del grupo de compañeras de trabajo de mi mujer, al ser dulces, cada una ha puesto sus preferencias o intolerancias, para acertar y evitar sustos innecesarios.

Amigo Invisible 22

En segundo lugar, he decidido apostar por esta aplicación, disponible tanto para dispositivos Android como iPhone, ya que es una de las que mejores valoraciones tiene, además de disponer de multitud de opciones para satisfacer todo tipo de sorteos. Lo primero que habría que destacar, tal y como indican en la propia página web de la aplicación, es que es una app sencilla, aunque, en este caso, sí es necesario agregar algún tipo de identificador, ya sea el correo electrónico, WhatsApp, Facebook o mensaje de texto, donde se recibirán las invitaciones correspondientes.

Ojalá todos los ‘amigos invisibles’ fuesen tan generosos. Unsplash
El funcionamiento es similar a la anterior aplicación, salvo por el envío del enlace a través de distintas redes sociales o apps de mensajería

Aquí, al igual que te mostraba en la anterior app, también se podrán establecer qué participantes no pueden regalar a otros, crear nombre de grupo o acordar un presupuesto para los regalos y todo en una aplicación mucho más atractiva que la anterior. Cuando se haya sorteado quién regala a quién, también te llegará una notificación, en este caso tanto al dispositivo como al correo electrónico, si es que así lo tienes configurado. Así que, ya sabes, si estás obligado a jugar al amigo invisible, en el trabajo de mi mujer lo llaman amigo dulsesito, ya no tenéis excusa para no estar actualizados. ¡A jugar!