Corren duros tiempos para Huawei y ZTE, dos de los fabricantes de móviles más importantes de China. Ambas compañías han publicitado incesantemente su apuesta por las redes de quinta generación (5G), sin embargo, ninguna de ellas podrá ofrecérselas a sus clientes en Australia.

El gobierno del país de Oceanía ha decidido excluir tanto a Huawei como a ZTE de su red nacional de 5G alegando cuestiones de seguridad. Como puedes imaginar, la decisión no ha sentado nada bien a ninguna de las compañías chinas, que pierden así una oportunidad perfecta en el mercado australiano.

La relación con China, razón principal

Tras la decisión comunicada por Australia, Huawei ha mostrado su completo desacuerdo a través de un tweet. "Este es un resultado extremadamente decepcionante para los consumidores. Huawei es líder mundial en 5G. Ha entregado de manera segura y segura tecnología inalámbrica en Australia durante cerca de 15 años", leemos en la nota.

La referencia de Huawei a la seguridad que ha ofrecido durante esos 15 años no es casualidad, ya que el gobierno australiano se ha excusado en ese aspecto para defender la prohibición a las dos compañías chinas de ofrecer tecnologías 5G.

Tanto Huawei como ZTE no podrán ofrecer red 5G en Australia. The Wall Street Journal

Scott Morrison, secretario del Tesoro y ministro interino del Interior de Australia, ha afirmado en una rueda de prensa que el próximo 28 de septiembre entrará en vigor el nuevo reglamento de Reformas a la Seguridad del Sector de las Telecomunicaciones, que incluye un punto mortal para las dos compañías telefónicas.

El gobierno chino ha acusado a Australia de realizar "prácticas discriminatorias"

Una de las normas presentes en el nuevo reglamento obliga a los proveedores a proteger las redes ante cualquier amenaza de seguridad nacional. Sin embargo, en Australia creen que la relación de Huawei y ZTE con el gobierno de China podría llevar a las dos primeras a no cumplir con este punto.

Ante el riesgo de un acceso no autorizado o una interferencia tras instrucciones del gobierno chino, Australia ha decidido tomar la vía de la prohibición. Sin embargo, desde Huawei repiten y repiten que no hay ninguna relación con el sector político chino y que sigue siendo una empresa privada.

Por el momento, ni Huawei ni ZTE podrán acceder a la red nacional de 5G, una prohibición denominada como "práctica discriminatoria" por parte de un gobierno chino que no ha dudado en criticar con dureza la última jugada de Australia.