A todos, los que escribimos en Urban Tecno y quienes nos leéis incansablemente, nos gusta la tecnología. Quien más y quien menos, también disfrutamos con los diseños bonitos y dispositivos estéticos, para que puedas lucir la última tecnología y quedar como una persona vanguardista y elegante. Este no va a ser el caso del producto que te voy a mostrar a continuación, aunque apuesto que hará las delicias de aquellos manitas digitales y su forma de entender este sector.

El reloj que quería aprender

En una nueva ración de productos recién publicados, a fecha de redacción del artículo, en uno de los principales referentes del mundo del crowdfunding, Kickstarter, te quiero presentar a Bangle.js. Este reloj, que pretende ser inteligente gracias a la maña del usuario, es lo que los adictos a la tecnología necesitaban. En este caso, tal y como puedes comprobar en la página web del producto, estamos ante un wearable de código abierto, muy raro en estos días donde empresas como Pebble sucumbieron ante el terremoto del sector de tecnología de muñeca.

El reloj no es un wearable para todos los públicos. Hackster
Las especificaciones técnicas no muestran el verdadero potencial del wearable

En esta ocasión nos encontramos un dispositivo con una pantalla de 1,3 pulgadas, con tecnología LCD en 16 bit, y que cuenta con dos zonas de interacción, que se podrán utilizar si el usuario así lo configura. Los sensores y bondades que se incluirán dentro del armazón principal, que es grande y poco estético, van desde el sensor de ritmo cardíaco, conectividad Bluetooth, acelerómetro, magnetómetro, un pequeño motor de vibración y resistencia al agua IP68, con la posibilidad de sumergir el reloj hasta 10 metros de profundidad. Además, el dispositivo cuenta con el procesador ARM Cortex-M4, 64 kB de memoria RAM, 512 kB de memoria interna flash y 4 Mb de memoria externa flash.

El reloj está construido en JavaScript. Hackster
El software, y su posible modificación, es lo que decantará la balanza del lado del Bangle.js

En cuanto al software del reloj, que es uno de los puntos clave de este análisis, habría que destacar que se basa en JavaScript o el editor propio de la compañía desarrolladora. Si adquieres el wearable no tendrás un trozo de plástico vacío, sino que vendrá con una versión de Espruino. A pesar de que esta es la parte más importante del reloj, siento no poder darte más detalles, los podrás encontrar en la página de Kickstarter, ya que mis conocimientos informáticos se pierden en este mar de términos extraños.

Aplicaciones, precio y distribución de Bangle.js

En otro orden de cosas, y una de las opciones más interesantes del reloj, podrás instalar las aplicaciones que los desarrolladores oficiales hayan creado, añadir las que la futura comunidad tenga a bien crear, además de idear y codificar las tuyas propias. Las aplicaciones serán gratuitas, el software de código abierto siempre suele serlo, y a través del siguiente enlace podrás entrar en la tienda oficial y curiosear para ver aquellas apps que ya han sido escritas.

Un reloj hackeable puede ser lo que estabas buscando

Si eres una persona realmente interesada en jugar con este tipo de dispositivos, únicamente queda contarte cómo puedes ser el primero en conseguir uno de los más novedosos wearables del mercado. En este caso, podrás acceder a la versión más sencilla del reloj, aquella que tiene un precio de 55 euros, y conseguir el reloj más configurable del momento. Si lo tuyo es enredar más de la cuenta, también podrás conseguir, en este caso te harán falta 123 euros, la edición más completa, que incluye todos los complementos disponibles. El reloj comenzará a ser enviado a sus futuros usuarios a partir del mes de marzo del próximo año y podrás recibirlo en cualquier rincón del mundo. Si quieres sentirte como Mr. Robot, Bangle.js es tu punto de partida.