¿Algunas vez te has visto en un apuro y has tenido que utilizar un baño portátil? Esto, sobre todo, es muy posible que te haya podido ocurrir en alguna festividad. La instalación de los inodoros portátiles es una costumbre que cumple un gran servicio. Sin embargo, no todo es tan bonito. ¿Te has pasado por uno de ellos tras una noche completa de continuo ajetreo?

Lo cierto es que, lo que menos apetece, es entrar y permanecer en el interior. En ocasiones, se sabe qué es lo que se puede encontrar en el interior y, en otras, es toda una sorpresa. ¿Cómo podría hacerse para saber qué hay dentro de las 4 paredes para no llevarse un susto? En Japón, parece que han logrado dar con una tecnología que podría revolucionar el mercado de los baños portátiles.

Los baños públicos transparentes han sido obra del arquitecto Shigeru Ban

Su funcionamiento sería muy sencillo, ya que únicamente habría que tener en cuenta el servicio que ofrece el vidrio inteligente y la corriente de la luz. Tal y como podrás ver un poco más abajo, se podría saber si hay alguna persona en el interior, si está en orden para poder hacer nuestras necesidades y, en general, si se dan las condiciones para ello.

La persona que ha conseguido dar con este proyecto ha sido galardonada con un premio de arquitectura. ¡No es para menos! El resultado muestra cómo es posible convertir un espacio completamente transparente en un área completamente opaca. Todo ello, además, sin necesidad de instalar mamparas ni nada por el estilo. ¿Podríamos verlo a nivel de decorado en un futuro?

Veamos, con más grado de detalle, cómo sería el funcionamiento de esta curiosa propuesta, hasta qué punto podría terminar imponiéndose en el mercado en el mundo de la reforma privada y, por supuesto, las claves para entender su mecanismo de privacidad. ¿Aprovecharías la novedad introducida por el arquitecto Shigeru Ban para estandarizarla?

Unos baños o servicios público aparentemente transparentes

Los baños públicos protagonistas de esta historia han sido instalados en parque Haru-no-Ogawa y parque Yoyogi Fukamachi, ambos situados en el área de Shibuya, en Tokio. En total, los había repartidos hasta en 5 tonalidades distintas, pudiendo ver qué es lo que había en el interior y, sobre todo, en qué condiciones. Ahora bien, ¿qué sentido tendría esto si no fuese por sus cualidades?

Los servicios públicos de Tokio han sido una atracción debido a su tecnología. New Atlas

Según se puede observar en la imagen anterior, cualquier persona puede observar qué es lo que ocurre en el interior si se da una condición determinada. Este requisito consiste, básicamente, en el corte del circuito de luz que hay previsto al cerrar o abrir la puerta. Si esta se mantiene abierta, se entiende que no hay nadie en el interior, haciendo que el vidrio deje entrar la luz.

Al cerrarse el circuito eléctrico, se consigue la opacidad del vidrio inteligente

Si se cierra el sistema es condición necesaria de que hay una persona en el interior. En este caso, el circuito eléctrico se conecta y se produce la opacidad del equipo de paredes. Además, se mantendrá encendida la luz del interior con el objetivo de ofrecer un servicio durante el tiempo que pase el usuario entre las 4 paredes. El sistema, por tanto, cumple varias funciones.

Además, por la noche cuenta con su propio sistema de iluminación para que cualquier persona que se encuentre en los alrededores pueda saber en qué condiciones se encuentra el servicio público. Esto, teniendo en cuenta cómo la falta de civismo sobra en muchas ciudades, podría ser gran ayuda para evitar males mayores a la hora de utilizar este servicio público.

Una solución con miras a su estandarización en Japón

Japón nos lleva años de ventaja en muchos aspectos, de esto no debe quedarnos duda alguna. Sin embargo, ¿hasta qué punto se introducirá esta tecnología en el mercado? Según se puede leer en el portal tecnológico New Atlas, se espera que para la segunda mitad del próximo año hayan instalados un total de 17 unidades. ¿Y si los actuales tienen ya fecha de caducidad determinada?

Los servicios públicos ocupados se pueden observar de forma opaca. New Atlas

Los baños fueron creados para The Tokyo Toilet Project, una apuesta que buscaba cómo mejorar la practicidad, imagen y funcionalidad de un elemento fundamental en determinadas ocasiones. ¿Crees que los verás en el medio plazo en tu ciudad durante varios episodios festivos? Es difícil anticipar su estandarización, pero parece que sus creadores apostarán por ello.

Habrá que esperar aún unos meses para ver cómo avanzan las obras de fabricación de las primeras unidades. Se espera que puedan esta operativos a finales de 2021, pero teniendo en cuenta los efectos que está provocando la pandemia de la Covid-19, lo más probable es que su instalación no tenga lugar hasta 2022.