Cambios y más cambios en el proyecto con el que SpaceX quiere llegar a Marte. Todos sabemos que los planes de Elon Musk son a lo grande, como el cohete que tiene que llegar hasta el planeta rojo en 2022. Big Falcon Rocket o BFR era como conocíamos a esta nave, aunque esos nombres ya forman parte del pasado.

El propio Musk ha confirmado a través de Twitter (¡qué sorpresa!) que SpaceX ha decidido cambiarle el nombre al cohete. Llega el momento de decirle adiós al Big Falcon Rocket para darla la bienvenida a Starship, el cohete que nos llevará a Marte.

BFR pasa a llamarse Starship

El supercohete de SpaceX deja de ser conocido como Big Falcon Rocket para convertirse en Starship. Así llamaremos a la parte de transporte de la nave, ya que la que encargada del impulso ha sido nombrada como Super Heavy. Apenas cuatro palabras ha necesitado Musk para dar esta noticia al twittear "Renaming BFR to Starship".

No es una información para pasar por alto porque este nombre será muy utilizado en los próximos años. Recordamos que este será el cohete que protagonice el proyecto de SpaceX de llegar a Marte. Según los planes de la compañía, las primeras pruebas con la nave comenzarán a finales de 2019.

Elon Musk ha cambiado el nombre de Big Falcon Rocket por Starship. Twitter Elon Musk

Si todo sale como está planeado, Starship iniciará un viaje sin pasajeros en 2022, para volver a hacerlo ya con viajeros a principios de 2024. Los 5 billones de dólares de presupuesto de este cohete serán utilizados para intentar cumplir con estos plazos, aunque parece complicado.

Las expectativas creadas en torno a Starship son muy altas, ya que sustituirá a Falcon 9, a Falcon Heavy y a los cohetes Dragon. Además, al contrario de lo afirmado en un primer momento, Starship estará capacitado para viajar a otros sistemas estelares, haciendo honor a su nuevo nombre.