Es complicado sorprenderse en la actualidad. Estamos tan acostumbrados a que la tecnología nos deje sin palabras, que es difícil sentir una sensación de incredulidad, salvo que estés viendo la última película de Christopher Nolan o cualquier autor de ciencia ficción. En este caso, como la robótica ya forma parte cotidiana, al menos en el sector industrial, del día a día, quiero presentarte un nuevo habitante de nuestro planeta. No está vivo, pero así lo parece.

Volando voy, aleteando vengo

Recientemente, gracias a la información que hemos podido localizar a través de la página web de la empresa Festo, hemos conocido cómo esta compañía alemana ha ideado un nuevo tipo de robot, casi calcado a cualquier ave de nuestro planeta, y que tiene sus mismas capacidades de vuelo. El prototipo que ha sido desarrollado se conoce como BionicSwifts y puede remontar el vuelo gracias a la tecnología incluida en su interior, además de unas alas artificiales, que resultan ser uno de los factores determinantes para lograr un vuelo absolutamente impresionante, a juzgar por lo que hemos podido ver en el vídeo que te dejo bajo estas líneas.

Observar a una máquina actuar como un ser vivo es algo digno de admirar

El robot puede recorrer el aire gracias a la tecnología GPS, basada en frecuencias de radio, de ultra banda ancha. El tamaño de este ave digital es de 44’5 centímetros de largo por 68 centímetros de envergadura. A pesar de ello, únicamente pesa 42 gramos, con lo que los giros y las acrobacias aéreas son pan comido. En el interior del robot podemos encontrar dos servomotores, la batería, la transmisión y varios circuitos. Las aplicaciones de este tipo de robots podrían estar dentro del campo de la industria, para el transporte de ciertas mercancías, en el interior de las naves, además de poder llevar un control del inventario y adelantarse a una rotura del mismo.