Es complicado encontrar un terminal, en la actualidad, que reúna las condiciones idóneas para ser recomendado a la mayoría de usuarios. Debido a la creciente diversidad en el panorama de la telefonía móvil, además de que cada persona es un mundo, podemos recomendar teléfonos a quienes quieren tener la mejor cámara del mercado, el mejor rendimiento en autonomía, un sistema operativo en concreto, a quienes dedican horas a jugar con la pequeña pantalla o, por ejemplo, a quienes buscar maximizar la productividad en cualquier lugar. Dicho esto, como podrás imaginar, Black Shark compite, casi, con una videoconsola portátil. Potencia, desde luego, no le falta.

Llegó el tiburón y con el se me fué

Después de una poética referencia a una de las mejores canciones de la historia, empiezo el repaso al nuevo Black Shark 3, que llegará en dos versiones, la clásica y la versión Pro, tan necesaria hoy en día para no quedarse fuera de juego, tal y como podemos leer en el medio de comunicación Android Authority. En esta ocasión, sabemos que ambos terminales portan el chip Snapdragon 865, cuentan con modelos de 8Gb y 12Gb de memoria RAM, además de incorporan almacenamiento en versiones de 128Gb y 256 Gb. Las cámaras son exactamente iguales para ambos dispositivos, siendo el sensor delantero de 20 megapíxeles, mientras que la cámara trasera incorpora un sensor principal de 64 megapíxeles, con una disposición de tres sensores de manera triangular.

Estos monstruos son ideales si los videojuegos son tu mayor afición

El verdadero aspecto destacado es la pantalla, que llega hasta los 90Hz en ambos terminales, utilizando tecnología AMOLED, en 6’67 pulgadas, con resolución FullHD+ y estándar HDR+ para la versión normal, mientras que el Black Shark 3 Pro añadirá resolución 2K y la pantalla crecerá hasta las 7’1 pulgadas. Ambos modelos soportan una carga rápida de 65W, la versión normal incorpora una batería de 4.720 mAh, mientras que la Pro llega hasta los 5.000 mAh. La tecnología 5G y el puerto de auriculares también son elementos compartidos por ambos teléfonos. Sus precios irán desde la versión más asequible, que costará alrededor de 450 euros al cambio, hasta la versión más potente, con 12Gb de memoria RAM y 256Gb de almacenamiento a razón de casi 650 euros. Por cierto, si eres un auténtico jugón, debes saber que la versión Pro incluirá los gatillos en la parte trasera, para disfrutar, aún más, de la experiencia de juego.