El mundo de la aviación está de luto. De nuevo, una unidad del Boeing 737 MAX 8 ha sufrido un accidente. Tan solo habían pasado 5 meses desde el otro siniestro, algo que ha llevado a la suspensión de todos los vuelos en los que este modelo iba a ser el medio utilizado. La gran mayoría de las aerolíneas que contaban con alguna unidad, han decidido cancelar los viajes.

¿Por qué está siendo objeto de sabotaje este modelo en particular? En ciertos casos, se está estandarizando una primera causa. Al parecer, se habría aprovechado este suceso para reducir el poder de acción de Boeing en el mercado. ¿Podría decirse que se está instrumentalizando este suceso como un elemento más de la guerra comercial entre las principales potencias mundiales?

Boeing ha comenzado una investigación para determinar cuál fue la causa del accidente

Quizás, habría que buscar el problema actual en otros apartados. Uno de los debates que se ha planteado es la idoneidad del software que equipan estas unidades. Según se ha podido saber, Este sistema podría haber sido el causante de que se hayan producido estos dos accidentes de consecuencias nefastas.

Tal y como se puede leer en la edición digital de noticias de la BBC, el sistema operativo que la compañía Boeing habría implementado en el modelo 737 MAX 8 podría haber contribuido al desenlace fatídicos vivido en un espacio de tiempo de tan solo 5 meses. ¿Hasta qué punto podría haber influido las soluciones de telemetría y demás que incorporaban los aparatos siniestrados?

Veamos cuáles son los motivos alegados para poner en duda el sistema de gestión de los aviones que han provocado que Boeing haya perdido una buena parte de su capitalización bursátil en solo unas jornadas de sesión. ¿Qué podemos esperar en las próximas semanas respecto a la compañía dedicada a la producción de aviones?

Los motivos que determinan un posible fallo del software

2 vuelos de las aerolíneas Lion Air y Ethiopian Airlines, han tenido un desenlace fatal, el cual ha provocado la muerte de un total de 346 personas. ¿Qué consecuencias están produciéndose tras sendos accidentes? El primer motivo que ha provocado una conexión entre ambos casos es la serie de características que han compartido ambos sucesos.

Ya son 2 las unidades del Boeing 737 MAX 8 que han sufrido un accidente en apenas 5 meses. Preferente

En ambos episodios, el accidente tuvo lugar poco después del despegue. Ambos compartían una actualización del software. Respecto al 737 convencional, la versión MAX 8 incluía un software de control de vuelo denominado Maneuvering Characteristics Augmentation System (MCAS). Tras una primera investigación, Boeing ha querido remarcar que este sistema adicional no opera el vuelo en situaciones normal de pilotaje.

El MCAS habría podido provocar la caída fatal de los 2 aviones

Esta solución solo actúa en los ascensos como una medida estabilizadora. Sirve, principalmente, para garantizar el ascenso durante los primeros kilómetros del vuelo. En el caso del accidente sufrido hace unos meses, se detectó que pudo entrar en acción cuando ya no se requería el ascenso, dando lugar a una pérdida continua de altura e inhabilitando los controles manuales.

Dada la velocidad en condiciones normales de vuelo, su activación habría provocado una caída muy rápida, haciendo muy difícil a los pilotos el control de la aeronave. ¿Ha ocurrido algo parecido en esta ocasión? Esto es justo lo que se podrá detectar tras el análisis de las cajas negras recuperadas.

Unas pruebas concluyentes que podrían dinamitar a Boeing

En un mercado dominado por apenas unas empresas en el mundo, si uno de los proyectos falla, suele implicar miles de millones de dólares en pérdidas. Sin embargo, este no es el único efecto, ya que el resto de las firmas verán incrementada, muy posiblemente, sus cuotas de mercado en el corto plazo. Este fenómeno se observa a la perfección en el mercado bursátil.

La cabina de un Boeing 737 MAX 8. Noticias aéreas

Según se puede leer en el medio mencionado anteriormente, ya en noviembre se obtuvieron testimonios de pilotos que no se sentían seguros en referencia al sistema de vuelo del modelo 737 MAX 8 de Boeing. Al parecer, la anómala inclinación que se producía al implementar el piloto automático no era algo que tenía lugar comúnmente en la aviación comercial.

Boeing ha lanzado una actualización que mejoraría el software que podría ser culpable

Boeing, a estos efectos, ha introducido una mejora del sistema software a raíz de los accidentes producidos. Su lanzamiento tuvo lugar el pasado 11 de marzo, momento en el que ya se había producido el segundo de los siniestros protagonistas.

Habrá que esperar todavía unas semanas para conocer más detalles sobre este suceso. No obstante, lo que ya se puede palpar es la pérdida de la credibilidad que pesará sobre la compañía como consecuencia de los 2 sucesos vividos en apenas 5 meses en relación con un mismo modelo de aparato.