Nos ha pasado a todos, especialmente a los más jóvenes. Te juntas con tus amigos, ya sea en una barbacoa, piscina, en el campo y os apetece poner algo de música. Con los smartphone no hay problema, ya que nos permiten almacenar toda la música que nos quepa y si no… siempre tenemos los servicios de música en streaming como SoundCloud, Apple Music o Spotify. Pero sigue faltando algo: el altavoz.

¡Quién le iba a decir a McDonald’s que su mejor creación iba a ser un gadget!

McDonald’s es consciente de ello y su objetivo es que no vuelva a sucederte gracias a un invento verdaderamente único, que aúna diseño, ecología y mucha diversión.

Su nombre es Boombox y va a dejarte con la boca abierta. ¡Quién le iba a decir a McDonald’s, creador de productos tan icónicos como el Big Mac, el cuarto de libra o el McFlurry que su mejor invento iba a ser un gadget!

Con Boombox, tienes una bandeja y un altavoz al mismo tiempo. Mashable

De momento, según asegura Mashable, los únicos afortunados que podrán disfrutar de Boombox son los canadienses, ya que es en el país norteamericano donde se ha lanzado esta curiosa y exclusiva edición limitada.

Más concretamente podrás adquirirlo en el McDonald’s de Woodbine Beach, como conmemoración del vigésimo segundo cumpleaños del McFlurry. ¿Y qué pasa, que los demás países no disfrutamos de ese delicioso helado? Pues sí, pero paradójicamente, tuvo que ser en un lugar tan gélido como Canadá donde fue creado.

Así es Boombox: ni un solo cable o componente electrónico

Si lo tuyo es el diseño de productos o la innovación, toma nota porque se trata de un gadget único. Olvida lo que tengas en mente y prepárate para algo verdaderamente sorprendente.

El Boombox no es un artilugio de plástico como podríamos esperar, sino que emplea la bandeja de cartón reciclado, en la que la popular cadena de restaurantes de comida rápida suministra cuando pides un par de bebidas, para fabricarlo. ¡Al más puro estilo Transformers, de bandeja a altavoz en un segundo!

¡Al más puro estilo Transformers, de bandeja a altavoz en un segundo!

Aunque huelga decir que el resultado no es el típico altavoz Bluetooth portable al que estamos acostumbrados (porque de hecho no hay ningún componente eléctrico en su interior), sorprendentemente cumple su función y amplifica el sonido de una manera óptima gracias a su diseño.

Concretamente, es capaz de potenciar el audio de tu smartphone un 101%. Para que nos entendamos, se fundamenta en el clásico recurso de meter la fuente de sonido en un recipiente.

Por supuesto, este diseño no es casual, sino que se trata de un proyecto realizado entre McDonald’s en colaboración con la Universidad de Waterloo y StackLab, un prestigioso estudio de creación arquitectónica y de producto.

¿Cuál es su secreto?

Muy sencillo: si metes una fuente emisora de audio en un recipiente como una taza, un bol, una cazuela, palangana o similar, observarás que el sonido se amplifica. Las ondas sonoras se reflejan en las paredes del recipiente, que debe tener forma cónica y por tanto, se potencian.

Tras numerosos ensayos, Janelle Resch, doctoranda de la Universidad de Waterloo, demostró que un cono de diez lados con una abertura en la parte superior era el que mejor resultado ofrecía en cuanto a calidad y cantidad de sonido:

Cuando cambiamos la forma de los conos del "McBoombox", el aumento de los niveles de sonido era de un 50%. Sin embargo, cuando cambiábamos de material reflectante, el incremento de sonido era de un 43%. Insertando tu teléfono, logras un 101% más de nivel de sonido.

¿Cómo funciona Boombox?

The Everyday Foodie detalla en su web cómo es la puesta a punto. Es tan fácil que casi da vergüenza explicarlo: simplemente pon boca abajo la bandeja de cartón que te suministran con las bebidas. Extiende con cuidado los dos conos rojos que verás en su interior y sitúalos uno a cada lado.

Detalle del altavoz Boombox. The Everyday Foodie

En la ranura que verás justo en medio, inserta tu teléfono. Esta ranura está diseñada para que quepan multitud de modelos de smartphone y que además permita su manipulación. Ahora ya solo te queda elegir la música y comprobar cómo el volumen aumenta gracias a este "mágico artilugio" obra de la física y el diseño.

Sin duda, una ingeniosa forma de darle una segunda vida al packaging que nos da la cadena de restaurantes y de tenerlos cerca, porque no ocupan nada.

Desgraciadamente, como hemos comentado antes, se trata de una edición limitada a Canadá y restringida a un periodo de tiempo corto. Pero dado su abrumador éxito, quién sabe si McDonald’s optará extender la promoción y que podamos disfrutar de ella.