La Navidad es ese periodo del año en el que el amor vuelve a los hogares… y a las tiendas. Las compras se multiplican por persona y los regalos circulan entre familia y amigos, siempre que la existencia de los productos lo permita. ¿Por qué cada vez es más habitual encontrar que ya no quedan más unidades en las tiendas de comercio electrónico?

Conseguir un buen regalo estas Navidades es complicado por culpa de estos bots

Sentimos decirte que la Navidad cuenta con una gran amenaza que crecerá en los próximos años si nadie la para. Es momento de recordar El Grinch, esa película que no falta en la televisión cuando se acercan estas fechas. ¿Recuerdas al protagonista de la misma? Su odio por la fiesta navideña le lleva a querer arruinarla para que no se celebre finalmente.

Bien, desgraciadamente contamos con algo parecido en la realidad. Los bots del Grinch han llegado a tu vida para quedarse y tienen una misión parecida a la del personaje: estropear la Navidad. ¿Cómo funcionan estos bots? ¿Cuál es el plan de las tiendas para pararlos?

Productos que desaparecen en segundos

El Grinch tiene como principal objetivo robar todos los adornos y regalos de para que la Navidad no se celebre. Ahora, un software informático llamado Bots del Grinch ha llegado al comercio electrónico para cumplir la misma premisa y arrebatarte todos esos productos que tienes en la lista de regalos.

Ya sea un simple juguete de mesa o el robot más amoroso, como la mascota Aibo, estos bots se hacen con todos los productos que estén en oferta en tiendas que venden de forma online. En este sector podemos encontrar a Amazon, la más conocida, Walmart, Best Buy o Toys R Us.

Estos bots del Grinch no tienen enemigo cuando se trata de comprar cualquier producto que esté en oferta. Por muy rápido que puedas poner tus datos como nombre o cuenta bancaria, estos robots automatizados te superarán y se harán con todos los productos que queden en existencia.

La Navidad tiene nuevos villanos, relacionados con la tecnología. Odissey

Los bots usan a la perfección la inteligencia artificial para conseguir todas las existencias de los regalos, aprovechando para hacerse de oro. Puede que ya hayas sufrido en primera persona lo que es comprar artículos de reventa y sepas los altos precios que pueden alcanzar los mismos.

Cada vez son más los afectados por la reventa de productos muy solicitados

Una vez que estas aplicaciones automatizadas consiguen los productos, sus responsables se encargan de revenderlos, también en el comercio electrónico, por un precio que puede duplicar o triplicar al original, como informan desde Engadget. Ese valor tan inflado provoca que los padres renuncien directamente a comprar el regalo o accedan al chantaje lamentable.

El gran problema llega cuando se comprueba que estos bots no actúan solo en Navidad y siguen realizando esas prácticas durante todo el año. Sus huellas han sido ya detectadas en la codiciada compra de entradas para conciertos o en productos muy novedosos, como la consola SNES Classic Edition de Nintendo.

Un ejemplo claro de este fraude lo representa Joseph Smith, que ha explicado su caso al medio Consumer Reports. Smith pretendía hacerse con una SNES Classic Edition, pero le sucedió lo siguiente:

En Walmart, el producto estuvo disponible 40 segundos. Cuando agregué la pre-orden a mi carrito de compra e inicié sesión, el sitio se había caído. Traté de actualizar mi pantalla y el producto ya no estaba, así de rápido fue.

Los bots de inteligencia artificial siguen campando a sus anchas por el comercio electrónico sin límites que realmente los neutralicen. ¿Qué soluciones podrían ser eficaces? ¿Piensan los gobiernos actuar para regular la situación?

Varias medidas que podrían servir como freno

Como bien explica Engadget en el artículo mencionado anteriormente, estos bots logran superar las pocas pruebas de confirmación necesarias para realizar una compra online. Además, estos programas que amenazan con arruinar la Navidad (y su espíritu consumista) cuentan con la ayuda de diferentes herramientas que informan cuando una tienda recibe nuevas unidades.

Empresas como Nike y Adidas han adoptado nuevas medidas para intentar parar las reventas de sus productos. Entre ellas, se encuentra la reserva por Internet y recogida obligatoria en tienda que utiliza Adidas. Por otro lado, Nike emplea la realidad aumentada en sus tiendas para que los clientes puedan hacerse con zapatillas de edición limitada.

Tiendas como Amazon sufren la actividad de estos bots del Grinch. Iberoeconomía

Otra de las partes implicadas en esta trama, las tiendas online, no saben bien cómo parar la actividad de los bots. Por ahora, sus medidas se han basado en limitar el número de unidades que se pueden comprar con una misma dirección de envío, cuenta bancaria o usuario.

La incapacidad de las empresas para acabar con la compra y reventa de los productos puede llevar a la actuación de los gobiernos, que deben trabajar en una regulación que proteja a los compradores. Sin embargo, el senador demócrata Chuck Schumer apunta directamente a los minoristas y les insta a encontrar una forma de bloquear a los bots:

No se puede permitir que los bots del Grinch roben la Navidad, o dólares de las billeteras de los neoyorquinos. La gente de clase media ahorra un poco aquí, un poco allá, trabajando para pagar los mejores regalos de la temporada para sus hijos, pero la tecnología cambiante y sus desafíos están haciendo que sea muy difícil. Es hora de que ayudemos a restaurar un campo de juego parejo bloqueando los bots.

Las declaraciones se dirigen a las tiendas online que, como dijimos antes, no parecen tener la solución. Si el problema continúa sin resolverse, algunos senadores y representantes de Estados Unidos podrían empezar a presionar para que las instituciones actúen.

Mientras que las culpas ruedan entre las diferentes partes, los compradores siguen sufriendo la presencia de los bots del Grinch. ¿Arruinarán la próxima Navidad o habrán desaparecido para entonces?