El cáncer, en el siglo XXI, continúa siendo una de las causas de muerte más destacadas en la sociedad. Pese a los increíbles avances médicos, todavía no se ha conseguido un tratamiento que garantice una curación completa a todas las personas que lo sufren. La complejidad en su detección es, en muchos casos, una de las causas fundamentales para explicar su importancia en la actualidad.

La mayoría de las tipologías de tumores no tendrían especial incidencia en el organismo si se detectasen de forma precoz. Esto, no obstante, no siempre es fácil. La ausencia de síntomas expresos hace muy difícil que se pueda comenzar un tratamiento que dé muy buenos resultados. ¿Imaginas qué efectos podría tener la disposición de un análisis inmediato para saber qué riesgo existe?

Breath Biopsy es un programa experimental con un largo recorrido por delante

Es cierto que algunas pruebas pueden determinar qué exposición podemos tener frente a un tipo concreto de cáncer. De hecho, los reconocimientos rutinarios son una buena forma de combatir un posible desarrollo de tumores. Ahora bien, ¿por qué Breath Biopsy podría revolucionar la industria de la salud? Este artilugio podría ser capaz de detectar varios tipos de cáncer comunes.

Su funcionamiento, no obstante, está supeditado a la realización de una serie de pruebas médicas con el objetivo de determinar qué probabilidad de acierto dispone. Si, finalmente, se estandarizase por ser viable, millones de personas podrán salvar su vida en las próximas generaciones. Por ello, todos los ojos estarán puestos en esta innovación en los próximos meses.

Veamos, por tanto, cómo esta tecnología es capaz de detectar la posibilidad de sufrir un tumor sin que se haya experimentado cualquier síntoma característico. ¿En qué se basa esta innovación y por qué es el aliento el que determina el análisis? Las pruebas determinarán si estamos ante una herramienta vital para muchas personas.

Así podría ser la detección de cáncer en los próximos años

Según se puede leer en el portal Futurism, tan solo bastarían 10 minutos para contar con una muestra suficiente de nuestro aliento. Tras ello, se analizaría nuestra respiración en búsqueda de cualquier posible sustancia que pudiese indicar una anomalía relacionada con nuestro organismo. Al parecer, algunos compuestos orgánicos volátiles podrían revelar información de vital importancia.

El Breath Biopsy es un dispositivo que podría analizar el aliento para descubrir si hay alguna anomalía en el organismo. Tech

Durante los próximos meses, más de 1.500 participantes se ofrecerán para un análisis que podría determinar su viabilidad comercial. La entidad Cancer Research UK, radicada en Reino Unido, se convertirá durante los próximos meses en el principal foco de atención de laboratorios y empresas relacionadas con la prevención de esta enfermedad.

La detección precoz gracias a Breath Biopsy podría salvar a millones de personas

En dicho estudio participarán personas que no padezcan síntoma alguno y otras que han desarrollado un cáncer de esófago, estómago, próstata, riñón, vejiga, hígado o páncreas. De esta forma, se podrá determinar la fiabilidad en el diagnóstico. En primera instancia, se buscará ver si esta innovación consigue detectar cuáles son las personas afectadas y cuáles las que no han desarrollado la enfermedad.

Posteriormente, el estudio se centrará en ver si esta tecnología es capaz de acertar qué tipología de cáncer es el que ha desarrollado cada persona determinada. Si el porcentaje de error fuera muy pequeño, se podría llegar a plantear como una prueba para su detección anticipada. Es necesario recalcar que su detección precoz podría multiplicar las posibilidades de supervivencia de las personas afectadas.

Una prueba sencilla y sin costes excesivos en material de salud

En los últimos años, hemos asistido a una continua reducción de los fondos públicos en materia de salud. La práctica de pruebas determinantes, tales como biopsias o análisis de sangre, se han reducido en una gran cantidad de países. Esta tecnología permitiría la realización de un diagnóstico eficaz en apenas 10 minutos y sin necesidad de consumir recursos públicos.

Breath Biopsy será objeto de estudio para la detección de varios tipos de cáncer durante los próximos meses. Evening Standard

De confirmarse una fiabilidad garantizada, su disposición en los centros de salud podría conseguir una tasa de recuperaciones muy destacada. Su producción podría tener un fuerte tirón comercial debido a su sencilla utilización. La rapidez en la obtención de resultados, sin duda, sería una de sus ventajas competitivas más destacadas. Ahora bien, ¿es una muestra de 1.500 personas suficiente?

Breath Biopsy podría revolucionar el mercado sanitario si consiguiese detectar el cáncer

Estamos ante el momento clave para determinar si estamos ante una solución en la que se pueda confiar. Podría ser, no obstante, que esta prueba pudiese únicamente ser positiva en la determinación de partículas cancerígenas de relieve en el organismo. Aun así, se habría producido un avance desproporcionado en relación con las técnicas disponibles en la actualidad.

De hecho, este paso permitiría la realización de pruebas de forma inmediata para saber en qué punto del cuerpo se encuentra la presencia de una tumoración peligrosa. Habrá que esperar, no obstante, unos meses para conocer por qué estamos ante una de las pruebas que mejor podrían definir la presencia del cáncer en la humanidad en el futuro.