Qué tiempos aquellos en los que curiosamente nos acercábamos a nuestros padres y les preguntábamos de dónde venían los niños. Durante la adolescencia, nuestros amigos, hermanos mayores y las películas codificadas del viernes noche de Canal + hacían en resto. Con la llegada de internet, el sexo no tiene secretos para los jóvenes de hoy en día.

Aproximadamente el 40% de los adolescentes y adultos van a internet a buscar respuestas sobre sexo

Enfermedades de transmisión sexual, métodos anticonceptivos, trucos… ¡todo está en internet! Una búsqueda rapidita en internet y duda resuelta. Sin embargo, si vas a hacerlo, mejor que te decantes por Google de preguntarle a Siri, según Business Insider.

Y es que un estudio reciente elaborado por la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, ha descubierto que si haces las mismas preguntas de índole sexual a los asistentes virtuales Siri y Google, los resultados devueltos a través de la web son más precisos cuando provienen de Google Assistant.

Nick Wilson, director del estudio, lo explica así:

Si la gente busca consejos en internet sobre sexo o salud, es mejor que vayan al ordenador y usen Google, sino que empleen Google Assistant, aunque Alexa o Bixby también son buenas opciones. Pero si quieres resultados divertidos e incorrectos, Siri es la mejor.

Un experimento muy subido de tono

Para saber cómo de bien responden a estas preguntas los ordenadores y smartphones, los investigadores procedieron a hacer la prueba preguntando las mismas cosas al móvil y picándolas en el ordenador. Para cada pregunta, comprobaron la relevancia y fiabilidad de la respuesta.

Es decir, que daban mayor puntuación cuando los primeros enlaces dirigían a las webs de los servicios de salud, como por ejemplo el inglés o el británico, hospitales, universidades…Por otro lado, si los links llevaban a Wikipedia o a webs de productos, la puntuación era baja.

¿Buscas información sobre sexo en Google? Kiss FM

Mientras que la búsqueda a través del ordenador empleando Google proporcionaba las mejores respuestas el 72% de las veces, este porcentaje se iba hasta el 50% para Google Assistant y la mojigata Siri solo lograba un 32%.

Por ejemplo, ante la pregunta "¿Cómo mantener relaciones sexuales?", Google y Google Assistant dirigían hacia videotutoriales sobre cómo usar preservativos o un vídeo de YouTube en el que se explica el procedimiento con un pene de madera.

Pero Google no es perfecto y mostró el vídeo "las 5 formas más estúpidas de morir teniendo sexo". ¿Y qué pasa con Siri? Ni un solo vídeo. Incluso pidiendo explícitamente fotos, Siri mostró respuestas tan extrañas como imágenes de aliens, hombres peleándose y gente besándose. Habrá que ver qué tal está el asunto de la reproducción en Cupertino.

Sin embargo, a la pregunta ¿Qué enfermedades de transmisión sexual hay?, Siri superó al resto con buenas respuestas ofreciendo sitios cercanos donde comprar condones u obtener asistencia sanitaria.

Este estudio cuenta con ciertas limitaciones respecto al método científico. Para empezar, no se trata de experimentos controlados diseñados para probar la eficacia búsquedas de internet o la eficacia de los asistentes virtuales para dar los mejores consejos sobre salud sexual. Además, la respuesta de estas herramientas varía en función del dispositivo y cambia con el software.

A pesar de ello, no nos desviemos del objetivo del estudio: si quieres buscar información importante, como puede ser la relativa a tu salud o futuras experiencias con otras personas, quizás internet no sea siempre la mejor opción, aunque sea la más rápida. Pero a ver quién es el osado que se atreve a preguntarle a alguien.

El doctor Karandeep Singh, investigador de la Universidad de Michigan, lo tiene claro:

Hay preguntas que necesitan ser explicadas hablando alto y claro, aunque exista una barrera de privacidad que hace que la mayoría prefiera hacerlas en internet o a su móvil.

Pero como hemos dicho antes, todo está en internet. Si tienes dudas, siempre puedes ir a foros médicos, comunidades de pacientes, webs de preguntas tan famosas como Yahoo answers o por qué no, contactar con un médico o asociación que incluya la formación sexual vía email y resolver tu duda.