Abróchate el cinturón. Abre bien los ojos. Estás a punto de entrar en el mundo de la fotografía instantánea. Y no, no hablo de fotomatones de medio pelo. En este artículo vas a descubrir las mejores cámaras fotográficas instantáneas. Así que vete guardando unos cuantos euros. En un rato vas a querer fotografiar e imprimir a diestro y siniestro.

Hoy verás lo mejor de la fotografía instantánea a día de hoy

Es verdad que el terreno de la fotografía, en la actualidad, está lleno de competidores. Si bien es verdad que cada uno tiene su público objetivo, las cámaras réflex y los teléfonos móviles llevan ligera ventaja al resto de productos. Sin embargo, ¿por qué no llevar contigo una cámara que te permita tener un recuerdo físico al instante?

Existe una amplia gama de artículos, en concreto cámaras, relacionados con el mundo instantáneo que tan buenos recuerdos nos trae a los más antiguos del lugar. Las míticas Polaroid reviven de la mano de innovadores diseños. Aquí os traigo una selección personal de mis cámaras instantáneas favoritas.

Kodak Printomatic

La marca norteamericana siempre se ha caracterizado por ser uno de los referentes en el mundo de la fotografía. Ya desde sus inicios, allá por el año 1888, la empresa creada por George Eastman destacó por su capacidad de innovación. Atrás quedaban las primitivas placas de cristal que se utilizaban para obtener imágenes estáticas.

Esta es la Kodak Printomatic. Kodak
Kodak ha sido uno de los referentes en la industria fotográfica desde 1888

George fue el inventor del rollo de papel fotográfico que catapultó a su compañía a lo más alto. Ahora, en el año 2017, Kodak apuesta por la fotografía inmediata con su nueva Printomatic. Dentro de su curioso y colorido cuerpo encontramos un sensor de 10 MP, con flash incorporado y opción de utilizar una tarjeta Micro SD.

Las impresión de fotografías, tanto en el modo a color como en blanco y negro, no necesita de tinta alguna gracias al papel fotográfico de tecnología ZINK con un tamaño de 2×3 pulgadas. A finales de este mes, a un precio de 69,99 dólares, al cambio cerca de 60 euros, saldrá a la venta en Estados Unidos y Amazon.

Instax mini 90 NEO CLASSIC

Fujifilm, otra de esas empresas importantes en el mundo de la fotografía, presenta una variación más clásica de sus simpáticas Instax. A diferencia de la mayoría de cámaras instantáneas, que utilizan pilas para funcionar, ésta incorpora una batería de litio.

Con su cuerpo retro estamos ante un dispositivo muy especial debido a sus características técnicas. Cuenta con seis modos de disparo, entre los que tenemos un modo Macro, autodisparador, flash automático y un panel LCD para poder ver la batería y fotografías restantes. Solamente 149 euros te separan de una de las cámaras más originales que hayas visto.

Jugar con la doble y larga exposición requiere paciencia y dedicación

Dos modos prevalecen por encima del resto. Por un lado tenemos la posibilidad de realizar largas exposiciones, de hasta 10 segundos, obteniendo luces increíbles y objetos en movimiento como el agua o las nubes adoptando formas de ensueño. Además, también es posible realizar dobles exposiciones, es decir, sobreponer un fotografía encima de otra, como si de un Photoshop de mercadillo se tratase.

Polaroid OneStep 2

Sí, estamos hablando de uno de los nombres genéricos por excelencia. Al hablar de fotografía instantánea, enseguida nos viene a la mente la marca Polaroid. Es en la actualidad cuando la empresa ha decidido darle un lavado de cara a su antigua OneStep (el modelo anterior data de 1977).

El nuevo modelo, que saldrá a la venta en octubre de este año a un precio de 119,99 euros, es una réplica bastante fiel al original. Disponible actualmente en dos colores, blanco y grafito, no cabe duda de que los recuerdos de aquellos que casi peinamos canas serán un gran método de persuasión. ¿Quieres conocer más detalles?

La idea básica, según la propia web de Polaroid, es mantener la estética de la marca añadiendo características de nuestra era digital. Se incluye una batería que puede llegar a durar hasta 60 días y un temporizador como grandes novedades. Además, es compatible con el papel i-Type y 600 de la propia empresa que garantiza calidad y duración.

Grandes cacharros con grandes posibilidades

Está claro que la fotografía, en la actualidad, ha virado hacia un mundo digital de contenido en la nube que poco tiene que ver con aquellas cámaras que se disparaban en las ferias de los pueblos al acertar en el disparador con la carabina.

Sin embargo, el mundo de aquello considerado retro y vintage siempre vuelve y suele ponerse de moda rápidamente. Hoy en día, no es difícil ver las cámaras de las que os he hablado anteriormente entre los turistas que abarrotan las ciudades de medio mundo.

¿Te gusta este tipo de cámaras? ¿Tienes alguna por casa? ¿Conociste los antiguos modelos?