Bose, la compañía estadounidense especializada en sonido, anunció en diciembre que ya tenía preparadas las gafas que iban a revolucionar el mercado. No iba muy desencaminada, ya que se trataba de un producto que incorporaba auriculares y asistente virtual. ¿Cómo unas gafas de sol podían contar con esos elementos?

La idea de Bose era difícil de comprender, aunque la presentación de Frames respondió todas las cuestiones que habían surgido. Los amantes de la tecnología a los que les guste la innovación están de enhorabuena, porque las gafas con auriculares integrados de Bose ya son una realidad y están a la venta por 199,95 dólares (unos 177 euros).

Unas gafas de sol claves para la RA de audio

El detalle más especial de las Frames de Bose está en sus auriculares, que no van introducidos en el oído como suele ser habitual. En este caso, los auriculares se encuentran integrados en las patillas de las gafas y envían el audio directamente al oído sin que el resto de personas pueda escucharlo.

Gracias al micrófono y al asistente virtual incorporados, el usuario puede ordenar la reproducción de canciones, rechazar alguna llamada o consultar el tiempo que va a hacer hoy en la ciudad. Las Frames de Bose suponen un paso importante hacia la realidad aumentada de sonido, un mundo que muy pocas compañías han explorado hasta el momento.

Utilizando el sistema de GPS del smartphone conectado, el asistente de Frames puede conocer la posición del usuario y aportarle información relacionada con los elementos que le rodean. La batería no es un problema para disfrutar de esta función, ya que dispone de una autonomía de 12 horas, que se reducen a 3 horas y media si se escucha música.

Como decíamos, las gafas de sol con auriculares integrados de Bose están ya disponibles en su página web por 199,95 dólares (176 euros al cambio). Por el momento tiene una calificación media de 4,6, por lo que parece que no ha tenido mal recibimiento por parte del público.