Las carteras eran cosa del siglo pasado. Esta afirmación sería ideal si las compañías privadas y las organizaciones públicas tuviesen en cuenta el ritmo tecnológico. En la actualidad tenemos la posibilidad de llevar nuestras tarjetas de crédito en el teléfono móvil. Sin embargo, eso no es todo. También podemos llevar en nuestro pedacito de tecnología portátil las entradas de una obra de teatro, los billetes de tren o de avión, las tarjetas de fidelización de distintas cadenas de distribución, además de algunos carnets de instalaciones públicas de ciudades que están dando el paso en la dirección correcta. En esta ocasión, parece que llevar el carnet de conducir en nuestro teléfono móvil ya es cosa del presente.

La DGT llega al siglo XXI

De momento, para que luego no te enfades con nosotros, no deberías echar las campanas al vuelo. El ingreso a esta aplicación, así como los detalles relativos al carnet digital no son una noticia aún demasiado buena. En primer lugar, eso sí, deberás descargar la aplicación miDGT en tu dispositivo móvil, ya sea iOS o Android. Aquí empieza la parte complicada. Para poder acceder a tu perfil digital en tráfico, necesitarás acceder mediante el sistema Cl@ve, tecnología que aquí, en el País Vasco, no utilizamos habitualmente.

Así luciría tu carnet en la aplicación. App Store
La digitalización de lo concerniente a nuestros vehículos es una realidad

Una vez hayas conseguido identificarte, podrás comenzar a disfrutar de las ventajas que la Dirección General de Tráfico ha incluído en la versión digital de su oficina móvil. Podrás tener acceso a una versión digital de tu carnet de conducir, aunque, de momento, éste no sustituye al carnet físico, que resulta imprescindible ante el requerimiento de las fuerzas de seguridad. También podrás consultar cuántos puntos tienes disponibles, el número de vehículos a tu nombre, la información de los mismos, así como los permisos de circulación y conducción que tengas disponibles. Por si esto fuese poco, también podrás comprobar la autenticidad de los documentos remitidos por la DGT. En un futuro, también se incluirán opciones como el pago de multas o trámites varios con la propia administración.