La construcción, en los últimos años, se ha centrado particularmente en la mejor gestión de materiales que contribuyan a la gestión energética. La inclusión de este tipo de soluciones, en el medio plazo, puede generar un importante ahorro al consumidor, por lo que las obras nuevas cuentan con una mejor conducción del calor y del frío, dependiendo de la época estival.

De igual manera, cada vez son más las compañías que se preocupan por la instalación y producción de placas solares, una tendencia que va en aumento conforme se incrementa el precio de la factura de la luz. La derogación del conocido como impuesto al sol en España traerá consigo una mayor incentivación para instalar este tipo de opciones.

Una plataforma se ha convertido en el elemento esencial de esta tecnología

No obstante, ¿son las actuales placas solares plenamente eficientes? Lo cierto es que no. El grado de inclinación respecto a los rayos del sol es uno de los elementos determinantes para cuantificar la eficiencia. De hecho, salvo en casos en los que un sistema hidráulico se encarga de orientar cada placa, lo cierto es que no siempre recogen el máximo de energía posible.

La inclusión de sistemas mecánicos automáticos continúa siendo muy caro, por lo que amortizar las inversiones extra puede llegar a ser muy costoso. Como solución a esto, la casa rEvolve nos plantea una alternativa un tanto curiosa; la inclusión de una plataforma rotatoria en su lugar. ¿Cómo funciona la casa que fue concebida para comportarse como un girasol?

Desde hace un tiempo, esta innovación ha sido estudiada por ingenieros, llegando a pronosticar que se mejora la eficiencia hasta en un tercio en cuanto a energía solar obtenida. ¿Qué implicaciones podría tener ello en el futuro de la construcción? ¿Serán las zonas residenciales en los próximos años las áreas donde se produzca la estandarización de estas medidas?

Así es la casa rEvolve, la edificación que quería ser un girasol

Esta tecnología fue desarrollada e implementada por un equipo de investigadores de la Universidad de Santa Clara, en Estados Unidos. Según se puede leer en el portal Microsiervos, el coste de la instalación fue de 80.000 euros, pero la verdad es que solo una pequeña parte del precio estuvo relacionada con la plataforma.

De dicha cantidad, 20.000 euros fueron invertidos, en su totalidad, en la creación de una plataforma giratoria sobre un eje central para aprovechar al máximo la incidencia de la luz solar. Teniendo en cuenta que la eficiencia es de más de un 30% superior a la de una instalación tradicional de paneles fotovoltaicos, la inversión se puede rentabilizar en el largo plazo.

El usuario podría llegar a suministrar energía eléctrica a la red

Ahora bien, ¿y si se produce una generación eléctrica superior a la que requiere la edificación? En este sentido, habría que plantearse 2 alternativas; el desarrollo de la movilidad sostenible y la aportación a la red eléctrica del excedente. En relación a este principal factor, la disposición de un coche eléctrico supone un mayor suministro eléctrico, lo cual quedaría cubierto.

En el segundo caso, incluir en la red regular energética este tipo de electricidad permitiría un mayor incentivo al uso de energías renovables, algo fundamental para lograr la completa independencia de los recursos fósiles. Ahora bien, ¿cómo funciona esta solución? ¿Podría llegar a ser objeto de instalación es las nuevas edificaciones?

Una innovación que todavía requerirá de mayores estudios

La eficiencia energética no debe ser la única variable que debe analizarse a la hora de realizar una obra unifamiliar. Por este motivo, todo parece indicar que todavía no ha llegado el momento de incluir esta tecnología en el corto plazo. Ahora bien, ¿qué nos induce a pensar este sistema? Sin lugar a dudas, nos invita a pronosticar que las energías renovables cuentan con un socio fundamental.

La casa rEvolve se ha convertido en un atracción por aprovechar la mayor eficiencia en la obtención de luz solar. Desenchufados

Sí, así es, las baterías son las que permiten almacenar la energía obtenida gracias a estos mecanismos. ¿De qué serviría obtener solamente energía solar si al llegar la noche no se pudiese encender una bombilla? El mejor ejemplo de cómo el sector energético está virando hacia esta dirección lo podemos ver en las baterías de almacenamiento que Tesla y otros fabricantes están comercializando.

El autoconsumo será una modalidad que crecerá en el número de usuarios

En este caso, esta casa giratoria cuenta con un sistema que permite dejar en reposo unas baterías de 83 AH, las cuales son suficientes para garantizar el abastecimiento de energía durante unos días. En un futuro, el autoconsumo solo tendrá sentido si este tipo de soluciones se estandariza con un objetivo; dar la oportunidad a estos sistemas para multiplicarse en la economía.

El funcionamiento de la plataforma rotatoria requiere la sustitución de una serie de componentes que podría hacer más difícil la viabilidad. Ello unido al coste de sustitución, hace pensar que solamente se pueda diseñar un sistema que afectase, exclusivamente, al techo de la vivienda.