En la mayor parte de ocasiones, al registrarnos en una aplicación o página web, la empresa que hay detrás te pide que aceptes las condiciones de su política de privacidad. Esto es así, principalmente, para poder justificar que ha recopilado tus datos. Una vez conseguidos, podría utilizarlos para sacar partido monetario de los mismos. Tú, en cambio, no recibirás nada a cambio.

Teniendo en cuenta que el big data es una de las industrias con mayor recorrido en la actualidad, este tipo de acciones puede generar mucho dinero a nivel colectivo. Puede que tus datos apenas tengan un valor económico, pero todos ellos amontonados, pueden servir como fines estadísticos de gran relevancia o como herramientas comerciales.

Ceder datos sobre nosotros puede ser una oportunidad para ganar dinero

¿Tiene el usuario derecho a recibir una compensación? El mejor ejemplo de este tipo de políticas abusivas nos lo mostró Facebook en el polémico caso de Cambridge Analytica. La red social cedió sus datos lucrándose y sin el consentimiento de las personas implicadas. Este tipo de usos ha podido ser factible, pero nuevas soluciones están queriendo poner coto a ello.

Mydatamood es una plataforma que está especialmente entregada a los derechos de los consumidores de páginas web, redes sociales y demás espacios en los que hay que introducir información sobre nosotros. ¿Por qué no aprovechar la importancia de nuestros datos para generar incentivos? Parece que una nueva realidad llegará de forma escalonada en el medio online a lo largo de los próximos años.

¿Estás cansado/a de que compañías como Facebook o Google sepan dónde has cenado, con quién o cuál fue la última película que viste en el cine? Segmentar qué es aquello que quieres que sepan de ti puede ser una nueva forma obtener una recompensa en forma de dinero o mediante la entrega de premios de descuento. Veamos, por tanto, cómo es posible acceder a esta nueva cesión de datos.

Cómo funciona Mydatamood para no ceder datos gratuitamente

Lo primero que debemos saber sobre este tipo de herramientas es que estas soluciones dividen su negocio en ambos espacios; Coopers (empresas que contratan servicios) y Mooders (usuarios particulares). En relación con el primer apartado, las compañías podrán adquirir bases de datos completamente reales con aquella información que los usuarios hayan querido ceder a terceros.

Cada día cedemos datos a una serie de compañías tras haber aceptado su política de privacidad. Ticbeat

Los segundos son consumidores convencionales que lo que buscan es, principalmente, aprovechar la oportunidad para obtener un beneficio debido a la cesión de su información privada. Es necesario tener en cuenta que cada usuario puede ceder de forma manual todo aquello que quiera. De esta forma, el poder de control sobre sus datos está siempre bajo la guarda de su poseedor.

El uso de datos por las empresas puede tener fines estadísticos y comerciales

Este proyecto nació tras la comprobación de que una buena parte de los usuarios contrastados decían estar preocupados por el uso de sus datos por parte de las empresas que han recopilado su información. Lo que llamó la atención de esta compañía, principalmente, fue que la mitad de los consumidores que mostraban una desconfianza lo permitirían si se les retribuyese por ello.

La generación de valor por parte de las empresas les permite orientar mejor sus campañas de promoción y la realización de estudios estadísticos. Por ello, se precisa la obtención de datos más realistas que sean de agrado de compañías y los propios usuarios implicados.

El problema de quedarse fuera de los espacios por la privacidad

El usuario, al acceder a una plataforma, debe aceptar la política de privacidad. Esta, en muchas ocasiones, contiene una larga lista de párrafos en letra pequeña que se antoja difícil de leer para la mayoría de los mortales. He aquí donde reside el truco para conseguir todo aquello que les interesa sobre nosotros. ¿La solución? Las plataformas protagonistas de este artículo.

El control de la ubicación a través de los mapas interactivos es una herramienta utilizada por empresas. Business Insider

La generación de incentivos será una de las herramientas clave para mantener el ritmo de actividad de datos en la red. Es ahora cuando los usuarios estamos dándonos cuenta de la cantidad de beneficios que obtienen las empresas con nuestra información, por lo que cada vez son más las personas que creen que merecen tener una retribución por dicha información.

El tráfico de datos digitales genera cada año miles de millones de euros

Este tipo de herramientas todavía está en fase de desarrollo. El principal obstáculo que se presenta es que su negocio está especialmente contrariado con empresas del calibre de Google o Facebook, entre otras. Por ello, todo parece indicar que las Administraciones Públicas deberán ser las que permitan ser competencia directa de este tipo de plataformas.

Así pues, habrá que esperar un tiempo para conocer qué probabilidades de éxito tienen Mydatamood y otras soluciones para situarse como una seria alternativa a los principales recolectores de datos en el mundo digital.