Se hicieron millonarios uniendo al mundo gracias a la globalización tecnológica que crearon hace más de una década, cuando nadie sabía que era posible pasar el día hablando con personas de todas partes del planeta sin conocerse. Cuando tienen el mundo a sus pies, los creadores Facebook, Google y otros gigantes tecnológicos reniegan de ello asegurando que sus productos nos están alejando los unos de los otros.

Así que las mentes más brillantes de Silicon Valley se han unido en un nuevo proyecto denominado Centro para Humanizar la Tecnología. Y es que puede que ahora Facebook busque hacer de su plataforma algo más familiar, que aporte valor a la sociedad y que luche contra la viralidad, pero no siempre ha sido así.

De hecho y como detalla Roger McNamee, uno de los asesores de Mark Zuckerberg en los inicios de Facebook, en una conferencia titulada "El lado oscuro de la tecnología: una conversación sobre la adicción a la tecnología" que tuvo lugar el pasado lunes y de la que se hacen eco en Mashable:

Facebook creó un modelo de negocio que esencialmente da voz a gente que cree en teorías de la conspiración. Era el interés de Facebook de apelar al miedo y la ira.

McNamee es uno de los creadores del Centro para Humanizar la Tecnología, una asociación centrada en estudiar los efectos de la tecnología precisamente fundada por las personas que más saben de ella, como el propio McNamee y otros antiguos miembros de gigantes tecnológicos como Tristan Harris, de Google.

Web del Center for Humane tech. Humanetech

Y es que en el Valle del Silicio parecen haberse dado cuenta de que han creado un monstruo del que se ha perdido el control. Aunque Tim Cook, CEO de Apple, no pertenece a esta organización, recientemente declaró que le gustaba que su sobrino estuviera lejos de redes sociales, como explica El País.

Esta misma semana se han unido con el grupo Common Sense Media para lanzar su primera campaña publicitaria sobre los excesos tecnológicos en los que nos hayamos sumergidos, alertando especialmente a padres, educadores y estudiantes, pero esto es solo el principio. Y es que mañana miércoles tienen un evento en Washington D.C. titulado "La verdad sobre la tecnología: Cómo consigue tener a los niños enganchados".

Los principios del Centro para Humanizar la Tecnología

El Centro para Humanizar la Tecnología ha nacido con una misión casi imposible: alertarnos como sociedad de la amenaza tecnológica. Y es que es una realidad: pasamos varias semanas al año mirando el móvil. En su web explican detalladamente la causa de su constitución mientras nos llaman la atención sobre nuestras apps favoritas.

Facebook, Twitter, Instagram y Google han creado productos maravillosos que han beneficiado al mundo. Pero estas compañías buscan nuestra atención todo el tiempo y necesitan hacer dinero. Además, compiten entre ellas, por lo que usan técnicas de persuasión para mantenernos pegados, como pueden ser los feeds que emplean inteligencia artificial, notificaciones, contenido… saben cómo nos comportamos, nos conocen.

Como consecuencia, la web explica en qué se ha convertido nuestra sociedad y las conversaciones cotidianas:

  • Snapchat convierte nuestras charlas en rayitas, redefiniendo la amistad para los más jóvenes.
  • Instagram glorifica la vida perfecta, minando nuestra autoestima.
  • Facebook nos segrega, fragmentando comunidades.
  • YouTube reproduce automáticamente un vídeo tras otro, da igual si estás comiendo o durmiendo.

Es decir, que no son meros productos neutrales para mantenernos unidos y entretenernos, sino que crean adicción.

¿Cuánto tiempo pasas en las redes sociales? Pexels

¿Cómo reaccionarán los gigantes tecnológicos a este "ataque"?

Obviamente, los gigantes tecnológicos son conscientes de lo que está empezando a germinar y saben que es mejor prevenir que curar. Mark Zuckerberg anunció recientemente que su nuevo algoritmo busca "conexiones significativas" y Susan Wojcicki, CEO de YouTube, expresó recientemente que su firma tiene una seria responsabilidad social en asuntos como discursos que generan odio y violencia, así como en las tendencias autolesivas.

Cualquier medida será inútil si no pones de tu parte

No, nadie cree que YouTube, Google o Facebook vayan a cerrar sus respectivos negocios porque son terriblemente lucrativos. La solución pasa por crear otro modelo de negocio. Para eso no basta con que el Centro para Humanizar la Tecnología haya levantado la voz para exponer un problema evidente, sino que será necesario la participación de todos los agentes involucrados: empezando por las propias compañías, pasando por la sociedad pero sobretodo con la guía de las administraciones mediante la elaboración de legislación específica.

Sin ir mas lejos, algunos senadores estadounidenses ya piden una evaluación del impacto del contenido en el desarrollo de los niños o un identificador de cuentas automáticas en redes sociales como Instagram o Twitter.

Pero independientemente de nuevas leyes o de modificaciones en algoritmos, no servirá de nada si tú vas a los ajustes de una app y la configuras para seguir recibiendo toda esa información sesgada y adictiva.