Vivimos en una época donde la máxima consiste en fabricar objetos cuanto más pequeños mejor. Bueno, quizás los teléfonos móviles y las tabletas no siguen este patrón, pero el resto de tecnología sí que tiende a esta máxima. Sin embargo, nos hemos topado con una noticia que hará que reflexiones acerca de los tamaños y la utilidad de los objetos realmente gigantes, en comparación con sus versiones estándar.

Cuando una mano no basta para sujetar un chip

Recientemente, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación norteamericano Wired, hemos conocido que una empresa del país del norte de América ha fabricado un chip de dimensiones colosales. Cerebras, la compañía en cuestión, ha apostado por el tamaño, además de otras características, para fabricar Wafer Scale Engine, el chip en cuestión. Sus números son bastante impresionantes. Por una parte, Cerebras ha incluido dentro del chip 1,2 billones de transistores, algo nunca visto, y 400.000 núcleos optimizados para rendir en operaciones relacionadas con la inteligencia artificial. Su superficie consta de 46.225 milímetros cuadrados, donde se pueden almacenar 18 gigabytes en su memoria interna.

Así luce el enorme chip. New York Times
Un chip de este tamaño tiene tantas posibilidades como futuros problemas

Si eres una persona, como es mi caso, poco entendida en este tipo de información, más propia de estudiosos y expertos del mundo informático, te revelaré las posibilidades de un chip de estas características. Lo primero que hay que decir es que, a pesar de que el tamaño mejora el rendimiento del chip, su fabricación es más costosa y necesita de mayores cuidados, ya que existen mayores posibilidades de fractura. Con el chip operativo, la utilidad en sistemas que utilicen inteligencia artificial, el conocido como deep learning, puede ser mucho más eficaz, rápida y con un consumo menor. Aunque ya se está enviando unidades a distintas empresas, aún es pronto para saber cómo funcionará Wafer Scale Engine en un entorno profesional. De momento, la noticia ha impactado a expertos del mundo tecnológico.