Facebook, esa red social que ha servido para conectar con gente de todo el mundo, empieza a resultar un comodín perfecto cada semana, por la cantidad de noticias de las que estamos haciéndonos eco continuamente. Si primero fue Mark Zuckerberg quien tuvo el protagonismo por sus declaraciones en el Senado de Estados Unidos, recientemente conocimos la historia de Sarah Katz, moderadora de contenido de la red social y que abogaba por mejorar la protección del usuario frente a imágenes y vídeos censurables.

Se han conseguido grabar imágenes de abusos infantiles en la moderación de Facebook

En esta ocasión, una cadena de televisión británica ha conseguido acceder a las entrañas de la compañía en Dublín, para seguir echando leña a un fuego cada vez más vivo. Facebook se encuentra con millones de usuarios que, en un pequeño porcentaje eso sí, son potenciales riesgos a la hora de subir cierto tipo de contenido, que la red social no puede frenar a tiempo.

La formación de los valientes

Como ya os hemos comentado en alguna ocasión, no es Facebook realmente quien realiza la formación y el posterior seguimiento de los moderadores, sino que son compañías externas las que se encargan de llevar a cabo estas actividades. En esta ocasión, tal y como apuntan los compañeros del medio de comunicación digital Business Insider, la compañía a la que se ha conseguido acceder para obtener las imágenes en cuestión se llama CPL Resources.

Un programa de Channel 4 ha levantado la alfombra de la moderación

Encima de esta líneas podrás ver el vídeo que han subido a Twitter los responsables de comunicación de Channel 4. Uno de sus programas, llamado Dispatches y del que puedes informarte en este enlace, ofrece reportajes de investigación, como el que está siendo emitido en la actualidad acerca de Facebook, denominado Dentro de Facebook: secretos de una red social. La sorpresa, por no utilizar un lenguaje más vulgar, viene cuando se muestra qué tipo de material es retirado de la red social y qué imágenes y vídeos son simplemente marcados como perturbadores.

De pezones a abusos

En un intento de evitar emitir una opinión personal, dejaré en tus manos si las decisiones tomadas respecto a los siguientes ejemplos de material delicado son las correctas, adecuadas o más éticas posibles. Por ejemplo, Facebook insiste en borrar sistemáticamente las imágenes que muestren torsos femeninos desnudos, donde los pezones no estén tapados. Ya está. No existe más contenido, al menos que la gente del programa haya podido comprobar, que sea eliminado inmediantamente de la plataforma. Sin embargo, en los siguientes párrafos vas a alucinar con el tipo de imágenes sobre las cuales los moderadores tienen órdenes de no hacer prácticamente nada.

La violencia y los abusos son contenidos que no invitan a su eliminación

Si tomamos el caso de la violencia, y más concretamente las muertes violentas, Facebook no exige la eliminación de las imágenes y vídeos, debido a que éstas no incumplen los términos de la compañía y, además, ya que muchas de ellas generan conciencia en la población. Si el moderador observa un vídeo de un padre abusando de su hijo, menor de edad, éste no debe hacer absolutamente nada, salvo que el contenido se esté emitiendo en directo, en cuyo caso sí tienen permiso para alertar a las autoridades pertinentes.

El odio y los menores son dejados de lado a la hora de moderar, salvo claras excepciones

Los discursos de odio, frente a inmigrantes o personas de razas marginadas, no son un motivo de actuación, con lo que los empleados no harán nada en este caso. Lo mismo sucede si en una cuenta, que parece ser propiedad de un menor de edad, se muestran indicios de que el adolescente tiene problemas de salud. Si no existe manera de probar que la persona de las imágenes es menor de edad, el personal debe dejarlo pasar y seguir con su labor como si nunca hubiesen visto las imágenes. Así podría continuar con muchos más ejemplos, pero imagino que a estas alturas ya te haces una idea de cómo es la vara de medir de la compañía.

Respuesta inmediata de Facebook

Como no podía ser de otra manera, este documental ha desatado la polémica y ha encendido todas las alarmas en el mundo interno de Facebook. De hecho, en el vídeo que puedes ver bajo estas líneas, el Vicepresidente de la división de Políticas Globales de Facebook, Richard Allan, se disculpa ante el reportero que le entrevista por la falta de rigor en las políticas de moderación mostradas en el transcurso de la investigación periodística.

La propia empresa, CPL Resources, también ha realizado declaraciones al respecto a la cadena de televisión británica, en las que asegura que:

Asegurarnos que nuestros aprendices y empleados están siempre entrenados y al día con los cambios en políticas de Facebook es importante para nosotros, con lo que estamos investigando este asunto como una prioridad, y tomando medidas inmediatas con Facebook.