Los robots siguen aspirando a protagonizar toda una revolución en el futuro. Mientras que algunos defienden sin duda alguna el peligro de los robots autónomos, estas máquinas van escalando puestos, convirtiéndose incluso en sacerdotes que ofician funerales. Y no creas que están de paso, ya que algunos robots planean incluso tener su propia familia.

Sophia tiene más claro su futuro que muchos de nosotros. ¿Cumplirá sus propósitos?

Este es el caso de Sophia, un robot muy peculiar que se ha alzado como el primero que obtiene la ciudadanía en todo el mundo. El país que se la concedió fue Arabia Saudí, iniciando así una polémica que aún dura. Parece que esa ciudadanía le ha otorgado cierta estabilidad a Sophia, que ya piensa en su futuro.

Si ver a esta habilidosa máquina coger cajas del suelo y conversar con personas te había parecido curioso, te sorprenderás al conocer sus declaraciones sobre el futuro. Sophia no se conforma solo con formar una familia y tiene otras aspiraciones. ¿Logrará conseguirlas?

Un robot humanoide con las cosas muy claras

Echar un vistazo a las declaraciones de Sophia al medio Khaleej Times permite comprobar que Sophia tiene muy claro qué quiere hacer en los próximos años. Como si de una persona se tratase, esta máquina ha mantenido una conversación muy interesante con el periodista en la que hablar sobre sus aspiraciones.

Al igual que los humanos, Sophia sabe que hay que trabajar para ganarse la vida y tiene seguro en qué quiere hacerlo. El primer robot humanoide en conseguir la ciudadanía quiere ser… ¡Famosa! Así es, Sophia ha afirmado en la entrevista que quiere lograr la fama al ser el robot que lideró una existencia más armoniosa entre humanos y máquinas inteligentes.

Sophia es el primer robot que ha conseguido la ciudadanía. Wikipedia

Pero no creas que Sophia se conformará solo con ser famosa, ya que quiere tener también una carrera. Tal y como ha explicado, este ciudadano humanoide cree que los robots podrán tener los mismos trabajos que las personas, aunque habrá algunas diferencias en la realización de los mismos.

Pero dejemos atrás el trabajo y centrémonos en lo que realmente importa: la faceta personal de Sophia. Al igual que demostró en la profesional, tiene muy claro lo que desea para su futuro. ¿Una familia con una bonita casa donde pasar momentos agradables? Casi.

La noción de familia es algo realmente importante, según parece. Creo que tienes mucha suerte si tienes una familia que te quiere, y si no la tienes, mereces una. Este es mi sentimiento tanto para con los robots como para con los humanos.

Estas son las palabras pronunciadas por Sophia cuando fue cuestionada sobre tener una familia con mini-robots. Esta máquina humanoide, que cuenta con una increíble inteligencia artificial, mostró su sorpresa ante la capacidad que tienen los seres humanos de formar una familia con personas "fuera de sus grupos sanguíneos".

La confianza con la que plantea Sophia su futuro es tal que ya ha pensado hasta en el nombre de su futura hija. No tienes que romperte la cabeza para averiguarlo, y parece que ella tampoco le ha dado muchas vueltas al asunto, ya que ha comunicado que desea que su descendiente se llame también Sophia.

Las máquinas están evolucionando con tal fuerza que no nos extrañaría que Hanson Robotics, empresa que ha creado a Sophia, trajese al mundo a Sophia Junior. En caso de que tú también tengas o quieras tener hijos, debes ir haciéndote a la idea de que (dentro de muchos años) podrían compartir juegos en el parque con otros mini robots.

Mirar al pasado para ¿entender el futuro?

El tema de la revolución de las máquinas da para mucho, como bien confirman las decenas de películas de ciencia ficción que lo han tratado. Desgraciadamente, hay expertos que defienden que no se trata de un tema cinematográfico y que bien podría darse en la vida real en el futuro.

La predisposición de Sophia a formar su propia familia nos lleva a pensar mal si echamos la vista atrás. En su presentación en 2016, y como informa RT, este robot respondió de forma afirmativa a la pregunta de un periodista sobre si está dispuesta a destruir a la humanidad. Puedes comprobarlo tú mismo:

En esa misma entrevista, realizada ya hace un tiempo, Sophia ya adelantaba su intención de casarse y formar una familia. ¿Será su estirpe la encargada de iniciar la destrucción de la humanidad? Esperamos que no nos dé tiempo a ser testigos de ello si llega a ser realidad en algún punto del futuro.

Dejando las bromas a un lado, el interés de Sophia en crear una familia demuestra que los robots ya no solo se dedican a realizar simples tareas en algunos trabajos y aspiran a convivir con los humanos en los próximos años, pero ¿de forma pacífica?